Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad alertó en enero de importantes deficiencias en Urgencias del Hospital de Torrevieja, en un informe solicitado por la propia gerencia

Los sindicatos reprochan a la dirección que no haya actuado desde que se emitió el documento /La gerencia aclara que fue la que solicitó la intervención de la inspección precisamente para que identificara los problemas heredados de Ribera/ El informe advierte del mínimo espacio y las malas condiciones de la sala de Observación con 34 pacientes con menos de diez metros cuadrados por cama, separados por cortinas, sin sillones ni espacio para el aparataje sanitario

Puerta de Urgencias del Hospital Universitario de Torrevieja TONY SEVILLA

La subdirectora general de Inspección Sanitaria, Maria José Izquierdo, firmó el 31 de enero un informe que había solicitado la gerente del departamento María Pilar Santos sobre la situación del servicio de Urgencias "con el objetivo de mejorar su gestión", en el que señalaba más de una docena de importantes irregularidades y deficiencias en el funcionamiento del servicio, tanto desde el punto de vista de medios materiales como humanos. El informe ha sido difundido este martes por fuentes sindicales no por la gerencia, que fue quien lo solicitó.

Los sindicatos aseguran que pese a ser encargado para enmendar los problemas que ya arrastraba el servicio cuando lo gestionaba Ribera Salud, agravados por la reversión por la marcha de personal y la dimisión de los jefes de área, "nada ha cambiado a lo largo de estos cuatro meses". Sin embargo, la gerencia ha indicado a INFORMACIÓN que lo que refleja el documento "es el resultado de un análisis que pidió la propia dirección y muestra cómo nos encontramos el servicio cuando se hizo la reversión". La gerencia del centro hospitalario añadió que desde entonces "algunas cosas han cambiado y otras están en proceso".

El documento, que se puede descargar en esta misma información, no es especialmente profuso en detalles, pero constata lo que han denunciado los sindicatos y admitido la propia gerencia. La falta de personal para afrontar el día a día de la puerta de Urgencias. En concreto indica que las plantillas de las guardias "están sin fechar, sin identificar responsable, ni mes, ni año, ni hospital, ni servicio y no se distribuyen ni están visibles por el servicio", mientras que los médicos residentes en formación de todas las especialidades que rotan por Urgencias distribuyen sus guardias "ellos mismos sin contar con el servicio". También que el personal facultativo activo resulta insuficiente, según registro de turnos e indicadores asistenciales que aporta el propio hospital, aunque el informe no cuantifica cuántos faltan por turno. El documento constata que la historia clínica de los pacientes atendidos, en el momento de realizar la inspección, "en general, es escasa y poco específica en detalles y evolutivos".

La inspección sanitaria alerta de que en Observación no hay ni diez metros cuadrados para cada cama, separadas por una cortinilla, sin sillones ni espacio para los aparatos médicos

decoration

En estos momentos, según cifras de la gerencia y sindicales, el servicio de Urgencias cuenta con 24 médicos, cuando los necesarios serían 34, y la jefatura está siendo asumida en funciones por un jefe de servicio de otra especialidad tras la dimisión del último responsable en plena Semana Santa. Esa falta de médicos ha provocado muchos problemas en especial en horario nocturno en fin de semana y festivos. La gerencia ha asegurado que el día 1 de junio Urgencias contará con un nuevo jefe titular.

Observación, capítulo aparte

Otra de las deficiencias que detecta el informe se centra en el área de Observación, donde el espacio por cama es inferior a 10 metros cuadrados, indica además que se encuentran una junto a otra, separadas por una cortina con mínimo espacio para aparataje y personal sanitario. Tampoco dispone de sillones. El área de Observación de Urgencias del Hospital Universitario de Torrevieja es una de las más grandes de la provincia. Se concibió para asumir los momentos de gran presión asistencial que estaban previstos en el área en época de vacaciones o festivos. Cuenta con 34 camas frente a las diez o quince dispuestas en centros comarcales e incluso en algunos hospitales de referencia. La idea de Ribera Salud a la hora de diseñar este espacio era contar con un colchón de camas suficiente para retrasar al máximo los ingresos en planta para poder contar con una ocupación que permitiera mantener el servicio de una habitación por paciente -y cama supletoria para familiar- que se mantiene en la actualidad.

Las mismas fuentes sindicales admiten que esas condiciones son las que ha presentado Observación desde el primer día que abrió el centro en 2006. Pacientes y familiares sufren un flujo de ingresos que obliga a los enfermos a permanecer una media de más de 24 horas sin acompañamiento familiar, con un solo baño para 34 pacientes -los que no sean dependendientes-. Pero también supone una gran carga asistencial para los profesionales de Urgencias, que han de asumir un servicio que en realidad debería ser de transición con pacientes que al final permanecen hasta sesenta horas en espera del alta o de ser asignados a planta. Además las dos salas de críticos son contiguas, sin separación entre ellas y con una superficie inferior a 25 metros cuadrados.

En cuanto a la atención inmediata a quienes llegan a la puerta de Urgencias el informe señala, que una de las salas de triaje no cumple con la medida mínima exigida de más de 9 metros cuadrados y "tiene una zona estrecha con silla donde apenas cabe una persona". El triaje es la consulta rápida previa a la atención de paciente tras llegar a admisión que realiza personal de Enfermería, y el hospital de Torrevieja cuenta con dos salas.

Pediatría y covid

El área Pediátrica de Urgencias, para la que Ribera anunció mejoras poco antes de la reversión después de 15 años de gestión de la empresa, carece sin embargo de triaje específico para la especialidad. No hay una sala de lactancia ni de otro espacio polivalente específico para la atención infantil, mientras que hay un único electrocardiógrafo compartido con todo el servicio de urgencias. Este servicio no dispone tampoco de protocolos de actuación para consulta de forma rápida, ni en formato físico ni electrónico.

Por otra parte el informe, realizado en plena sexta ola de coronavirus, señalaba que no había señalización de circuitos: respiratorios/covid y no respiratorios, y que los pacientes del circuito respiratorio atravesaban el mismo pasillo que los no respiratorios pese a que existe una puerta anexa a los boxes que da al exterior del servicio y podría ser usada como acceso. También cita el deficiente número de dispensadores de gel hidroalcohólico. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats