Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una exposición muestra los lazos del valenciano en la Vega Baja

El alcalde Emilio Bascuñana, que iba a presidir el acto, finalmente no acude «por razones de agenda»

16

El concejal Víctor Valverde y Ramon Ferrer, de la AVL. | TONY SEVILLA Tony Sevilla

Con la filosofía de construir puentes y poner en valor que los oriolanos fueron parte importante de la historia del antiguo Reino de Valencia, la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) y la Associació Cívica El Tempir, presentaron ayer el proyecto «Teixim llaços des del sud del sud» («Tejamos lazos desde el sur del sur») en la Biblioteca Fernando Loazes de Orihuela.

La iniciativa muestra que la Vega Baja tiene una historia que se escribía -y hablaba- en valenciano. Así, una exposición, que se podrá visitar hasta el 11 de enero, refleja a través de doce paneles que Orihuela fue la ciudad más importante del Reino de Valencia tras el Cap i Casal entre los siglos XIV y XVIII.

Además, el proyecto incluye un documental de la productora Info TV, un cómic del dibujante de Callosa de Segura Ángel Ruiz Cruz y una unidad didáctica para estudiantes de Secundaria, elaborada por los profesores de Filología Catalana de la Universidad de Alicante (UA) Vicent Beltran y Carles Segura. Todo ello para mostrar ese sustrato vivo que tiene un origen histórico, un nexo de siete siglos que permanece en muchos rasgos característicos de su idiosincrasia.

En palabras de Ramon Ferrer, presidente de la AVL, «un legado que pervive, un patrimonio lingüístico que hay que preservar y potenciar». «Teníamos una deuda institucional y moral con los valencianos de estas tierras», afirmó Ferrer, que también aclaró que «no venimos a conquistar nada, sino a poner de manifiesto, con todo el respeto, los vínculos que tenemos en común con la comarca».

Estaba previsto que el acto lo presidiera el alcalde Emilio Bascuñana, que finalmente no pudo asistir «por razones de agenda», explicó el concejal Víctor Valverde, que destacó que, a pesar de que «se haya instalado cierta lejanía», este proyecto «nos permite superar estereotipos y conflictos», poniendo de relieve que «existen más elementos que nos unen que nos separan». «Las lenguas no deben ser nunca motivo de discordia», recordó Ferrer.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats