Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asaja acusa a intermediarios de estafar a los agricultores en la campaña del limón de la Vega Baja y llevarse la fruta gratis

Las firmas se llevan gratis hasta el 35% de la cosecha alegando que van a la industria cítrica cuando en realidad la venden en fresco en el mercado internacional al precio del mejor producto/ La organización agraria pide a la Agencia de Información y Control Alimentarios que expediente y multe esta práctica especulativa

Imagen del corte de limón en un bancal de la Vega Baja

La campaña del limón en la Vega Baja empezó «renqueante ante la entrada masiva de cítricos de Sudáfrica, las escasas operaciones de compraventa y los bajos precios» y ahora, asegura Jóvenes Agricultores Asaja Alicante «parece que hay algunas empresas que han decidido sacar tajada de la situación de crisis e incertidumbre que viven los productores». La organización agraria ha denunciado este martes que se está convirtiendo en «una práctica estandarizada la forma de proceder de ciertas empresas intermediarias y de especuladores» que son «los únicos» que están realizando cortes en las fincas de limón y que mediante contrato pactan con el agricultor un precio de venta, pero con la novedad «de no especificar en él el porcentaje de destrío de la cosecha». La «sorpresa» llega cuando al agricultor le han cortado la finca -recogido el limón- y, de los kilos acordados, «la mitad no se los pagan porque los han destinado al destrío, es decir, a la industria cítrica». 

Limones, aseguran las mismas fuentes, que están en perfectas condiciones de venta y consumo y que los productores «sospechan que están siendo manipulados, envasados y destinados a la exportación para su consumo en fresco». Esta organización de productores agrarios va a poner en conocimiento de la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) esas operaciones que tacha de «fraudulentas» y va a pedir que se exija «urgentemente» a los exportadores que, ante la llegada de limones de los que no se saben procedencia, «sea imprescindible demostrar su trazabilidad», así como el establecimiento de sanciones en caso de detectar este tipo de fraude. «Mucho nos tememos que estos limones se están reclasificando y envasando en almacenes y revendiendo a los exportadores con destino el consumo en fresco, llegando a robar a los productores entre el 30 y el 35% de la cosecha. Es inadmisible que los exportadores no se informen de dónde vienen estos limones y sean cómplices de participar en este atraco al productor», señala el presidente de Jóvenes Agricultores, José Vicente Andreu.  

Intimidaciones

Andreu afirma que desde hace varias semanas son varios los agricultores que están siendo víctimas de «esta práctica desleal» y que han denunciado este hecho ante la organización. «Desgraciadamente estamos recogiendo múltiples denuncias que relatan la misma situación. Estos intermediarios llegan a un acuerdo de venta con el agricultor sin especificar destrío», que normalmente suele rondar entre el 3-5% del total de la cosecha y que antes siempre se concretaba en contrato. 

Como ejemplo, de los 300.000 kilos de limón que le cortaron a un agricultor le pagan 135.000 kilos y 150.000 «se los llevan gratis porque se los clasifican como destrío, cuando el empresario constata que de los desechados más de la mitad estaban en perfectas condiciones». Para Andreu «están menospreciando y abusando del eslabón más débil de la cadena: la producción y el agricultor… con intimidaciones de diferente tipo y consumando una estafa en toda regla, bajo la amenaza de que, si pones alguna pega o no estás de acuerdo no te cortan la fruta -no la compran-, aprovechándose de una estructura de mercado que penaliza al agricultor. Debemos perseguir este tipo de prácticas y operadores del mercado que solo aportan corrupción y dotar definitivamente al mercado de transparencia», reiteró Andreu. 

«No cuadra que a los agricultores se les destríe como limón de industria un 50% de su producción, cuando la industria está procesando mucho menos limón que el año pasado y se está exportando menos. Hecho que demuestra que ese destrío se reprocesa y se manda en su mayoría al comercio en fresco, lo que viene a ratificar el fraude que se está cometiendo». Asaja espera que Ailimpo (Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo) «tome cartas en el asunto de forma inmediata como órgano representativo de todo el sector, que debe velar por el equilibrio y buen funcionamiento del sistema productivo, del comercio y de la industria». 

Asaja también aprovecha para denunciar «otra situación de abuso y es que los supermercados han subido los precios de venta al público un 20% y han bajado los precios al que compran los limones un 30%, de forma vergonzosa, vulnerando de nuevo la Ley de la Cadena Alimentaria, que acaba de reformarse para prohibir la venta a pérdidas». 

"Menosprecian y abusan del eslabón más débil de la cadena: la producción y el agricultor… consumando una estafa en toda regla, bajo la amenaza de que, si pones alguna pega o no estás de acuerdo no te cortan la fruta", según ASAJA

decoration

ASAJA Alicante también aprovecha para denunciar "otra situación de abuso que los productores estamos viendo un año más, y es que los supermercados han subido los precios de venta al público un 20% y han bajado los precios al que compran los limones un 30%, por lo que son los primeros que están especulando y aprovechando una situación de crisis para ganar más dinero de forma vergonzosa, vulnerando de nuevo la Ley de la Cadena Alimentaria, que acaba de reformarse para prohibir la venta a pérdidas". 

El 40% de la producción nacional de limones de España tiene su origen en los bancales de la huerta y el campo de la Vega Baja. La comarca genera casi el 30% de la facturación nacional con el 90% de las diez mil hectáreas plantadas con limonero en la provincia de Alicante. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats