Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PSOE y Cambiemos exigen una comisión de control del Plan Edificant en Orihuela

La oposición registra una solicitud para que comparezcan en un plazo de 20 días los ediles de Educación y Contratación para explicar las supuestas irregularidades y demoras en los proyectos - El IES Tháder sigue en «una situación insostenible»

Barracones en el IES Tháder, un centro que desde hace 22 años demanda una ampliación. | TONY SEVILLA

PSOE y Cambiemos Orihuela anunciaron ayer que han exigido la comparecencia de los concejales de Educación y de Contratación para que expliquen los retrasos y las paralizaciones en las obras del Plan Edificant en varios centros educativos del municipio, así como un informe sobre las fases y el estado de cada proyecto. Lo hicieron a través de la solicitud de una comisión de seguimiento sobre este plan que el Consell puso en marcha hace cuatro años para construir, ampliar, adecuar y reformar las instalaciones públicas. De esta forma, los ediles tienen de plazo hasta el 20 de diciembre para dar información de forma voluntaria; de lo contrario, se convocará automáticamente a los diez días.

La concejala socialista María García subrayó que la «falta de compromiso del Gobierno local, que se hace la foto cuando hay anuncios pero que no da la cara cuando hay complicaciones», en referencia a la «omisión de información» frente a los problemas detectados. Por su parte, la coportavoz del grupo Cambiemos, María Sandoval, manifestó que el Ayuntamiento «está priorizando el abaratamiento de los costes por encima de la calidad de las construcciones, con adjudicaciones a la baja entre un 20 y hasta un 30% que se traducen en problemas en las obras y en los plazos de ejecución», algo que, según recordó, su formación ya advirtió hace un año. Esto, continuó, «perjudica a toda la comunidad educativa».

De las 21 obras que el Ayuntamiento tiene delegadas -con una inversión por parte de Conselleria de 17,5 millones-, se han concluido once y «terminarán dentro de poco» otras tres, según la corporación local. Las siete pendientes acaparan un volumen de 11,5 millones de euros. Por detrás de la rehabilitación integral de la Escuela de Arte y Superior de Diseño (4,3 millones), que está en fase de tramitación, la ampliación y adecuación del IES Tháder es la segunda obra de mayor envergadura (3,8 millones), «un 20% menos de lo que Conselleria estipuló que era necesario», insistió Sandoval, que añadió que «esta diferencia podría ser la causa de la paralización que sufren».

Precisamente, fue la puerta del principal instituto del municipio, que lleva 22 años demandando una ampliación, el escenario elegido por la oposición para exigir soluciones a la Administración municipal. «Durante todo este tiempo nuestro alumnado ha padecido la precariedad de las instalaciones, muy especialmente los barracones, así como la ausencia de gimnasio, laboratorio, biblioteca, zonas de recreo, aseos y otras aulas», dijo su consejo escolar en un comunicado el pasado día 11.

Problemas técnicos

SOS Tháder fue un mensaje de auxilio ante una situación que este curso es «aún más angustiosa e insostenible». En palabras de su directora, Ana Más de Sanfélix, es peor porque las obras de lo que será el nuevo aulario llevan paralizadas desde el verano, cuando «se empezaron a hacer las catas y se encontraron con dificultades técnicas del terreno que hacían imposible la viabilidad del proyecto tal y como estaba redactado». Desde entonces están esperando la modificación para que se acometan las obras, con la esperanza de que se aproveche la Navidad, puesto que son obras muy ruidosas que están a poco más de un metro de los barracones.

Poco después del anuncio de PSOE y Cambiemos, el concejal de Educación, Antonio Sánchez, fue hasta el IES para reunirse con el AMPA y la directora, aunque el Plan Edificant «depende única y exclusivamente del área de Contratación y Grandes Proyectos [que dirige Sabina Goretti]», manifestó a INFORMACIÓN. «Lo hago por iniciativa propia, para echar una mano al centro y transmitirle la información que voy recabando con los técnicos sobre en qué punto están los expedientes», insistió.

En este sentido, aclaró que la semana pasada se firmó la modificación de la redacción del proyecto, que estará listo en unas tres semanas, para después modificar el contrato de obra. En total, el edil cree que se necesitará mes y medio como mínimo. Para Más de Sanfélix, dejar pasar las vacaciones navideñas y tener que esperar al próximo verano «sería la peor noticia». No obstante, porque «hay que acelerarlo lo máximo posible y dar una solución inmediata», Sánchez verá si hay posibilidad de empezar al menos la cimentación del nuevo aulario.

Conflictos y deterioro de la convivencia

El IES Tháder de Orihuela ya en 2018 protagonizó un encierro y movilizaciones ante la «inoperancia e incapacidad» del equipo de gobierno a la hora de aprobar en pleno la adhesión al Edificant. Ahora, las obras del aulario, que debía estar funcionando desde septiembre, están paralizadas y sin fecha, lo que limita aún más el espacio en un centro que demanda una ampliación desde hace 22 años. «No hay excusa posible que justifique el calvario que cada día supone estudiar y trabajar en estas condiciones», según su consejo escolar.

Obras paralizadas del nuevo aulario en el IES Tháder. | TONY SEVILLA

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats