Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CCOO y UGT aseguran que la lista de espera para mamografías en el Hospital de Torrevieja es de 6 meses y Sanidad lo niega

Los sindicatos denuncian el cambio de protocolo donde "se citaba inmediatamente" y el jefe de Oncología replica que ese procedimiento no ha cambiado, que un comité formado por 20 especialistas evalúa cada uno de los casos urgentes y señala a los representantes sindicales por generar "alarma social" al hablar de citas para pruebas "no urgentes"

La demora en mamografías urgentes alcanza los seis meses en el Hospital Universitario de Torrevieja ISABEL RAMÓN

Cinco o seis meses de espera para una mamografía urgente. Esa es la demora que arrastra esta prueba vital para diagnosticar y tratar el cáncer de mama en el Hospital Universitario de Torrevieja, según han denunciado este miércoles públicamente las secciones sindicales de CCOO y de UGT del Departamento de Salud de Torrevieja. Estos sindicatos aseguran que la lista de espera para la realización del primer estudio radiológico, tras la detección de una anomalía mamaria, es de unos 5 o 6 meses, "pasa medio año desde que la paciente se detecta un bulto y contacta con su médico/a de familia hasta que le hacen la primera mamografía. Además, a estos meses se suma el tiempo para que le citen para otras pruebas que puedan confirmar el diagnóstico", según señalan los delegados sindicales Esteban Rives (UGT) y Fran García (Comisiones). Algo, indican las mismas fuentes, que "puede empeorar la salud de la paciente en una enfermedad donde es vital el diagnóstico precoz".

La Conselleria de Sanidad ha negado esa demora y ha acusado a los sindicatos, que han recibido información detallada sobre los procedimientos este mismo miércoles, de causar una "importante alarma social", porque se están refiriendo a citas de mamografías que "no son urgentes".

Los sindicatos, que fueron convocados el miércoles por la mañana, a una reunión con la dirección del Hospital y del servicio de Oncología tras difundir esa nota, han reiterado sin embargo su denuncia: "Estamos hablando de una paciente que va a su centro de salud porque se nota un bulto. Y su médico de cabecera, no el paciente, es el que valora que se le debe realizar una mamografía. Pues desde ese momento hasta que se la realiza, están pasando cinco y seis meses. Están citando ahora a pacientes que la pidieron en septiembre y octubre", señalan las mismas fuentes.

Acceso a consultas externas del Hospital Universitario de Torrevieja TONY SEVILLA

Estos sindicatos critican lo que, a su juicio, ha sido un cambio de protocolo, puesto que "hasta hace poco se citaba inmediatamente a la paciente para una mamografía, valorada por un radiólogo/a in situ", y si éste lo veía conveniente, se realizaba una ecografía y una biopsia. Así, en ocasiones el diagnóstico se obtenía en un solo día desde la realización de la primera mamografía. CCOO y UGT consideran "negligente y de gravedad el retraso" que sufren las pacientes en el estudio para el diagnóstico de un posible cáncer y reclaman a la dirección médica del Departamento de salud de Torrevieja que tome medidas antes de una semana o exigirán la dimisión del mismo. 

Aunque en la información sindical no se hace mención a la falta de personal en radiología, el comité de empresa del departamento ha hecho referencia en alguna ocasión desde octubre -momento en el que se produjo la reversión de Ribera a la gestión directa de la Conselleria- a la falta de radiólogos que realicen los diagnósticos, como también a que en varios periodos desde ese mismo mes -el último a finales de enero,- el centro hospitalario se haya quedado sin radiólogo de guardia los fines de semana y por las tardes. A esta contingencia, ocasionada por la coincidencia de bajas con la falta de sustitución de al menos uno de los especialistas que dejó el centro en octubre, ha respondido Sanidad asegurando que se va a completar y reforzar la plantilla desde este mes de marzo.

"Alarma social"

El jefe de Oncología del Hospital de Torrevieja, Juan Carlos Toral, ha acusado a los sindicatos de generar una importante "alarma social", en su opinión, injustificada, "con una información que no han contrastado", además de explicar que han difundido el comunicado antes de mantener la reunión en que la dirección del servicio de Oncología y la gerencia han detallado los procedimientos y protocolos que se llevan a cabo para la detección y diagnóstico de cáncer de mama. Asegura que estos procedimientos, que se pusieron en marcha hace quince años en el departamento de Salud de Torrevieja, se siguen manteniendo sin cambios. "El protocolo no ha cambiado", ha insistido el doctor Toral, "creo que los sindicatos cometen un error porque desconocen cuál es el procedimiento del cáncer de mama".

"La información -de los sindicatos- es alarmante y tenemos que saber a qué se están refiriendo. Si son mamografías de cribado, de controles normales o de pacientes que ya están en seguimiento" ha señalado Toral, que indica que diariamente se encuentra con "cuatro o cinco" pacientes que no acuden a su cita para realizar la mamografía. "Si hay casos de demora evidente hay un servicio de atención al paciente donde se puede reclamar" y entonces "veremos por qué no se la han hecho y qué circunstancias se han dado", ha subrayado el jefe de Oncología.

Toral ha explicado que el diagnóstico de cáncer de mama es uno de los más complejos. "Una anomalía no significa que el diagnóstico sea cáncer. Luego es verdad que algunas anomalías visualizadas en un estudio mamográfico precisan de estudios complementarios, pero no solo de una ecografía, hay varios procedimientos". El especialista ha añadido que "cuando un radiólogo visualiza una imagen anómala inmediatamente traslada una interconsulta al comité de tumores de mama, que está funcionando en el Hospital Universitario quince años y lo componen 20 personas, entre ellos cirujanos, radiólogos, radioterapeutas, oncólogos y personal de enfermería, para que se pueda definir qué estudio complementario hay que hacer".

"Un caso concreto de una paciente para el que un médico de cabecera haya pedido una mamografía no urgente no puede desprestigiar el trabajo de tantos años del servicio de Oncología y su comisión de tumores de mama", indica Toral

decoration

"Una paciente joven con un dolor mamario, que acude a su médico de cabecera, no tiene que hacerse siempre una mamografía. Hay que hacer una exploración mamaria hecha por un médico que sepa hacerlas. En función de eso habrá que hacerle una mamografía o una ecografía". Y cuando se habla de riesgo genético por parte de los pacientes hay que realizar un análisis genético, que tiene unos criterios muy establecidos y se determina que esa familia tiene riesgo y tiene un programa de seguimiento muy concreto".

"Esto es lo que hay que transmitir. Esa demora que dicen, no existe. Hay mamografías de seguimiento de pacientes de cáncer. También de cribado -a través del plan asistencial de la Generalitat para la detección precoz del cáncer de mama para personas de determinada edad, que fue paralizado por el covid y se ha retomado ahora. Pero cualquier anomalía en una mamografía de cribado que detecte el radiólogo, pasa al comité de tumor de mama, y para eso tenemos establecido un circuito rápido", explica Toral, que lleva ejerciendo la especialidad 30 años. Muchos pacientes desconocen el procesamiento y el estudio al que se somete su prueba de mamografía para ver qué tipo de estudios complementarios son necesarios, y el trabajo en equipo de muchas personas". Para la misma fuente la información trasladada por los sindicatos puede responder a un caso de una mamografía no urgente que se haya solicitado en atención primaria. "Pere ese caso no puede desprestigiar el trabajo que realizan los profesionales desde hace tantos años", señaló.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats