Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rescate del Hospital de Torrevieja deja en el aire 29 puestos de trabajo en el laboratorio

Sanidad excluye a la plantilla del servicio de análisis, que gestiona una empresa externa a Ribera, de la subrogación del personal del área cuando asuma la gestión - Los profesionales exigen a la Generalitat aclarar su situación/ La gerencia asegura que desconoce el futuro de los trabajadores pese a que forman parte de una de las empresas de grupo sanitario

Imagen de archivo del área de laboratorio del Hospital Universitario de Torrevieja. | INFORMACIÓN

Los 29 técnicos superiores de análisis de laboratorio, administrativos, enfermeros y facultativos del servicio de análisis clínico de Torrevieja podrían verse en la calle poco después de que la Conselleria de Sanidad asuma la gestión directa del Hospital Universitario de Torrevieja y sus centros de salud. Este servicio se presta en el departamento por una empresa externa, Torrevieja Diagnósticos, una empresa del propio grupo Ribera, cuyo personal no sería subrogrado por la Conselleria de Sanidad como el resto de la plantilla del área sanitaria -hasta 1.400 profesionales-. Es lo que oficiosamente ha trascendido de las negociaciones que mantiene la Conselleria de Sanidad, el comisionado de la Generalitat en el hospital y los representantes sindicales del comité de empresa.

Estos especialistas sanitarios trabajan en el propio hospital. Muchos de ellos desde que el centro sanitario comenzó su andadura hace ahora quince años pero su prestación es externa. Es decir, no están integrados en la plantilla de Ribera. Ahora están muy preocupados por su futuro laboral. Al contrario que sucede con otros servicios externalizados como el de catering, lavandería, limpieza o seguridad realizan una función sanitaria esencial que la Conselleria estaría dispuesta a asumir directamente sin contar con la empresa que la realiza en estos momentos y que está muy vinculada directamente a Ribera Salud. La Generalitat los mantendría durante algún tiempo después de la reversión pero prescindiria de la firma en el momento que pudiera cubrir la prestación con recursos materiales y personales propios.

Fuentes de los trabajadores explicaron que no solo no van a ser asumidos como laborales fijos a extinguir como el resto de la plantilla. Ni tan siquiera han sido incluidos en la bolsa de trabajo habilitada por la Generalitat para poder incorporar sus méritos, y optar con prioridad frente al resto a dar continuidad a su labor en el propio hospital si la Conselleria opta por suplir este servicio con personal estatutario temporal.

El trabajo de este departamento es vital para el funcionamiento del día a día del departamento de salud. A diario analizan 1.500 muestras de sangre, orina y heces, derivadas de los diez consultorios médicos, once centros de salud y el propio Hospital Universitario de Torrevieja.

La gerencia del hospital aseguró ayer que «desconoce este asunto, el laboratorio es un servicio externalizado y la dirección del hospital no ha recibido notificación alguna». La empresa afectada forma parte del grupo sanitario Ribera. La misma fuente matiza que «en caso de que así fuera, nos solidarizamos con estos profesionales que han desempeñado su labor de forma excelente durante más de 15 años». «Esta noticia es una muestra más de la incertidumbre e inestabilidad que está generando la Conselleria en este proceso, creando malestar y miedo entre los empleados ante la posibilidad de perder su puesto de trabajo en apenas tres semanas», agregan. Una parte de los servicios externalizados del departamento, como este de análisis, o la logística del suministro de material sanitario, dependen de firmas del grupo Ribera. Mientras que para el resto de servicios como catering, lavandería, limpieza o seguridad Sanidad puede intentar prorrogar en precario a las empresas que ahora lo ofrecen con las que dependen de Ribera no existe esa posibilidad.

Reunión entre Ribera y Sanidad a la espera de posibles medidas cautelares

Sanidad y los responsables de Ribera mantuvieron el pasado lunes una reunión, a petición de la administración autonómica, como avanzó INFORMACIÓN, de la que poco ha trascendido. Ribera sí indicó ayer que su intención «ha sido siempre la de reunirnos y tener un espacio de colaboración». Pese -matizó- «a que estamos a la espera del auto del TSJ sobre las medidas cautelares contra las normas de reversión (las anteriores fueron rechazadas), estamos a disposición de la administración y hemos asistido a la reunión con esa voluntad de colaborar y mano tendida». Para Ribera «atravesamos un momento de pandemia y una delicada situación sanitaria, que nos obliga aún más, a actuar con responsabilidad y estrecha colaboración. Las decisiones se deben tomar de manera ordenada, sin prisas, ni calendario electoral», indican.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats