Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad licita de urgencia los servicios para gestionar el Hospital de Torrevieja

La Generalitat inicia la adjudicación de la seguridad privada y el control de alarmas por 865.000 anuales desde el 15 de octubre

Imagen de un pasillo de consultas en un centro de salud de Torrevieja. | D. PAMIES

Imagen de un pasillo de consultas en un centro de salud de Torrevieja. | D. PAMIES

La Generalitat acaba de licitar la adjudicación del servicio de seguridad privada, vigilancia y mantenimiento de alarmas del Hospital Universitario de Torrevieja y los centros de salud y consultorios del área sanitaria por 865.000 euros anuales (IVA incluido) desde el 15 de octubre de este año. 2,3 millones de euros en total si se contemplan las dos prórrogas de un año y las modificaciones al alza del presupuesto inicial. Es uno de los principales contratos externos que tiene que afrontar la administración autonómica para asumir la gestión directa del departamento desde el 15 de octubre. Y la señal administrativa más clara de que la Conselleria de Sanidad sigue adelante con el proceso de rescate del servicio público al margen de las interpretaciones jurídicas sobre las sentencias que se han pronunciando sobre la legalidad o no de la reversión.

En el día a día el centro sanitario necesitará vigilancia, especialmente presente en el propio hospital ahora en las áreas de la puerta de Urgencias y Psiquiatría. Son necesarios al menos cuatro vigilantes sin arma, tres de ellos de forma permanente 24 horas. Actualmente Ribera Salud también cuenta con seguridad en otras dependencias, como es el caso del centro de salud de La Loma en Torrevieja. Unas instalaciones con una gran presión asistencial durante todo el año. En un principio, la memoria no recoge la atención de este centro de forma específica aunque indica genéricamente que el objeto del contrato también afecta a los 24 centros de salud y consultorios distribuidos entre los 10 municipios del departamento, que prestan asistencia a unos 150.000 residentes.

La prestación del servicio de vigilancia y seguridad consistirá, principalmente en la protección de las personas, instalaciones, bienes y equipos «frente a cualquier actividad delictiva, así como intervenir en situaciones de peligro o desastre y dar una respuesta eficaz ante contingencias imprevistas como accidentes, incendios y otros sucesos similares».

La Conselleria de Sanidad explica en la resolución donde pone en marcha la maquinaria administrativa para adjudicar este servicio, que la finalización del contrato con la concesionaria -Ribera Salud- implica la recepción del servicio público en las condiciones adecuadas para asegurar la continuidad «necesaria que garantice a los particulares el derecho a seguir utilizándolo en condiciones normales». Algo, que entre otras prestaciones, implica la seguridad y vigilancia y el mantenimiento de alarmas.

Retraso considerable

La Generalitat va a tramitar por la vía de urgencia la contratación del concurso abierto con regulación armonizada -una modalidad obligada por el elevado importe de la prestación- . Este tipo de procedimiento requiere de unas garantías mínimas a las empresas licitadoras, como plazos de presentación de plicas, baremación de ofertas y recurso a la adjudicación provisional que van a hacer difícil que la prestación pueda estar en marcha el 15 de octubre. Algo que admite la propia Generalitat a la hora de justificar la vía de urgencia en la resolución donde se inicia la licitación en la que justifica esta opción, la urgencia, «ante la falta de información por parte de la empresa concesionaria que ha ocasionado un retraso considerable en la tramitación de los pliegos para la contratación de los servicios necesarios tanto asistenciales como no asistenciales en el departamento». También recuerda la denegación de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de las medidas cautelares solicitadas por Ribera para la paralización de las normas de reversión del departamento de Torrevieja, en la que se fijaba una ampliación el plazo hasta el 31 de marzo de 2021.

Sin embargo -recuerda la Conselleria de Sanidad- «no se ha presentado documentación alguna (de la reclamada a la mercantil por la administración», que además ha recurrido por segunda vez las medidas de la reversión.

Rebajar la tensión entre el Comisionado y la Gerencia

La llegada del nuevo comisionado al Hospital, José Pérez y el relevo en la gerencia del departamento, ahora asumida por José David Zafrilla, parece haber rebajado -en apariencia- la tensión que domina la relación entre la administración y concesionaria. Pérez se unió con la dirección de Ribera la recepción de los 15 nuevos médicos residentes que comienzan su formación en el centro.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats