Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alumnos en un colegio "fantasma": Un centro de Callosa de Segura imparte Primaria sin autorización

Familias denuncian al centro privado por supuesta estafa y a la Generalitat por «dejación de funciones y desidia» - La Conselleria confirma la irregularidad e insta ahora a los padres a trasladar a sus hijos a otros centros educativos

El colegio privado La Monsina de Callosa de Segura, denunciado por varios padres. | TONY SEVILLA

El colegio privado La Monsina de Callosa de Segura escolariza a alumnos de Primaria sin estar autorizado por la Conselleria de Educación. Tres familias que tenía a sus hijos en el centro han denunciado los hechos ante la Agencia Valenciana Antrifraude, la Fiscalía de Menores, la Subdelegación del Gobierno y el Síndic de Greuges -el defensor del pueblo valenciano-. Señalan, en primer lugar al centro por supuesto «engaño y estafa», y después a la Generalitat por «dejación de funciones y desidia» como responsable de esta situación que se prolonga cinco años y en la que, aseguran, los alumnos figuran administrativamente «sin escolarizar» o «en absentismo escolar». La Conselleria de Educación confirmó ayer que el centro «esta escolarizando sin autorización a alumnado de Primaria». Tres alumnos cuyos padres preguntaron a la dirección del centro por esta supuesta irregularidad han sido expulsados del mismo. Pese a intentar este diario en varias ocasiones recoger la versión de la dirección del centro educativo durante la jornada de ayer ningún representante de la misma atendió las llamadas de INFORMACIÓN.

Siempre según la denuncia de estos padres, el centro lleva «más de cinco años impartiendo cursos de educación Primaria careciendo de autorización preceptiva de la Conselleria de Educación. Solo está autorizado para impartir educación Infantil». Aseguran que el mismo, que no recibe ayudas públicas, cobra 290 euros mensuales, 120 de comedor y 200 de matrícula, «nunca informó a los padres de esta carencia administrativa y además se publicita como Colegio de Infantil y Primaria», según la denuncia, tampoco en el momento en el que los alumnos pasan del ciclo de Infantil. El colegio cuenta en estos momentos con al menos 25 alumnos distribuidos en primero, segundo, tercero, cuarto y quinto de Primaria. Los denunciantes conocieron la falta de autorización por «casualidad» cuando uno de ellos realizó el trámite para cambiar de centro a su hijo desde segundo de Primaria a otra población para el curso 2021/2022. En el colegio receptor le informaron que el de origen, el Colegio La Monsina, conocido por el vanguardista diseño de su principal edificio, no aparece con ciclo de Primaria y carece del código necesario para acceder al expediente y calificaciones. De hecho, esas notas no existen en la red oficial de Educación. Afirman los padres que la inspectora educativa de esta zona conocía la situación desde marzo y advirtió al centro y al Ayuntamiento en septiembre, sin obtener respuesta.

El 6 de octubre los denunciantes remitieron a la inspección educativa el resultado de una reunión mantenida entre la dirección del colegio y madres de tercero de Primaria en las que se les aseguró que la autorización estaba pendiente de «un trámite», que el centro presentaba las condiciones para contar con Primaria, que la situación «era conocida desde arriba y se consentía - por la administración- y que sus hijos tenían una situación regularizada». Sin embargo, el propio director territorial confirmó finalmente a los padres de tercero y cuarto de Primaria en una reunión en Alicante el pasado 13 de octubre que el centro no está autorizado y que deberían trasladar a sus hijos a colegios autorizados porque formalmente se encuentran ahora en situación de «absentismo escolar».

Imagen del acceso al Colegio privado La Monsina de Callosa de Segura

Por su parte, la Conselleria de Educación señaló ayer que la inspección educativa, tras ser informada por familias del centro, «comprobó que efectivamente este centro privado está escolarizando sin autorización a alumnado de Primaria». Añade que se ha «actuado en consecuencia» al comunicar al colegio que «estaba cometiendo una irregularidad y le ordenó que informara a todas las familias que no tenían autorización para escolarizar a alumnado de Primaria». Educación se está encargando de transmitir la situación a las poblaciones de las familias que llevan a sus hijos a este centro para que entre «todas las instituciones se informe sobre el caso y se pueda dar cobertura de escolarización al alumnado afectado».

Para que un centro privado cuente con la autorización de Primaria requiere aportar documentación sobre instalaciones, proyecto del centro y, en especial titulación, y sobre todo, retribuciones del profesorado acordes con sus funciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats