Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela suspende sus parquímetros sin fecha hasta que se adjudique la ORA

El PP critica que Infraestructuras, en manos de su socio de gobierno, no haya preparado a tiempo la licitación de un nuevo contrato - Ciudadanos ha intentado una prórroga in extremis que Secretaría e Intervención han rechazado

Parquímetro fuera de servicio, ayer, en una calle de Orihuela. | TONY SEVILLA

Los parquímetros de Orihuela están apagados desde ayer, cuando el alcalde Emilio Bascuñana decretó la suspensión temporal de la tasa por el estacionamiento de vehículos en las vías públicas del municipio, la llamada zona azul, hasta que el servicio se adjudique a una nueva empresa. El actual contrato con la mercantil Setex Aparki, por un canon anual de 200.000 euros, se firmó el 11 de enero de 2016. Con una duración de cuatro años, pudiendo ser prorrogado hasta dos años más, lo cual se produjo en enero y diciembre de 2020, la concesión finalizó el día 12, «tal y como ponen de manifiesto los informes jurídicos de Secretaría que constan en el expediente», indica el decreto, que añade que «la Concejalía de Contratación ha dictado instrucciones a fin de que se agilicen los trámites de un nuevo procedimiento de licitación».

El texto también revela que se ordenará a la Policía Local a que precinte los parquímetros «con carácter inmediato a fin de hacer efectiva la suspensión». Ya en noviembre de 2015 se precintaron también, cuando se finalizó el anterior contrato. Entonces, el pliego de condiciones se publicó en septiembre, aunque no llegó a la Junta Gobierno hasta finales de diciembre.

El concejal Rafael Almagro (PP) manifiesta a este diario que Infraestructuras, en manos de Ciudadanos, es la concejalía responsable de este contrato. En su opinión, es inaudito que no se haya tenido preparada la adjudicación para no llegar a este punto. La formación naranja ha tratado in extremis de hacer una prórroga más, algo que han rechazado los informes de Secretaría e Intervención. Por eso, Almagro tacha esta maniobra de «ridícula» y no duda en criticar esta «falta de interés» por parte de su socio de gobierno. Además, advierte de que la suspensión es sine die, ya que «un contrato de esta complejidad puede tardar varios meses e incluso todo un año».

Por su parte, el concejal socialista Luis Quesada sostiene que «Orihuela nunca había estado tan abandonada; es una ciudad sin rumbo». A su juicio, «el descontrol en la gestión municipal está afectando a todas las áreas». Además, recuerda que el PSOE en agosto avisó de que se iba a llegar tarde para licitar el contrato de la ORA. Incluso, añade, «hace un año, en el pleno, el concejal de Infraestructuras nos acusó de ser expertos en crear alarma por algo que no iba a suceder, ya que en enero de 2022 el nuevo contrato estaría en funcionamiento». Ahora, se pregunta si Ángel Noguera va a dar explicaciones y si va a dimitir por «su ineficacia».

Quesada lo define como «una nueva chapuza», porque «es lamentable que sabiendo que este contrato tenía agotadas todas las prórrogas no hayan sido capaces ni siquiera de tener preparada la documentación para la licitación. Esto demuestra el caos de gestión que hacen PP y Ciudadanos». Su grupo no descarta pedir una comparecencia en el pleno de los ediles de Infraestructuras, Ángel Noguera, y Contratación, Sabina Goretti Galindo.

Sin máquinas de cobro durante el estado de alarma

Además de en 2015, hubo más recientemente una situación similar en la que los parquímetros estuvieron fuera de servicio, aunque por otros motivos. Fue en marzo de 2020 en el inicio de la pandemia. Tras varios días de polémica y múltiples peticiones por parte de los ciudadanos, el Ayuntamiento suspendió el pago de la ORA durante el tiempo que durara el estado de alarma, accediendo así a una creciente demanda de la población.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats