Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueña acusa a Dolón de desviar partidas de ayuda social para impulsar el bonoconsumo

El edil de Hacienda de Torrevieja explica que son gastos de 2021 que no se iban a usar para su fin inicial

Eduardo Dolón

Pablo Samper, portavoz de Sueña Torrevieja, ha denunciado públicamente que el 22 de octubre pasado el alcalde Eduardo Dolón (PP) rubricó mediante un decreto la transferencia de crédito por la que, a su juicio, «les ha quitado de un plumazo» a los empleados del Ayuntamiento un total de 258.155 euros: 53.450 euros para la asistencia médico farmacéutica, 166. 305 para los gastos de acción social, y 38.400 de complemento familiar. A ese montante se suma una partida de 173.195 euros destinada a las personas «más necesitadas de Torrevieja», incluyendo 15.000 de la campaña de maltrato infantil, 16.000 del programa Menjar a Casa, 10.000 del programa empobrecimiento energético, 56.935 del programa escuela de verano y 11.400 para productos alimenticios». Los detrimentos en estas partidas han ido a parar a la III edición del Bonoconsumo, iniciativa que «como hemos manifestado es muy positiva según Sueña Torrevieja». Samper asegura, sin embargo, que el alcalde disponía desde hace más de siete meses de un remanente del año 2020 de más de 90,56 millones de euros «que le daba para financiar hasta 181 ediciones del bonoconsumo de 500.000 euros», por lo que «se podía haber evitado eliminar estos gastos sociales a funcionarios y estas ayudas sociales a lo más necesitados». Algo, asegura la formación de la oposición, que «vuelve a poner de manifiesto la imprevisión y la falta de gestión del alcalde que gobiernan y firman decretos a salto de mata».

Por su parte, el concejal de Hacienda, Domingo Paredes (PP), explicó a INFORMACIÓN que como Sueña «conoce» la práctica de contabilidad de transferir partidas previstas para un uso a otro en el marco del presupuestos es totalmente legal y muy habitual en la gestión de la Hacienda local y en este caso, y en todos los que ha impulsado el actual equipo de gobierno, ha contado con los informes previos de supervisión favorables de los técnicos. Paredes aclaró que la primeras y segunda campaña de Bonoconsumo estaban previstas a través de la aprobación del gasto de remanentes de tesorería -el superávit del presupuesto de 2020-. Pero no el medio millón necesario para la actual tercera campaña, en la que se emplean fondos transferidos de partidas en las que se ha comprobado por los técnicos que el gasto no se va a hacer efectivo antes de final de año. Y que además contarán con una nueva partida completa o similar en el presupuesto del que viene.

«No se quita dinero de ayudas sociales o las destinadas a funcionarios. Es dinero que estaba previsto para ese uso pero que ya sabemos, por la tramitación de expedientes, que no se va a gastar en eso», reiteró el concejal.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats