La Policía Nacional ha detenido a 43 personas vinculadas a una red internacional de narcotráfico dirigida por un británico desde un chalé de Torrevieja donde reside. En la operación realizada la semana pasada fueron movilizados 250 agentes para llevar a cabo una treintena de registros en la comarca de la Vega Baja y en las provincias de Murcia y Almería, donde decomisaron más de cien kilos de droga que la organización iba a enviar a otros países europeos, sobre todo al Reino Unido, con la colaboración de británicos que actuaban como "mulas" para transportar marihuana y otras sustancias estupefacientes.

Cerca de 30 detenidos pasaron la semana pasada a disposición judicial en Torrevieja y catorce de ellos ingresaron en prisión, mientras que el resto de arrestados quedaron en libertad, entre ellos uno defendido por la abogada Alicia Grau y otros tres asistidos por el bufete Chapapría-Navarro y Asociados.

La Policía ha intervenido más de medio millón de euros a la red entre dinero en efectivo y cuentas bancarias, 100 kilogramos de marihuana, dos de hachís, 500 gramos de cocaína y casi un kilogramo de metanfetamina. Asimismo, han desmantelado once cultivos "indoor" en los que se intervinieron 200 lámparas, 150 transformadores, 67 ventiladores, 37 filtros y 67 ventiladores.

Los investigadores incautaron además tres armas cortas de fuego, dos de ellas con los números de serie borrados, varias pistolas de aire comprimido y otras simuladas, además de una escopeta. Los registros de la Vega Baja se efectuaron en viviendas de Torrevieja, San Miguel de Salinas y Guardamar.

Según ha informado la Policía, el entramado criminal se dedicaba a abastecer de droga a diferentes redes de narcotráfico nacionales e internacionales. El principal responsable de la organización residía en un chalé de Torrevieja, desde donde dirigía su negocio ilícito. Para la operación de asalto de esta vivienda la Policía desplegó al Grupo Operativo de Especial de Seguridad (GOES) con el apoyo aéreo del dron de la Unidad de Medios Aéreos.

La droga era distribuida en Reino Unido y otros países del norte y el este de Europa. Según la Policía, los líderes de la organización habían establecido una red narcocriminal tan amplia que para poder dar cumplimiento a los encargos de droga tuvieron que "idear un sistema de trabajo a turnos rotatorios para no parar en ningún momento de cultivar, almacenar y preparar la droga para su distribución a nivel internacional".

Droga y efectos incautados en la operación. ISRAEL SANCHEZ

En los registros se desmantelaron once plantaciones de marihuana que cultivaban de tal forma que tenía cosecha de cannabis sativa para atender la demanda de los compradores a lo largo del año-

La organización criminal captaba a ciudadanos de Reino Unido a modo de “mulas” para cruzar la frontera con maletas repletas de droga envasada al vacío. La rápida intervención de los agentes evitó hasta en dos ocasiones que dos alijos de droga de 30 kilos de marihuana volaran al país británico.

Además de la droga y otros efectos incautados, durante el operativo también se intervinieron un total de 26 vehículos relacionados con el entramado criminal. Las 43 personas detenidas son del Reino Unido, Colombia, España, Irlanda, Marruecos y Perú. Han sido acusadas, según el grado de participación de cada una, de los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido de eléctrico, pertenencia a organización y blanqueo de capitales.