Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota factura en Torrevieja 3,8 millones, un 50% más, al recuperar la pesca de sardinas

La Cofradía de Pescadores registra el desembarco de 1.817 toneladas de pescado durante 2021 y deja atrás la crisis que originó la pandemia

Imagen de una subasta de bacoreta, una de las especies de túnido que completan las capturas de sardina y boquerón. | TONY SEVILLA

La Cofradía de Pescadores de Torrevieja ha recuperado su volumen de facturación y actividad habitual en 2021 tras el año complicado de pandemia en el que muchas embarcaciones se acogieron a un ERTE y las capturas de sardina se hundieron con respecto a la media de los últimos años.

El ejercicio de 2021 se ha cerrado con una facturación de 3.872.463 euros y 1.857 toneladas de pescado subastados en la lonja, según las estadísticas de la Cofradía de Pescadores. Esa facturación supone una recuperación del volumen de negocio del más del 50% con respecto a 2020, en el que la cifra se quedó en solo 2.573.000 euros y 1.555 toneladas en capturas, e incluso supera en más de cuatrocientos mil euros la anualidad de 2019.

La principal protagonista de esta recuperación es la sardina. Durante el año pasado se capturaron 597 toneladas de sardina que obtuvieron en primera venta en la lonja un valor de 1.024.000 euros, según las mismas fuentes.

Ni el año pasado, ni durante el 2020 ha fallado una especie que por sí sola es capaz de generar la mitad de la compra y venta de pescado en el puerto de Torrevieja: el boquerón. En 2021 se desembarcaron 906 toneladas por valor de 2.360.000 euros. Son las capturas más de preciadas por los barcos cerqueros. Como ejemplo el valor medio por kilo alcanzado en subasta del rey del pescado azul fue de 2,8 euros el kilo frente al 1,9 de la sardina.

En la lonja de Torrevieja se comercializan hasta 34 especies distintas aunque sardina y boquerón copan la comercialización. Los túnidos como el emperador (8 toneladas), bacoreta (28), bonito del Mediterráneo (14), melva (25), sorell (26) y caballa del sur (88), completan la campaña sobre todo durante los meses veraniegos: los cerqueros capturaron además de la alacha, muy abundante pero con un valor en el mercado muy reducido. Apenas alcanza los 0,7 euros el kilo de media en primera venta y que en algunas ocasiones, al no obtener precio, no se descarga en lonja.

La actividad pesquera en Torrevieja está apenas representada por embarcaciones locales, de las que quedan dos dedicadas al cerco, una al arrastre que comercializa sus capturas en Santa Pola y una pequeña flota de barcos de artes menores y palangreros. Es sobre todo la flota artesanal de cerco de los puertos vecinos de Murcia, y algunos procedentes de localidades costeras de Almería e incluso Málaga, la que sigue escogiendo el puerto pesquero de Torrevieja como base para faenar y vender sus capturas.

Por el dinamismo de la demanda de una zona turística pero también porque la Cofradía, que tiene a Pedro Carmona como patrón mayor, facilita unos servicios básicos -suministro de agua, energía o hielo- muy económicos . Lo que mantiene a la costa torrevejense como una de las principales zonas de actividad de pesca de cerco de la comunidad valenciana. Todo pese a que la actividad turística, con las marinas deportivas, ha arrinconado al sector pesquero en las últimas décadas en su propia bahía.

Una lonja con los días contados por el proyecto de ocio

La actual lonja tiene los días contados. La concesión de una superficie comercial y de ocio en el puerto está a punto de ser adjudicada por la Generalitat. Y una de las condiciones para la concesión a más de 40 años es la desaparición de los edificios para dar espacio a terrazas y aparcamientos. El concesionario deberá financiar y levantar otra lonja, más pequeña, junto a la actual fábrica de hielo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats