Uno de lo elementos que vertebra la economía de la comarca de la Vega Baja es la gastronomía, la cual conforma un rico patrimonio culinario, diverso, tradicional y creativo, primando la calidad de los producto de proximidad, autóctonos y de Km 0, impulsando con ello al comercio local. Y esta riqueza se plasma en cada una de las recetas que, con sus hortalizas y verduras mediterráneas, se pueden encontrar en mercados, lonjas, comercios, restaurantes o en los propios hogares.

Uno de los puntos más destacables es su variedad, puesto que combina recetas marineras, entre las que destacan el caldero guardamarenco o torrevejense, el pulpo seco, las ensaladas de salazones, entre otras, con la gastronomía del interior, dado que esta tierra cuenta con una huerta extensa y rica cuyos productos tienen un papel predominante en la cocina vegabajense, con platos clásicos como sus famosos cocidos con pelotas, o vegetarianos como el de los tres puñados, sin olvidar sus arroces como el arroz de la huerta con alcachofas.

La cocina de la Vega Baja está basada en ingredientes mediterráneos.

Los protagonistas de estos platos son ingredientes únicos como la alcachofa, la breva de Albatera, langostinos y ñora de Guardamar del Segura, brócoli, cítricos, salazones y encurtidos, embutidos, productos del mar, entre otros. Todos ellos preparados de una forma singular, ya que atesoran la tradición de nuestros mayores, pero sin olvidar las nuevas tendencias de la rica cocina contemporánea.

Pero su oferta no termina aquí, la Vega Baja también se distingue por su repostería, pastelerías y confiterías que mantienen la tradición artesanal, y en gran medida poseen origen árabe. Se puede encontrar un amplio abanico de dulces tradicionales como almojábanas, pellas, monas, dulces típicos de navidad, pasteles de gloria, tortas de calabaza, tortada de almendra, bolas de San Antón, caramelos de guirlache y acaramelados, magdalenas y un largo etcétera de productos típicos de esta tierra.

Marca territorio

Para potenciar el desarrollo integral de esta comarca, Convega (Consorcio para el Desarrollo Económico de la Vega Baja) ha impulsado la Marca Territorio «Vega Baja del Segura, tu tierra y la mía», que fomentará una imagen positiva de esta comarca del sur de la Comunidad Valenciana, lo que supondrá un impacto directo en su desarrollo económico, social, político y cultural.

La Vega Baja es muy reconocida por su repostería, que mantienen la tradición artesanal.

La cohesión, sostenibilidad, proactividad, hospitalidad, profesionalidad y competitividad son los valores que representan a la Marca Territorio «Vega Baja del Segura» y que guiarán las actuaciones de las entidades que la integrarán, con el fin de construir la base para la toma de decisiones de este proyecto común.

Cabe destacar que la Asociación de la Alcachofa Vega Baja del Segura y la Asociación de Empresas de Hostelería de Torrevieja y Comarca (AEHTC) ya han formalizado su adhesión a la Marca Territorio, convirtiéndose, de este modo, en los primeros agentes clave que se unen a la imagen territorial junto a los 27 ayuntamientos que conforman la comarca, con el objetivo de trabajar conjuntamente en la promoción y comercialización de la Vega Baja.

Gastronomía compuesta por productos de proximidad y Km0.

Todo ello permitirá fortalecer el sentimiento de pertenencia, realzar el paisaje de huerta característico de la Vega Baja del Segura que es seña de la historia de la comarca, proporcionándole un carácter singular, así como relato de sus productos agroalimentarios, su gastronomía y valores.

Con la puesta en marcha del Plan de Dinamización y Gobernanza Turística en 2020, Convega ha culminado la fase de creación de la Marca con la colaboración de Turisme Comunitat Valenciana y la Diputación Provincial de Alicante.

Logos Convega.

Logos Convega.