Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consorcio baraja un canon de 76 € por cada tonelada de basura eliminada a los 27 municipios de la Vega Baja

La propuesta es de 12 euros, con una rebaja del 40% sobre lo previsto por el transporte desde Dolores a las plantas y 64 euros por el reciclaje y eliminación

Imagen de un camión de basura de Torrevieja en la planta de Piedra Negra en Xixona. | ÁLEX DOMÍNGUEZ Álex Domínguez

La concesionaria de la gestión de residuos de la Vega Baja, Cespa-Ortiz ya ha puesto sobre la mesa una estimación de lo que le va a costar el transporte y tratamiento de las basuras a los 27 municipios de la comarca: 12 euros (sin IVA) por la recogida y transporte desde la estación de transferencia de Dolores a la planta de tratamiento (vertederos), y otros 64 por el reciclaje y eliminación de la basura. Son cifras no oficiales de las que se informó ayer en la reunión a la que estaban convocados representantes de todos los municipios del Bajo Segura que forman parte del Consorcio.

Teresa Belmonte, presidenta del Consorcio y alcaldesa de Bigastro, ya apuntó en INFORMACIÓN que se trataba de unos datos de referencia que seguramente van a cambiar, pero que el Consorcio quería aportar para apoyar a muchos ayuntamientos que están elaborando ahora los presupuestos de 2022 y deben ajustar este gasto corriente en sus partidas presupuestarias. Y subrayó que no eran públicos. La información se incorporó fuera del orden del día, tras la reunión oficial donde se aprobó la creación del consejo de participación ciudadana del Consorcio, asumiendo además la mayor parte de las alegaciones de las asociaciones y entidades ambientalistas.

Los datos a los que ha tenido acceso este diario -una estimación a sujeta a cambios- señalan que los 27 municipios generan ahora 196.000 toneladas anuales de basuras. Casi el 25% tienen su origen en Torrevieja - 46.000 toneladas-, al que le sigue muy de cerca Orihuela con 45.000; Pilar de la Horadada con 13.000; Almoradí con 10.100; y Guardamar, Rojales y Callosa de Segura con algo más de 9.000 . El resto de municipios del Bajo Segura recogen anualmente menos de cinco mil toneladas anuales.

Cespa (adquirida por la alemana PreZero)-Ortiz obtendría una facturación anual por este concepto de más de 12,5 millones de euros, a la que deberá sumar la inversiones que debe desplegar para dotar a las poblaciones de instalaciones de biorresiduos que permitan acercarse al objetivo de residuo 0, que busca la actual legislación europea y autonómica. La sensación general entre los representantes de los ayuntamientos es que la puesta en marcha de la planta de transferencia de Dolores va a ahorrar poco a sus arcas municipales. Es cierto que los municipios se van ahorrar el sobrecoste de llegar con sus propios camiones hasta Alicante, Elche, Xixona o Villena. Pero se incorpora un nuevo canon, el de transferencia, por el transporte de Dolores a los vertederos. Aunque la propuesta de ayer de 12 euros ya es un 40% inferior a la barajada inicialmente.

Sí va a resultar un avance desde el punto de vista medioambiental al reducir las emisiones porque el número de vehículos necesarios para trasladar las 150 toneladas de basura que llegarán a Dolores es mucho menor que el actual: en estos momentos son las flotas de camiones recolectores los que acuden directamente a Elche, Xixona, Alicante y Villena. También va a permitir reorganizar los sistemas de trabajo de recogida en cada uno de los municipios que contarán con más medios, porque en estos momentos se emplean muchos de los vehículos recolectores, que podrían estar realizando ruta de recogida, en el transporte a vertedero. Algo que genera además un enorme problema de desgaste, mantenimiento en los vehículos y gasto de combustible. Pero deberán incluir otra para el transporte entre Dolores y el vertedero. Y según la planta de tratamiento a la que lleven la basura ganarán o perderán con respecto a lo que pagan ahora. Por ejemplo, los municipios que la reciclan y eliminan en Elche -ahora aportan en torno a 59 euros por tonelada-, tendrán un sobrecoste aproximado de 7 euros por tonelada al igual que los que transportan la basura a Xixona, con un canon muy similar. Mientras los que escogen Alicante solo verán incrementada la factura en cinco porque ahora pagan 76 euros por tonelada. El último recurso para los municipios, que solo se emplea en caso de urgencia, normalmente en verano, es el tratamiento en Villena. A su lejanía se suma un canon de 92 euros por tonelada.

Casi la mitad de los residuos de la comarca va a Xixona

El 45% del total de las basuras que genera la Vega Baja termina tratada, reciclada y en parte enterrada en el paraje Piedra Negra de Xixona, a 87 kilómetros de Torrevieja o 77 de Orihuela Ciudad. Son 89.000 toneladas de las 196.000 que se recogen en la comarca al año. El resto se distribuye entre Alicante (51.000 toneladas), Elche, la más cercana para la mayor parte de poblaciones (41.000) y Villena (11.000).

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats