Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja descarta autorizar la actividad de alquiler de patinetes en la calle y Orihuela la permite en su costa aunque sin regular

Una empresa de vehículos eléctricos para compartir ha comenzado a operar con su oferta en el exterior de negocios privados en el término torrevejense / El Ayuntamiento oriolano permite por ahora el uso de la vía pública en la Costa para este tipo de dispositivo móvil, sin solicitar de momento licencia de ocupación de vía pública

Aparcamiento de patinetes eléctricos para compartir en el acceso al centro comercial Habaneras de Torrevieja D. Pamies

El Ayuntamiento de Torrevieja ha descartado autorizar la licencia para la ocupación en la vía pública de aparcamientos de las empresas de patinetes eléctricos compartidos, que alquilan estos vehículos de movilidad personal valiéndose de aplicaciones de telefonía móvil. El concejal Federico Alarcón (PP) señaló que la administración torrevejense ha recibido numerosas solicitudes en este sentido en el último año y medio, pero se han descartado por un criterio de prudencia. Entre ellas se incluían propuestas de una de las principales empresas del sector con planes de movilidad elaborados por un periodo de un año de prueba, para después dar posibilidad al Ayuntamiento de licitar el servicio.

El municipio quiere regular esta actividad económica en alza en la nueva ordenanza de vía pública, ahora en fase de redacción e informe. Considera que mejora la movilidad urbana a precios asequibles y es muy popular en grandes ciudades y en algunos municipios turísticos. Torrevieja en su ordenanza de tráfico renovada en 2020, ya regulaba el uso de los patinetes más potentes, los del clase B, similares a los que se están alquilando. Tienen prohibido el paso por paseos y zonas verdes y se recomienda el contrato de un seguro de responsabilidad. Pero en la misma no se regula la actividad de estas empresas. El casco homologado es obligatorio para todo tipo de patinetes desde el 21 de marzo.

En Madrid, Sevilla, Barcelona o València los patinetes eléctricos ofertados por empresas del sector se pueden encontrar aparcados en cualquier rincón de las aceras sin necesidad de un emplazamiento específico, generando algunos problemas para el paso de peatones. Pero el rechazo del Ayuntamiento torrevejense a la hora de autorizar estas bases de scooters en las aceras, no ha impedido que una empresa especializada haya aterrizado en los últimos meses estableciendo acuerdos con negocios privados para ofrecer el alquiler de estos vehículos de movilidad personal en distintos puntos estratégicos de la ciudad.

En un principio si los patinetes no terminan ubicados por los usuarios en la sede de la empresa o los emplazamientos que ha buscado en el exterior de algunos edificios como el centro comercial Habaneras y algunos hoteles de la ciudad -ocupando zonas de aceras junto a estos locales-, deberán ser retirados en última instancia por la Policía Local. Algo que ya ha ocurrido en el caso de Torrevieja, con multa incluida por aparecer aparcados en vados o en lugares que obstaculizaban el tránsito.

La empresa de origen islandés Hopp, es la que cuenta con franquicias en la Costa Blanca desde 2020. La marca insiste en su información corporativa en advertir a los usuarios que deben emplazar los vehículos en las zonas autorizadas y nunca obstaculizando el paso de personas.

En este sentido la misma firma, que ha aterrizado en los últimos meses en Torrevieja, ya había comenzado a operar en Orihuela Costa desde agosto de 2020 y trabaja en Dénia, también a través de emplazamientos privados. El concejal de Seguridad oriolano, Antonio Sánchez (Cs) señaló que la actividad no está regulada, pero en el caso del litoral oriolano, con una trama urbana que permite estacionar los patinetes sin que suponga un problema de ocupación importante para los transeúntes, se está permitiendo conminando a la empresa a ser cuidadosa a la hora de ubicar los vehículos. La autorización hace posible que se pueda llevar a cabo esta actividad, de momento, sin solicitar la licencia que en cualquier municipio regula la ocupación de la vía pública como es el caso de terrazas, expositores de comercios, venta ambulante en mercadillos, cierre de calles por obras, entre otras. La empresa ha extendido su red al mayor centro comercial de la provincia, pero también a las playas, donde suele compartir espacio con los aparcamientos públicos de bicicletas. Sánchez señala que en estos momentos se está trabajando en una nueva ordenanza de tráfico para el término municipal que será más específica a la hora de concretar esta actividad. En especial para valorar el uso del dominio público en Orihuela Ciudad.

Competencia para la movilidad tradicional

De momento los municipios de la provincia no tienen regulado qué empresas pueden operar y con cuántos vehículos en cada población. Hace unos días Alicante sancionó el uso de la vía pública para estos vehículos por parte de una empresa por carecer de licencia de ocupación -empresa, por cierto, denunciada por Hopp por plagiar su marca. Las mismas fuentes de la empresa islandesa con franquicia en la zona señalan que su objetivo es dotar de movilidad en trayectos cortos -la media de uso es de 15 minutos a 0,20 euros el minuto- y no tanto dar un servicio turístico. También indicaron que quieren colaborar estrechamente con los ayuntamientos porque se trata de un servicio muy demandado.

La seguridad jurídica se limita a lo que dice la legislación estatal y a las especificaciones de las ordenanzas municipales. Algunas empresas se han acogido al hecho de que la actividad no aparezca de forma explícita en sus ordenanzas para recurrir y ganar en los juzgados las multas impuestas por los ayuntamientos: no se puede multar un tipo de actividad que no aparece como sancionable.

Oferta de vehículos de movilidad personal en el centro de Torrevieja

La popularidad de este servicio no siempre está siendo bien recibida, como ha ocurrido con otros servicios de movilidad colaborativos. Esa quizá sea otra de las variables que manejan los cargos públicos a la hora de contemplar la actividad. El verano pasado un taxista que trabajaba en la costa oriolana, consideró este servicio de alquiler competencia directa, y la emprendió contra varios de los patinetes de la empresa de alquiler que terminaron un descampado de Orihuela Costa. Hopp matiza que trabajan con los taxistas. Cuando recibe grupos grandes de personas que quieren utilizar su servicio y no disponen de patinetes llaman a los taxistas.

El verano pasado un taxista que trabajaba en la costa oriolana consideró este servicio de alquiler competencia directa y la emprendió contra varios de los patinetes de la empresa de alquiler que terminaron en un descampado.

decoration

Estos vehículos están preparados a prueba de robos y daños. Tienen instalados sistemas GPS y son rastreados en tiempo rea de manera que su ubicación se remite a la Policía en caso de sospecha. El uso de patinetes eléctricos se está generalizando a nivel particular como un medio barato, eficaz y cómodo de movilidad para el que no todas las ciudades están preparadas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats