Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell centra su esfuerzo inversor en la Vega Baja en obras hidráulicas, sanidad y educación

La Generalitat presupuesta 46,7 millones en hospitales y centros de salud de la comarca y casi 28 en instalaciones educativas - Evitar las inundaciones acapara otros 20 millones

Antonio Alonso, Eva Martínez y Antonia Moreno, ayer, en el Archivo Histórico de Orihuela. | TONY SEVILLA

Ayer fue la primera vez que se presentaron unos presupuestos de la Generalitat en la Vega Baja. Sin duda, como parte de esa estrategia iniciada por el Ejecutivo que preside Ximo Puig para proyectar una mayor cercanía con el sur de la Comunidad Valenciana. En palabras de la directora general de Presupuestos de la Conselleria de Hacienda, Eva Martínez, hay «un compromiso contundente y una apuesta decidida del Consell con la reconstrucción de la comarca y con la puesta en marcha de todas las infraestructuras hidráulicas necesarias para prevenir nuevas inundaciones». Lo llamó «el año de la recuperación económica y social», tras la crisis de la pandemia que en la comarca se une a la que originó la devastadora DANA de 2019, y «estos presupuestos son fundamentales para ello». A la hora de realizar ajustes para cuadrar las cuentas, la consigna ha sido que «la Vega Baja no se toca», manifestó Martínez en la biblioteca del Archivo Histórico de Orihuela.

Tanto es así, continuó, que es «la única comarca con inversiones territorializadas», que se especifican en un anexo propio en el documento de presupuestos, que incluyen un fondo de 1.000 millones de transición hacia la nueva normalidad para superar la pandemia, así como instrumentos para un uso eficaz de los fondos europeos. De los 598 millones que la Generalitat destina a la provincia de Alicante, 108 (un 20%) son para la Vega Baja, que acapara uno de cada cuatro euros de la inversión por comarcas, para corregir el déficit histórico en infraestructuras.

Con estas séptimas cuentas que aprobará el Botànic en las Cortes se pone el acento en la Sanidad, que acapara 46,7 millones de euros para la ampliación de los hospitales de Orihuela (13 millones) y Torrevieja (5), sobre el Martínez subrayó el «gran esfuerzo de gestión» que ha supuesto la reversión tras el fin del contrato con Ribera. En el área de Salud de Torrevieja también se contemplan 4,3 millones para nuevos centros de atención primaria y otros 2 para reformas, así como nuevas construcciones en este ámbito en Cox (680.000 euros), Redován (230.000) y Algorfa (200.000).

Institutos y colegios

La segunda partida de mayor envergadura es Educación, con 27,9 millones para nuevos centros educativos en la mayoría de los municipios de la comarca. A través de inversiones directas de la conselleria y del Plan Edificant, en el que el departamento que dirige Vicent Marzà aporta la cuantía, mientras que el Ayuntamiento se encarga de la obra. Por volumen destacan, entre otros, las infraestructuras de Pilar de la Horadada (6,32 millones), Guardamar del Segura (5), Torrevieja (4,69), Almoradí (3,56), Catral (3,22), Algorfa (2), Callosa de Segura (1,94), Albatera (1,64), Orihuela (1,6) y Redován (1). En este punto la delegada territorial del Consell en Alicante, Antonia Moreno, recalcó que la comarca es la que más inversión tiene del Plan Edificant en la Comunidad.

Otro capítulo importante es el de los más de 20 millones de euros que se contemplan en infraestructuras hidráulicas y de mejora de evacuación de pluviales, destacando Pilar de la Horadada (7,80), Orihuela (4,29), Almoradí (5,66), Bigastro (81.000) y Algorfa (41.000), siendo la única inversión que se contempla en San Isidro (94.480).

Se inyectan 6 millones en infraestructuras viarias y de movilidad, entre las que se encuentran el desdoblamiento de la CV-95 (3 millones) y el impulso de los carriles ciclopeatonales de la CV-895 Rojales-Guardamar (900.000 euros) y de Los Montesinos-Vía Verde de Torrevieja (450.000), municipio que recibe 1,1 millones para el tren salinero, 114.150 para el refuerzo de la CV-905 y 60.760 para el muelle de la sal.

En cuanto a sedes judiciales, la compra del Palacio de Justicia de Orihuela costará 1,15 millones, a los que se sumarán casi 200.000 euros en reformas y mejora de las distintas sedes judiciales de esta localidad. Por último, el presupuesto prevé 94.720 euros para la elaboración del Plan de Acción Territorial de la Vega Baja y actuaciones necesarias del Plan Vega Renhace, por valor de 16 millones -señaló su director, Antonio Alonso-, así como 231.000 para un estudio de soluciones contra inundaciones.

Actuaciones y partidas sin asignar aún por territorios

El presupuesto de la Comunidad Valenciana para 2022 contempla casi 28.000 millones, lo que supone un incremento de 2.340 (un 9,1% más) con respecto a 2021. Eva Martínez explicó ayer que los 598 millones para la provincia, así como los 108 para la comarca, «pueden verse incrementadas, ya que los capítulos de inversiones incluyen 1.742 millones de euros sin territorializar, por lo que parte de esta cantidad pueden destinarse a municipios y ciudades de la Vega Baja», al igual que «existen numerosas actuaciones territorializadas como ‘provincia de Alicante’ que también pueden ir en parte destinadas a la comarca» Sin olvidar las ayudas, subvenciones y becas, por ejemplo, que «benefician directamente a los ciudadanos», concluyó.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats