Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja descarta rebajar el coeficiente de la Plusvalía en su nueva ordenanza

Sueña Torrevieja acusa al PP de castigar a los vecinos y el gobierno local señala que hay que esperar a la repercusión que tiene el cambio legal

Panorámica aérea del casco urbano de Torrevieja y sus urbanizaciones. | TONY SEVILLA TONY SEVILLA

Sueña Torrevieja ha acusado al equipo de gobierno del Partido Popular de mantener los coeficientes y el tipo de gravamen máximo en la ordenanza fiscal del impuesto de Plusvalía, algo que, a su juicio, incrementa la presión fiscal sobre los vecinos que tengan que hacer frente a ese pago. Ordenanza que se aprueba provisionalmente en el pleno ordinario del próximo jueves en el Ayuntamiento. Este impuesto grava el incremento de valor de los terrenos de naturaleza Urbana grava en la transmisión de terrenos. Mientras que el PP señala que ha optado por no modificar los nuevos criterios a nivel estatal, a la espera de ver qué impacto tienen los cambios en la recaudación.

Pablo Samper, portavoz de Sueña Torrevieja, asegura que a pesar de no modificar los rangos que permitirían rebajar la presión fiscal para quienes tengan que asumir el pago al plusvalía «la previsión de ingreso realizada por SUMA del impuesto, el organismo de la Diputación que ejecuta la recaudación, no alcanzará los 10 millones de euros al año, cinco millones largos menos que lo recaudado en 2021, una merma del 34 % sobre los 15 millones recaudados en 2021, lo que supone un déficit de financiación en el presupuesto de 2022 de más de 12 millones, al contar con una previsión de más de 22 millones». Samper asegura que estos datos de estimación de ingresos que conocía el equipo de gobierno desde el 14 de febrero de 2022, los ha ocultado más de 3 meses», pese a que se habían solicitado en varias ocasiones por esta formación.

Sueña mantiene que alcalde Eduardo Dolón «perdió casi dos meses» en firmar la providencia para modificar la ordenanza fiscal, desde el 14 de febrero de 2022 cuando SUMA emitía su informe».

Por su parte, el concejal de Hacienda, Domingo Paredes (PP), defendió la decisión municipal recordando que son los rangos fijados por el Estado para el nuevo modelo de recaudación del impuesto y ante la incertidumbre sobre cómo van a afectar los cambios a los ingresos. «En función de cómo se vea la evolución de la repercusión de esos cambios valoraremos si es necesario hacer cambios. Ahora tenemos que ser prudentes», según señaló el edil.

El concejal matiza además las declaraciones de Sueña Torrevieja sobre cuál es el techo de recaudación para la ciudad con esas modificaciones. La oposición señala que no pasará de los diez millones anuales. Pero se trata de la minoración del 34% sobre los ingresos de 2021 de 16 millones que se vieron paralizados en los dos últimos meses del año. Según el concejal los ingresos anuales podrían situarse entre los 10 y los 15 millones de euros según el mismo pronóstico recogido en el informe de SUMA.

En cualquier caso los cambios en el cálculo en el impuesto suponen un impacto relevante para uno de los municipios de España que más recaudaba por ese concepto en proporción a su tamaño y el que más ingresaba en toda la provincia con picos de 25 millones de euros anuales. Algo propiciado, sobre todo, por el enorme mercado de compra y venta de propiedades residenciales de segunda mano. Paredes aseguró que el hecho de que al Ayuntamiento se le haya pasado el plazo para modificar su ordenanza fiscal no tiene incidencia en la recaudación porque se aplica sin problemas la legislación estatal vigente.

El hecho de que los ayuntamientos no se hayan ajustado al plazo de seis meses se ha visto por algunos juristas como una vía legal para recurrir la recaudación del impuesto. Sí es cierto que Torrevieja llega rezagada a la actualización.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats