Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Torrevieja integra en un plan especial la zona de ocio y paseos del puerto

El instrumento urbanístico que el equipo de gobierno quiere exponer al público entre agosto y septiembre ya contempla la nueva iniciativa privada de concesión que tramita la Generalitat, la remodelación del recinto ferial y el paseo de La Libertad y un vial de doble sentido que comunicará la zona de uso público del puerto de extremo a extremo

Panorámica de la lonja pesaquera dentro del puerto de Torrevieja en la que está prevista la zona de ocio

Panorámica de la lonja pesaquera dentro del puerto de Torrevieja en la que está prevista la zona de ocio TONY SEVILLA

El Ayuntamiento de Torrevieja tiene previsto exponer al público entre agosto y septiembre el Plan Especial del Puerto, según ha confirmado el alcalde Eduardo Dolón (PP) a INFORMACIÓN. En este instrumento urbanístico se plasma la reordenación global prevista en el espacio portuario sobre unos 80.000 metros cuadrados . En él se integra el nuevo proyecto de concesión que ahora tramita el empresario Enrique Riquelme, de competencia exclusiva de la Generalitat , y actuaciones municipales como el nuevo paseo-explanada de la Libertad, que acogerá la feria de atracciones y los puestos de artesanía (los hippies) junto a otros espacios adyacentes.

Dolón (PP) considera que, esta vez sí, hay confluencia entre la administración autonómica, con competencias sobre el espacio portuario, la local, que gestiona «de facto» desde hace décadas el paseo de La Libertad y aledaños sobre dominio público marítimo terrestre, y la iniciativa privada, para que todos los proyectos que están sobre la mesa comiencen a ejecutarse durante el primer trimestre del año 2022. Superada la exposición pública, el Plan Especial se aprobaría en junta de gobierno y tras un periodo de alegaciones se llevaría al pleno.

Principales ejes del Plan Especial son la eliminación de los viales del paseo de la Libertad para configurar un espacio verde continuo entre la actual acera de la fachada de edificios -la acera del «Bahía»- y la valla que separa ahora el paseo del recinto ferial y el puerto. Unos 20.000 metros cuadrados donde se conservaría en un espacio reurbanizado y casi en su actual ubicación, la feria de atracciones. El Ayuntamiento, que no ha licitado todavía la adjudicación de la redacción del proyecto, cuenta desde esta semana con presupuesto aprobado de más de 5 millones de euros para el mismo, si bien necesita el visto bueno de la Generalitat y del Ministerio de Transición Ecológica -Costas- para actuar.

Zona del recinto ferial y el paseo de La Libertad donde actuará el Ayuntamiento de Torrevieja para el vial de la avenida para crear una explanada manteniendo los puestos de artesanía y las atracciones

Para comunicar lo que constituirá esta prolongación del casco urbano al mar, el Plan Municipal y la concesión solicitada por Riquelme contemplan la construcción de un vial de gran capacidad con una rotonda en lo que es ahora la plaza de Capdepont, que se eliminaría. Continuaría siguiendo de forma aproximada el trazado actual de la valla de separación entre el paseo y la feria hasta el otro extremo del puerto en el paseo del Dique de Levante, también pendiente de remodelación. La inversión en este vial corre a cargo del proyecto de concesión privado, y entre aquel y la bahía se ubicaría el proyecto de zona de ocio de Enrique Riquelme, que ocupa algo menos de 30.000 metros cuadrados. Esta intervención, que el empresario valora en 30 millones de euros, prevé la construcción de un aparcamiento subterráneo que ocupa casi todo el espacio a concesionar. Sobre la superficie resultante está prevista una zona de ocio de 9.000 metros cuadrados con cines, bolera y establecimientos de hostelería, sin comercios.

El proyecto elimina los edificios de la lonja pesquera y los almacenes, pero el sector de la flota de cerco se reubicaría muy cerca, en torno a la actual fábrica de hielo y el muelle que ahora ocupa el museo flotante. Generalitat, Ayuntamiento y empresario deben garantizar a la Cofradía sus nuevas instalaciones. Ayuntamiento y empresario consideran que las lonjas, levantadas en 1950 y que ocupan 2.300 metros cuadrados en un lugar privilegiado junto a la bahía -de evidente valor lucrativo para el futuro concesionario- no tienen ningún valor patrimonial para el municipio. Aunque en las alegaciones a la Delimitación de Usos y Espacios Portuarios (DEUP) de la Generalitat, aprobadas en 2018, se solicitaba su preservación para uso público.

El Ayuntamiento tiene otras previsiones para los espacios menos centrales pero necesarios para abrir el casco urbano al puerto en esta ambiciosa reordenación que en esta ocasión -al margen de diferencias políticas- podría presentarse de forma conjunta. Por ejemplo, el derribo de dos de los tres edificios que dan acceso al puerto a la altura del Casino. Se mantendría el inmueble de la aduana, construida en los años 30 del pasado siglo y ejemplo de arquitectura de los espacios portuarios españoles de esa época. Mientras que se derribaría el de la oficina de puertos y el de Capitanía Marítima.

En esas superficies de «frontera» entre la competencia municipal y la de Puertos, el Ayuntamiento tiene otras previsiones. Por ejemplo el traslado del intercambiador de autobuses de las Eras de la Sal y la parada de taxis del paseo de La Libertad a una zona situada aproximadamente frente a la actual plaza de Castelar. Todavía sin definir está el destino, por ejemplo, del bar La Marina, cuyo edificio sí parece dispuesto a preservar el municipio - una pequeña casa de planta baja- referencia de la arquitectura popular de Torrevieja pero que tiene concesión de Puertos. También quiere poner en valor el Muelle Mínguez o del Turbio, protegido en el PGOU y desvirtuado ahora por un aparcamiento privado del Club Náutico y la zona de amarre de las golondrinas turísticas.

En el planteamiento del Ayuntamiento se quiere preservar el Bar La Marina, a la izquierda y conservar el edificio de Aduanas y demoler las oficinas de Puertos, Capitanía Marítima y los almacenes y tinglados de los pescadores

Sintonía para que salga adelante esta vez, según Dolón

El alcalde Eduardo Dolón (PP) cree que en esta ocasión hay sintonía entre el Ayuntamiento y la Generalitat, a lo que se suma la iniciativa del empresario para sacar adelante todas las iniciativas. Hay «quid pro quo» Las licencias de la concesión privada dependen del municipio. Y las autorizaciones para el paseo municipal de la Generalitat y Costas. Otros intentos fracasaron por falta de instrumentos legales. Fue el caso de 2014 en el que se planteó el Plan Especial sin la delimitación de espacios portuarios o la crisis económica en 2008.

El proyecto en exposición pública para la concesión de 30.000 metros cuadrados presentado por la iniciativa privada siguen sin estar disponible en la web de la Conselleria de Obras Públicas y hay que consultarlo de forma presencial.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats