Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Orihuela es incapaz de encontrar un vertedero

El equipo de gobierno desde 2018 dice a la Fiscalía que es incapaz de localizar la escombrera para su limpieza pese a tener el número de parcela y sus coordenadas

Muebles, materiales de construcción y escombros depositados de manera ilegal y descontrolada | INFORMACIÓN

El PSOE denunció hace cuatro meses que hay un vertedero ilegal en el paraje Arenomal, en Hurchillo, después de que la Fiscalía provincial de Medio Ambiente ordenara al Ayuntamiento «adoptar las medidas oportunas para su erradicación». Después de corroborar que «sigue en las mismas condiciones», la concejala socialista, Patricia Menárguez, ha preguntado al gobierno local cuándo va a adecuar este espacio, a lo que el concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, ha respondido que «en 2018 se recibió la primera notificación de Fiscalía, y así cada año se ha vuelto a reiterar, de cara a la campaña de protección de incendios forestales durante el verano». Pero «a pesar de todos los intentos de localización del mismo, no ha sido posible, tal y como consta en el expediente con los informes de la Policía Local, notificándose a la Fiscalía”.

Menárguez insiste en que «es inaceptable que todavía no se haya solucionado este problema», algo que achaca a la «dejadez y falta de respuesta» por parte del Ayuntamiento, que «debe velar por la utilización racional de los recursos naturales, con el fin de mejorar la calidad de vida y proteger y restaurar el medio ambiente». Además de una falta de conciencia cívica, estos depósitos descontrolados se deben, en su opinión, a la carencia de contenedores y puntos de reciclado en las pedanías y zonas del litoral.

El vertedero se encuentra cerca del núcleo urrbano | INFORMACIÓN

Aparicio reitera a INFORMACIÓN que solicitó a la Policía Local «un informe sobre el estado del vertedero, su ubicación exacta, propietario y cuantos datos pudieran aportar para iniciar el correspondiente expediente», y comunicó que «después de realizar varias actuaciones encaminadas a la localización, no se ha podido constatar la existencia con los datos que nos facilitaron, en cuanto a número de parcela y coordenadas (faltan dígitos)».

En efecto, el escrito de Fiscalía detalla esos datos -la propia Menárguez estuvo en julio sobre el terreno y ha visitado el lugar en varias ocasiones-, y también recuerda «el derecho y el deber de conservar el medio ambiente. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de los recursos naturales», contemplando sanciones e instando a reparar daños.

Estas diligencias procesales iban acompañadas además de un informe policial, en el que se advierte que la parcela particular no tiene licencia para este uso. Describe que hay muebles, materiales de construcción, escombros... Todo ello a 100 metros de la masa forestal y a 1 kilómetro del núcleo urbano, causando un impacto paisajístico y degradación de la vegetación próxima, además de suponer un peligro por su alto riesgo de incendio (esto teniendo en cuenta que Fiscalía cursó el último oficio a finales de mayo para extremar las medidas de prevención de incendios por altas temperaturas).

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats