Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cs asegura que no consentirá el «autoritarismo» del alcalde

José Aix recuerda al primer edil de Orihuela que es el único cargo del gobierno que está siendo investigado por un juez

Rueda de prensa de José Aix y Luisa Boné. | INFORMACIÓN

En un nuevo bucle de la «no-relación» entre los socios de gobierno del Partido Popular y Ciudadanos en Orihuela, el portavoz de la formación naranja y vicealcalde, José Aix, respondió ayer a la decisión del alcalde Emilio Bascuñana de seguir vaciando de competencias a las áreas que dirige la concejal Luisa Boné (Ciudadanos). Aix elevó el tono de respuesta habitual en la retórica que domina las relaciones entre los socios de gobierno asegurando que Bascuñana hace alarde de «autoritarismo», con estas decisiones que son «inaceptables» y dijo que el grupo municipal de Ciudadanos no las va a consentir, para a continuación, como en todos estos episodios de desencuentro, atemperó el discurso para no romper la baraja e indicar que la formación va a seguir trabajando por Orihuela. Es decir, en el equipo de coalición de gobierno.

Bascuñana decidió eliminar competencias a la edil -no es la primera vez- sin avisar a sus socios de gobierno y con un informe realizado ad hoc por un técnico fichado por el propio alcalde. Aix ha dicho que ese informe contradice otros de funcionarios cualificados que sostienen la legalidad de las competencias que ejercía la concejala. El alcalde, en declaraciones a Radio Orihuela ha restado importancia a su decisión aunque ha matizado que no está dispuesto a rebasar la legalidad como alcalde -en alusión a la actuación de la concejala,y de ahí que le haya retirado competencias-. Aix ha replicado que el único cargo público del equipo de gobierno que tiene problemas con la justicia es el propio alcalde, investigado por cobrar durante seis años de la Conselleria de Sanidad supuestamente sin ir a trabajar.

Aix,ha compareció junto a Luisa Boné, concejala de Recursos Humanos, para responder a las declaraciones efectuadas por el alcalde de Orihuela tras la avocación -retirada- de la competencia en cuanto a la tramitación y resolución de los procedimientos de comisiones de servicio para los puestos de técnico de administración general.

El portavoz naranja calificó como «inaceptables» las declaraciones del alcalde, que con sus «palabras» genera dudas sobre la legalidad de las decisiones adoptadas en materia de personal. Ante las acusaciones explícitas de Bascuñana de «pasar de la raya de la normativa y de la legalidad» para justificar la retirada de competencias ejecutada el pasado martes, este ha calificado de «nueva muestra de autoritarismo del alcalde» y ha aconsejado al primer edil «que no se ponga digno», al tiempo que le ha recordado, además, que «es él -en alusión a Bascuñana- el único miembro del gobierno municipal que tiene una causa penal abierta en los Juzgados».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats