Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un solo agente de Policía Local por turno patrulla las calles de Rojales

La plantilla de agentes rechaza realizar horas extra ante el retraso de dos años en percibir la retribución

Jefatura de la Policía Local de Rojales. | TONY SEVILLA

El servicio público de Policía Local de Rojales se ha quedado con un solo agente por turno en las últimas jornadas ante la negativa de la plantilla a realizar servicios extraordinarios: el Ayuntamiento les debe todas las horas extra de año y medio, concentradas en el esfuerzo realizado durante pandemia. Esa negativa y las bajas por covid han dejado el servicio bajo mínimos. En algunos de los turnos con un solo agente respaldado por el jefe de la Policía Local para un municipio de 16.000 vecinos y con una de las urbanizaciones más grandes del país: Ciudada Quesada. Las labores de seguridad ciudadana son competencia de la Guardia Civil de Almoradí, que tampoco está en disposición de realizar un gran despliegue.

En este sentido el Sindicato Profesional Policías y Bomberos (SPPLB) explicó a INFORMACIÓN que la deuda acumulada se aproxima a los 45.000 euros. Para las mismas fuentes sindicales se trata de una situación «insostenible que puede obligar al sindicato a plantearse acciones judiciales, porque las alternativas planteadas por los policías, como compensaciones con descanso, tampoco han sido aceptadas por el alcalde Antonio Pérez (PSOE).

Deuda que contrasta, según el sindicato, con la decisión de Pérez de pagar lo facturado a una empresa de seguridad privada. El sindicato explica que de marzo del año 2020 hasta finales de diciembre de ese año una orden de alcaldía obligaba a realizar horas extraordinarias fijadas por jefatura, amparándose en la situación de Estado de Alarma Decretado por el Estado.

Esta situación de mínimos en la plantilla en el servicio está provocada por las bajas por el covid pero podría estar resuelta puesto que en la actualidad hay aproximadamente unos 20 componentes policiales dispuestos para la realización de servicios extraordinarios -si se pagaran-.

El SPPLB lamenta que Pérez, que ayer no se pronunció sobre las críticas sindicales, «presuma» de presidir el Ayuntamiento con las cuentas más saneadas de la provincia pero «no procede a abonar los servicios extraordinarios a su policía, pese haber sido obligados a su realización». Y la situación actual de la primera quincena de enero es «muestra d de ese cansancio, con turnos de uno o dos agentes debido a que renuncian a entrar a realizar servicios extraordinarios voluntariamente, puesto que presumen que no van a cobrar las horas que realicen, con lo que conlleva el no ser atendidos algunos servicios como se merecen los vecinos de Rojales».

Las mismas fuentes explican que «mes tras mes» el alcalde se ha comprometido a lograr una fórmula de pago que no se concreta, en una situación que solo afecta a la plantilla de la Policía Local en el Ayuntamiento. Y añadieron que la negativa al abono tiene su origen en el área de Intervención municipal.

Así Pérez fuerza «a sus policías a renunciar a servicios extraordinarios, al no cumplir sus compromisos y llevar más de un año y medio sin abonar de los servicios extraordinarios realizados, además de no presentar documentos que justifiquen la imposibilidad de sus pagos».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats