Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Lavatorio defiende que su proceso electoral fue «ejemplar»

La directiva asegura que todos los cofrades al corriente de pago a 31 de julio de 2020 estaban en el censo

Cofrades de El Lavatorio de Orihuela en una procesión. | TONY SEVILLA

La directiva de la Real Archicofradía de Nuestra Señora del Pilar y Real Cofradía de El Lavatorio de Orihuela niega las acusaciones que un grupo de cofrades ha expuesto en los escritos enviados al Obispado en los que piden la impugnación de las elecciones celebradas el pasado 6 de junio. Alegan que la junta directiva, encabezada por el candidato que resultó reelegido, Mariano Gutiérrez, les excluyó del censo electoral al negarles la antigüedad como miembros a pesar de haber pagado las cuotas retrasadas. Algo que el presidente de El Lavatorio rechaza asegurando que «todos los cofrades que pagaron a 31 de julio de 2020 estaban incluidos en el censo» y sí se incluyeron en la asamblea que se celebró en agosto de 2020. Gutiérrez señala que todo el proceso electoral fue «ejemplar y modélico» y con el visto bueno y la aprobación del Obispado de Orihuela-Alicante.

El censo electoral también fue aprobado por el obispo e indica Mariano Gutiérrez que no es de 900 cofrades (585 cofrades con derecho a voto) como mantienen esos cofrades, sino menor.

El presidente de El Lavatorio niega que, tal y como mantienen esos cofrades que piden la impugnación, se haya ratificado al resto de presidentes electos de las siete cofradías que celebraron elecciones entre mayo y junio menos al del Lavatorio. Ninguno se había ratificado hasta este viernes, cuando el obispo de Orihuela-Alicante,Jesús Murgui, ha refrendado los cargos electos, entre ellos el de Gutiérrez. Los decretos de ratificación, firmados, se fueron enviando ayer a cada una de las cofradías para refrendar el resultado electoral. Mariano Gutiérrez ha querido aclarar, por último, que las elecciones «nunca han sido impugnadas».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats