50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja y Pilar de la Horadada asumirán la depuración de aguas residuales de Orihuela Costa

Los ayuntamientos torrevejense y pilareño autorizan la interconexión de colectores prevista en el proyecto de la Generalitat de mejora de bombeos y depuradora del litoral oriolano, valorado en 6,6 millones de euros

Depuradora de Orihuela Costa en Lomas de Cabo Roig, puesta en marcha en 2000 y que se quedó pequeña poco después

Los ayuntamientos de Torrevieja y Pilar de la Horadada han autorizado a la entidad de saneamiento (EPSAR) de la Generalitat llevar a cabo un proyecto que derivará aguas residuales de Orihuela Costa a sus respectivas depuradoras. Esta derivación se llevará a efecto en momentos en los que la instalación de tratamiento del litoral oriolano colapse, situación que se repite todos los veranos en las semanas de mayor afluencia turístico-residencial y en momentos de los habituales episodios de lluvias torrenciales.

Es una de las características del proyecto de mejora de la depuradora de Orihuela Costa y de las estaciones de bombeo de los 16 kilómetros de costa oriolana, valorado en más de seis millones de euros (6.663.110 euros IVA incluido), que se encuentra en periodo de licitación por la EPSAR.

El visto bueno de ambos municipios, validado en junta de gobierno por Pilar de la Horadada el 10 de marzo de 2021 y por el Ayuntamiento de Torrevieja el 7 de junio de ese mismo año, resulta llamativo por dos motivos: En primer lugar porque los periodos de mayor demanda de agua y necesidad de tratar los caudales residuales tanto en Pilar de la Horadada como en Torrevieja, coinciden con los de Orihuela Costa. Las tres zonas destacan como destinos turísticos vacacionales y tanto en los meses de julio y agosto como en las jornadas en las que se producen lluvias torrenciales, los caudales son asumidos por la red de alcantarillado porque ninguno de ellos cuenta con una infraestructura de pluviales amplia y separada de la red de alcantarillado para recogerlos. En segundo lugar, ni la estación depuradora de Pilar de la Horadada ni la de Torrevieja están sobradas de capacidad en verano. Ambas son estaciones modernas, con posibilidad para recibir 60.000 metros cúbicos diarios la de Torrevieja -aunque desde que funciona solo ha rozado en alguna ocasión los 50.000- y 18.000 la ubicada en Pilar de la Horadada, pero se muestran insuficientes. La de Pilar de la Horadada tiene problemas para tratar el agua que recibe en el mes de agosto y en el caso de la estación depuradora de Torrevieja, una de las más grandes de la Comunidad que ya fue ampliada en 2007, el problema es que los reservorios de agua tratada en los meses estivales a veces carecen de capacidad para almacenar todo el caudal que se destina a riego agrícola y de campos de golf.

En periodo de lluvias torrenciales, recurrentes en los meses de otoño, colapsan las tres depuradoras. Se producen problemas de desbordamientos y rotura de estaciones de bombeo en los tres municipios y los técnicos suelen paralizar las depuradoras porque el contenido en residuos en el agua de arrastre que transporta la red pone en peligro las instalaciones de depuración.

Es un dato poco conocido -e informado por esos ayuntamientos-, pero durante esas jornadas de fuerte precipitación mucha agua residual mezclada con caudales de lluvia suele terminar evacuada por los aliviaderos de emergencia al mar, y en parte en la laguna de Torrevieja, ante la imposibilidad de que sean tratadas por las depuradoras. Esta situación crítica debería resolverse poco a poco con las redes de pluviales que han comenzado a trazarse y ejecutarse, aunque todavía de forma muy parcial, en estas tres poblaciones.

12

Vertido de aguas fecales que alcanzó las playas de Orihuela Costa por una rotura en el verano de 2019 Diario Información

Colapso veraniego

Las deficiencias en el tratamiento de aguas residuales de la zona litoral oriolana y su conducción a la actual depuradora de Orihuela es muy grave. En los últimos años los bombeos han colapsado varias veces en plena temporada estival dejando escapar cientos de metros cúbicos de aguas fecales, que terminan encauzados por gravedad por las ramblas que atraviesan toda la geografía de Orihuela Costa. En muchos casos estos caudales han terminado en sus principales playas, que han de cerrarse al baño cuando esto sucede.

El sistema de saneamiento y depuración de la zona costera de Orihuela se puso en servicio en el año 2000 y se quedó pequeño apenas cinco años después por el enorme crecimiento urbanístico de la zona litoral. En ella están censados unos 30.000 vecinos, pero la cifra puede llegar a triplicarse en verano, la época de mayor afluencia de residentes que hacen uso de sus segundas residencias. Cuenta con nueve estaciones de bombeo y una depuradora con capacidad de tratamiento de 18.000 metros cúbicos al día. Esta depuradora situada al sur de la costa oriolana, en Las Lomas de Cabo Roig, recibe el agua bruta a través de cuatro estaciones de bombeo -Los Caballos, La Regia, La Zenia 2 y La Solana, que está sobre una rambla-. En época estival, cuando funcionan de forma simultánea, sobrepasan la capacidad de proyecto del pretratamiento de la depuradora, con lo que una parte del caudal de agua bruta residual debe pasar directamente a la balsa de agua tratada.

El problema viene de largo. Como muestra basta decir que el proyecto, cuyas obas de ejecución están ahora en licitación -al concurso se han presentado 13 grandes empresas de obra pública- fue adjudicado y redactado hace más de una década, en 2009, y aprobado con presupuesto de la Generalitat desde 2018. 

El mismo contempla la renovación de varias estaciones de bombeo, con la incorporación de aliviaderos de los que ahora carecen, y reubicar La Solana, construida incomprensiblemente sobre el lecho de una rambla en dominio público. También está prevista la remodelación de otras estaciones, la construcción de nuevas líneas de impulsión y colectores, y la ejecución de obras para la mejora del proceso de tratamiento en la EDAR de Orihuela-Costa, de modo que se permita "la interconexión con las cuencas de saneamiento aledañas derivando caudales hacia las depuradoras situadas en los términos municipales colindantes de Torrevieja y Pilar de la Horadada. Según asegura la Generalitat, "dada su proximidad y suficiencia hidráulica hacen viable el transporte del agua residual, reduciendo de este modo las aportaciones a la EDAR de Orihuela-Costa y aumentado la fiabilidad del sistema de saneamiento". A su vez contempla la construcción de un tanque de laminación y homogeneización de 3.000 metros cúbicos para garantizar "el buen funcionamiento del tratamiento biológico".

Solo 8.000 metros cúbicos diarios

Sin embargo, el acuerdo para el caso del Ayuntamiento de Torrevieja tiene limitaciones. Torrevieja solo recibirá un máximo diario "y de forma puntual" de 8.000 metros cúbicos de aguas residuales procedentes de Punta Prima y la zona residencial de Horizonte. A cambio la Generalitat se ha comprometido a financiar la mejora de las redes que deben asumir esos nuevos caudales hasta la depuradora en Rocío del Mar y la subestación que debe impulsarlos hasta la zona de tratamiento. El municipio espera que la EPSAR no asuma esta conexión como una solución permanente puesto que las cifras de demanda y generación de aguas residuales en Orihuela Costa van a más y el proyecto realizado por la Generalitat está dimensionado en función de datos que podrían haber quedado desfasados.

La EPSAR, cuyos responsables se reunieron recientemente con representantes de las asociaciones de vecinos y el concejal de Infraestructuras oriolano, Ángel Noguera (Cs), ha suprimido de la información pública del proyecto el pliego de condiciones técnicas pese a que todavía está en licitación: la web de la Generalitat remite al perfil de contratación del sector público para consultarlo y este último emplaza a la web de la Generalitat para localizarlo. No se encuentra en ninguna de las dos localizaciones.

A las actuaciones de la administración autonómica se suman las previstas por el Ayuntamiento de Orihuela y la empresa de gestión del ciclo hídrico que contempla con fondos propios la renovación de una parte de las 18 subestaciones de bombeo y colectores que forman parte de la red municipal y presentan muchos problemas de capacidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats