Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela acepta la cesión de los antiguos juzgados tras llegar el oficio en castellano

El Ayuntamiento había rechazado la mutación demanial del edificio, aprobada por la Conselleria de Hacienda, al estar escrita solo en valenciano

Antiguos juzgados de Orihuela, en la calle Santa Justa.  | TONY SEVILLA

Antiguos juzgados de Orihuela, en la calle Santa Justa. | TONY SEVILLA

El gobierno local de Orihuela, de PP y Cs, acepta por fin la cesión del edificio de los antiguos juzgados tras enviar la Conselleria de Hacienda el oficio tanto en castellano como en valenciano. El Ayuntamiento había rechazado la mutación demanial del inmueble a favor del Consistorio porque la mutación demanial la había enviado el Consell solo en valenciano. El gobierno local mantenía que no la comunicación no se adecuaba al decreto del Consell que regula los usos institucionales y administrativos de las lenguas oficiales en la Administración de la Generalitat que, tal como cita el Consistorio en el escrito que envió a la Conselleria de Hacienda para que volviera a remitir la resolución, pero en castellano, «las comunicaciones de la Administración de la Generalitat con las entidades que integran la Administración Local u organismos dependientes de los territorios de predominio lingüístico castellano, se redactarán en valenciano y en castellano».

De esta manera, el PP llevará a la Junta de Gobierno la aceptación de la cesión del inmueble, que se destinará, tras su rehabilitación, a albergar distintas dependencias municipales y los despachos de los grupos de la oposición. La cesión por parte del Consell de los antiguos juzgados al Ayuntamiento de Orihuela forma parte del acuerdo suscrito entre ambas partes mediante el cual la Generalitat ejercitó el pasado año la opción de compra del actual palacio de justicia (cuya construcción asumió en 2005 el consistorio oriolano) prevista en el convenio que se firmó en 2017, por 4,6 millones de euros (que pagará en cuatro anualidades hasta 2023), y donde se incluía la mutación demanial a favor del consistorio oriolano del edificio que albergó en su día los tribunales.

El Ayuntamiento tiene previsto trasladar a los antiguos juzgados, situados en la calle Santa Justa y a escasos metros del Ayuntamiento, distintas concejalías y dejar en el Palacio del Marqués de Arneva la Alcaldía y algunos órganos municipales. En octubre de 2019 se adjudicó la redacción del proyecto y la dirección de obra a una mercantil por 76.060 euros, pero no ha comenzado su rehabilitación. El objetivo es contar con más dependencias municipales, necesarias, para evitar el actual pago de alquileres de locales para distintas áreas del Consistorio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats