Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asaja exige a la CHS dragar el cauce viejo del Segura por seguridad ciudadana

El sindicato admite que el espacio está protegido pero señala que el Consell puede autorizar una limpieza para evitar inundaciones como las de 2019

17

Asaja reclama la limpieza de cañas invasoras, restos vegetales y lodos del cauce viejo de la desembocadura del río Segura en Guardamar TONY SEVILLA

Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante solicitó ayer públicamente a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) que, igual que pide autorización para la limpieza de plásticos y basuras en la zona en el cauce viejo del Segura en Guardamar, «lo haga para la extracción del carrizal, puesto que se trata de un área muy pequeña dentro del humedal que es estratégica y que atañe a la seguridad ciudadana, que podría verse seriamente comprometida en caso de otra DANA o lluvias torrenciales». En este punto el tapón del cauce nuevo en el viejo provocó la inundación de miles de hectáreas en septiembre de 2019.

Al sindicato agrario le llama la atención que dentro del plano de las zonas húmedas protegidas del sur de Alicante «el puerto deportivo de Guardamar haya quedado fuera». Es «escandaloso» que se haya dragado el río para que entren y salgan los barcos de recreo y «no se permita la misma acción para salvar de las riadas a los pueblos de la Vega Baja y a los agricultores». «Entendemos que, de igual forma que se ha sacado al puerto deportivo del espacio protegido, los desagües de los azarbes, por seguridad ciudadana, deben ser limpiados y mantenidos en condiciones de seguridad óptimas», asegura Andreu.

La CHS se lo ahorra

Asaja denunció el estado del tramo en el que desembocan los azarbes de riego tradicional, taponados, a su juicio, por carrizal y la falta de dragado de este cauce en un momento en el que se pueden producir lluvias torrenciales. La CHS respondió que todo este ámbito está protegido como zona húmeda y también está protegido como especie vegetal el carrizo. «Es más barato decir que no puede hacer nada, y tema zanjado», denuncia el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, José Vicente Andreu. «Efectivamente, el tramo viejo de la desembocadura del río Segura es un espacio protegido como humedal, que va desde la desembocadura hasta el Parque Natural del Hondo, en el que se incluyen multitud de parcelas agrícolas en las que se cultiva y se eliminan los carrizos sin ningún problema», según Asaja.

Por su parte, el alcalde de Guardamar, José Luis Sáez, considera que la Confederación Hidrográfica del Segura debería plantearse ya el dragado del cauce viejo del Segura. Incluso la construcción de nuevas compuertas entre el cauce nuev y el viejo. La Confederación construyó dos de estas infraestructuras con un coste de más de medio millón de euros tras la DANA de septiembre de 2019. La eficacia de esta obra todavía no ha podido ser sometida a prueba desde 2019. En este sentido, el alcalde plantea incluso que la conexión entre ambos cauces sea permanente retirando un tramo de motas. Sobre la protección del cauce viejo y nuevo como humedal y también del carrizal .-especie protegida al margen del lugar en el que crezca, fuente de alimentación de las aves y cobijo para su nidificación- Sáez dijo que habría "que darle una vuelta" a su posible retirada en algunas zonas porque la seguridad de las personas está, en algunos casos, por encima del valor ambiental esa vegetación. De hecho Asaja explicó ayer que muchos agricultores que producen en zonas protegidas del campo de Elche retiran el carrizo sin que la administración autonómica, que exige autorización a la CHS para hacerlo en el cauce viejo, intervenga.

En el cauce viejo del Segura desembocan los azarbes de riego de la margen izquerda de la huerta tradicional del Segura. Con episodios de lluvias torrenciales estos cauces realizan una importantísima labor de drenaje recogiendo las aportaciones de ramblas y del propio río Segura. El problema es que el caudal queda taponado en la desembocadura por la falta de calado del cauce y la vegetación. Durante la DANA de 2019 miles de hectáreas de la huerta tradicional y zonas de diseminado y terciarias quedaron inundadas desde Guardamar del Segura a San Fulgencio pasando por Daya Vieja y Dolores por el efecto barrera del cauce nuevo y la falta de capacidad del cauce viejo -situado en una cota a mayor altura que el nuevo-.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats