El Gobierno abre el plazo para adjudicar las obras en la N-340 en el tramo Redován-Albatera

El plazo para presentar las ofertas finaliza el próximo 3 de diciembre y el presupuesto es de 2,2 millones de euros

Tramo peligroso en la N-340 en el barrios de San Carlos de Redován

Tramo peligroso en la N-340 en el barrios de San Carlos de Redován / Tony Sevilla

Loreto Mármol

Loreto Mármol

El Ministerio de Transportes ha abierto el periodo de licitación de las obras para mejorar la seguridad vial y la funcionalidad del tráfico en las intersecciones de la N-340 en el tramo Redován-Albatera que concluirá el próximo 3 de diciembre, con un presupuesto que asciende a 2.218.058 euros.

Se construirá una rotonda al sur de la travesía del Barrio San Carlos, que contará con dos vías de servicio en los márgenes para reordenar los accesos al polígono de Redován, contemplando el acondicionamiento de intersecciones, reordenación de accesos y tratamiento de travesía, así como una segunda glorieta en Albatera a la altura del polígono industrial Mos del Bou, donde "la geometría de la intersección es irregular y resulta difícilmente legible para el conductor", describe el documento del Ministerio.

El Ayuntamiento de Redován ha mostrado su satisfacción por tener respuesta a la que ha sido, desde hace casi una década, una de sus principales reivindicaciones al Gobierno. La alcaldesa Nely Ruiz ha recordado que, al igual que su antecesor en el cargo, Emilio Fernández, ha reclamado esta rotonda a todos los responsables del Ministerio, la Dirección General de Carreteras y la Subdelegación del Gobierno.

A juicio de Ruiz, "esta infraestructura va a impulsar nuestra zona industrial, ya que está ubicada en un lugar inmejorable, con buena comunicación con la A-7". La regidora también considera que así se conseguirá "permeabilizar y dar fluidez al tráfico, que es de lo único que adolece". Además, ha indicado que, aunque el Ayuntamiento ha tomado medidas para atraer empresas al polígono -"y se ha conseguido"-, contar con un buen acceso también "es muy importante para seguir creciendo".

Además, se trata de uno de los puntos negros de la red vial española. El Ministerio sostiene que "con la ejecución de las obras proyectadas se ordenan dos intersecciones en las que se concentra un elevado número de trayectorias, generando numerosos puntos de conflicto", por lo que "el acondicionamiento de ambas intersecciones mediante sendas glorietas facilita la realización de todos los cambios de dirección posibles reduciendo el riesgo para la seguridad vial".

Suscríbete para seguir leyendo