Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Orihuela a Ucrania: una cafetería se convierte en centro de ayuda humanitaria

En solo tres días han embalado 250 cajas con donaciones de alimentos y productos de primera necesidad

De Orihuela a Ucrania: la cafetería "La nueva luna" se convierte en punto de recogida de ayuda humanitaria

Varios voluntarios clasifican y embalan los productos donados en la cafetería "La nueva luna"

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Varios voluntarios clasifican y embalan los productos donados en la cafetería "La nueva luna" Loreto Mármol

Completamente desbordados. Así se ha visto un grupo de voluntarios ante la avalancha de solidaridad que ha llegado desde toda la Vega Baja e incluso desde otros puntos de la provincia.

La cafetería "La nueva luna", en la plaza San Sebastián de Orihuela, se ha convertido desde el domingo en un punto de recogida de ayuda humanitaria con destino a Ucrania. Ya han llenado varios furgones con medicamentos, ropa de abrigo y alimentos.

"Al principio pensamos que serían tres o cuatro cajas, pero llevamos unas 250", calcula Daria, la propietaria de este local reconvertido en una especie de ONG provisional. "No somos una asociación, sino intermediarios", recalca esta ucraniana de 26 años que lleva viviendo en Orihuela desde hace 20.

También subraya que esta iniciativa no es mérito suyo, sino de un batallón de gente que se ha involucrado. Tanta que hasta desconoce el nombre de muchas de las personas que ayudan a seleccionar y clasificar los productos donados. Por ejemplo, "no sirve la ropa de verano porque allí está nevando", explica. Sobre todo hay que atender a las necesidades reales y urgentes de la población, por lo que hace hincapié en lo que ahora tiene más valor: la lana, las mantas, la comida no perecedera, la leche en polvo y material higiénico y sanitario para los niños, como pañales y toallitas.

Después se embala y "escribimos en ucraniano qué es cada cosa", prosigue. Una vez que está todo empaquetado, distintas asociaciones ucranianas lo recogen y se encargan de la distribución.

12

Galería de fotos de la cafetería "La nueva luna" como punto de recogida de ayuda humanitaria Tony Sevilla

Aunque lleva mucho tiempo radicada en Orihuela, tiene familiares de segundo grado en su país de origen. Su novio y uno de los trabajadores de la cafetería, también ucranianos, tienen parientes directos que están sufriendo las consecuencias de la invasión rusa: abuelos encerrados, amigos que permanecen escondidos en un búnker o conocidos que marchan a la guerra...

Situaciones que desde España, a más de 3.000 kilómetros y a cuatro horas de vuelo, viven con tensión, angustia e incertidumbre. Sobrecogidos por el alcance de la tragedia, "prácticamente no dormimos", manifiesta. Así, ante la desesperación, decidieron no quedarse de brazos cruzados y pasar a la acción, logrando una reacción de solidaridad en cadena.

Según el padrón municipal a 1 de enero, hay 802 ucranianos y 1.493 rusos empadronados en el municipio. Las muestras de apoyo se reproducen por todo el territorio. "Es brutal", comenta Daria, que añade que "hay colas de espera para descargar los furgones repletos". Sin descanso y a contrarreloj, la mayoría de voluntarios reclama ayuda logística a la Administración.

La Generalitat y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias trabajan en un dispositivo de coordinación con un listado de productos requeridos, el calendario de recogida y los puntos de recepción, así como la colaboración de empresas logísticas valencianas para facilitar su transporte y correcta distribución.

A la espera de esas concreciones, Callosa de Segura, en donde residen 156 ucranianos, ha anunciado que abrirá un local en el centro social para recoger material, en coordinación con la Asociación Amigos de Ucrania.

Ayudas a refugiados

La Red de Ciudades de Acogida, que se constituyó durante la crisis de refugiados de Siria, se activará hoy en una reunión convocada con carácter extraordinario y de urgencia por el Consell y con la participación de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias para revisar los planes de contingencia de los ayuntamientos.

Además, la Conselleria de Sanidad ha puesto a disposición del Gobierno central 2.094 camas hospitalarias para atender a personas heridas en la guerra y habilitará un SIP provisional y simplificado para quienes lo necesiten. En concreto, en la comarca habrá 146 camas: 58 para pacientes adultos y 24 para niños en el Hospital Vega Baja y 51 para adultos y 13 para niños en el centro hospitalario de Torrevieja.

Por su parte, las empresas que forman parte de la Asociación Provincial Promotores Viviendas Alicante (Provia) han acordado ofrecer a las administraciones viviendas que están desocupadas para alojar a los refugiados ucranianos que lleguen a la provincia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats