Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig fía a la financiación europea las soluciones que necesita la comarca frente a una DANA

El jefe del Consell anuncia que pedirá 700 millones de fondos de la UE para seis proyectos en la Vega Baja, que no concreta, en su visita a la «zona cero» de la riada en el segundo aniversario

La alcaldesa de Almoradí, María Gómez, charla con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en la mora del río de Almoradí, en el lugar donde el muro se rompió hace dos años. | TONY SEVILLA

Un total de 700 millones de euros para actuaciones que pongan solución a los problemas estructurales que tiene la Vega Baja para hacer frente a las inundaciones. Es el anuncio que hizo este lunes en Almoradí el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en su visita a la mota del río Segura en Almoradí, la considerada «zona cero» de la riada, en el segundo aniversario de la DANA que arrasó la comarca. Dinero que el Consell pedirá a los fondos europeos para, al menos, seis proyectos en la Vega Baja «de distinta naturaleza», dijo. Sin embargo, el jefe del Consell no concretó a qué proyectos se refería y, a insistencia de este medio, tan solo señaló que están relacionados «con las rejillas, en la desembocadura del Segura y otros en distintas actuaciones alrededor del río», con el objetivo, añadió, de «mejorar el río y lo que significa de consecuencias para una eventualidad como la que sufrimos y después hay cuestiones que tienen que ver con el desarrollo y promoción económica de la Vega Baja». Este diario ha podido saber que una de las actuaciones principales que se prevé financiar con esos 700 millones es la rehabilitación de las acequias y los azarbes, una obra importante que se llevaría 123 de esos millones.

El jefe del Consell fía así las grandes soluciones que necesita la Vega Baja a los fondos europeos. Es, precisamente, la financiación uno de los hándicap que tienen las infraestructuras clave necesarias para hacer más resiliente a la comarca, y que se han anunciado por activa y por pasiva pero todas son proyecto y, muchas, aún están en estudio. La Generalitat ha propuesto en el nuevo Plan Hidrológico del Segura, para las anualidades de 2021 a 2027, medidas para minimizar los riesgos de inundaciones en la Vega Baja valoradas en 1.275.920.649 euros, que necesitarán sí o sí la llegada de fondos de Europa (corredores hidráulicos verdes, zonas de laminación y el aumento de la capacidad del río se llevarían la mayoría de fondos). La Generalitat, no obstante, ya ha invertido en la comarca en dos años casi 100 millones de euros, gran parte de ese dinero en ayudas a quienes lo perdieron todo. «Hay obras que tienen un carácter coyuntural y otras que tienen un carácter más estructural, y para ellas necesitamos fondos europeos», dijo.

Puig saluda a los miembros de la UME que están de maniobras. | TONY SEVILLA

El presidente de la Generalitat se refirió a la visita a la «zona cero» de la riada como «un acto de reconocimiento al trabajo que se hizo y se está haciendo por parte de todas las administraciones para recuperar y hacer renacer la Vega Baja». «La prevención es la única alternativa que tenemos y estamos trabajando todas las administraciones para que, en el caso de que haya una eventualidad de estas características, no tenga las mismas consecuencias», indicó Puig. En este sentido, el responsable de la Generalitat destacó la importancia de la coordinación de todas las administraciones implicadas, y remarcó la relevancia de iniciativas impulsadas por el Consell como el Plan Vega Renhace, «un ambicioso programa de actuaciones que parte de la comarca para beneficiar al conjunto de la ciudadanía». Para Puig hay «un avance sustancial y todas las administraciones están alineadas en un proceso de recuperación y de impulso de la comarca».

En cuanto a la falta de las grandes infraestructuras anunciadas para evitar o minimizar las consecuencias de una nueva gota fría el jefe del Consell defendió que hay cuestiones que tienen una discusión técnica, como el bypass, «porque lo que no queremos es causar daños añadidos a otros municipios». Es por ello que el Consell, a través del Plan Vega Renhace, ha preparado una serie de alegaciones, bien documentadas, al nuevo Plan Hidrológico de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), actualmente en exposición pública. En el mismo se sitúan una serie de proyectos estructurales, como la solución a la rambla de Abanilla, pero que no convencen a muchos municipios por considerar que se les desvía a ellos el agua. «Estamos haciendo camino al andar. Estructuralmente para la recuperación e impulso de la comarca es decisiva esta década 20-30, porque la sostenibilidad va a ser un elemento clave y también vamos a tener fondos europeos. Es una gran oportunidad», dijo Ximo Puig, para quien «no solo se trata de invertir, hay que hacerlo con racionalidad y hay que tener en cuenta que, antes de hacer nada, hay que hacer los proyectos técnicos y buscar la sostenibilidad y la mayor conexión posible entre el medio ambiente y el crecimiento económico».

El presidente de la Generalitat aprovechó la visita para saludar a efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que se encuentran realizando maniobras en la zona del río donde se rompió el muro, precisamente para actuar con la mayor eficiencia en el caso de una catástrofe como la DANA. «Hicieron un trabajo extraordinario hace dos años». También aludió a los proyectos en marcha que se están desarrollando en Almoradí, por valor de 8 millones de euros. En este sentido, la alcaldesa de la localidad, María Gómez, que acompañó a Ximo Puig en su visita al lugar donde un monolito recuerda a los «héroes» que ayudaron durante aquellos días de septiembre de 2019, denunció que «estamos viendo el río lleno de cañas y si no se limpia volverá a pasar lo mismo, en cualquier punto de la comarca». Gómez denunció la falta de actuación en cuanto a obras de mantenimiento en estos dos años.

Además del aumento de la falta de capacidad del río, la también diputada provincial del PP reclamó soluciones a la rambla de Abanilla «porque toda el agua que pueda ir por allí, al no estar canalizada, iría a las mismas zonas donde fue, a inundar bancales y explotaciones agrícolas de todos los municipios». «Ha pasado ya demasiado tiempo y hay que poner ya soluciones sobre la mesa», zanjó la regidora almoradidense.

Algunas de las casas junto a la mota que la riada destrozó. | TONY SEVILLA

Rifirrafe del Consell y la Diputación por las ayudas agrícolas

Las ayudas a los agricultores afectados por la DANA generaron un enfrentamiento entre la Diputación y el Consell. La secretaria provincial del PP y portavoz de la Diputación Ana Serna criticó que «los agricultores no han recibido ni un euro». No tardó en responder la delegada del Consell, Antonia Moreno quien aseguró que la Generalitat ha invertido 15 millones en obras agrícolas y en ayudas a agricultores. «El presidente de la Diputación es el único que no ha puesto un euro».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats