Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido en Orihuela por robar 400 palmeras en unas parcelas que cedió a una empresa

El dueño de los terrenos tenía unas deudas de regadío y llegó a un acuerdo con una comercial de jardinería para que se la pagaran a cambio de usarlos

Finca de Orihuela donde se produjo el hurto de palmeras. INFORMACIÓN

La Policía Nacional de Orihuela ha detenido al propietario de unas parcelas situadas en la pedanía de La Matanza como presunto autor del hurto de 400 palmeras valoradas en 120.000 euros. Las palmeras habían sido plantadas en sus terrenos por una empresa de jardinería, con la que hace unos años llegó a un acuerdo para cederle el uso de las parcelas a cambio de saldar unas deudas de regadío que tenía el ahora arrestado. El detenido, de 64 años, quedó en libertad con cargos tras comparecer en dependencias policiales.

Según ha informado la Policía Nacional, el propietario de unas parcelas situadas en la pedanía oriolana de La Matanza tenía unas deudas de regadío que pesaban sobre las tierras y realizó hace unos años un contrato verbal con una comercial de jardinería. El acuerdo verbal permitía a dicha empresa realizar un cultivo de palmeras en los terrenos a cambio de saldar la deuda del dueño.

Así lo hicieron y plantaron 743 palmeras. Al tratarse de una especie protegida, las palmeras están recogidas en los registros de la Generalitat Valenciana y deben pasar unas inspecciones periódicas para verificar su estado y modo de cultivo. La última inspección favorable se llevó a cabo en mayo del pasado año y el hurto fue descubierto recientemente cuando la empresa gestora de la plantación vendió las palmeras y fue a comprobar el estado del cultivo. En ese momento descubrieron que faltaban gran cantidad de ejemplares de la especie plantada y se habían arrancado con maquinaria especializada, todo ello sin el consentimiento de la empresa ni la documentación pertinente de cada planta que debe otorgar la Generalitat.

Los dueños detectaron además que había otros ejemplares preparados para ser arrancados y cifraron en unas 400 el número de palmeras sustraídas, valoradas cada una en 300 euros, por lo que el fraude se eleva a 120.000 euros.

La Comisaría de Policía de Orihuela recibió una denuncia de la empresa de jardinería y realizó una inspección ocular y reportaje fotográfico en las dos parcelas colindantes donde se encontraba el cultivo. Así pudo constatar movimientos de tierra, hoyos de extracciones de palmeras y huellas de rodadura en la tierra causadas por maquinaria pesada, además de haber otros restos de palmeras secas arrancadas y restos de quema.

La Policía también cotejó fotos aéreas realizadas por los investigadores con la ortofotos del año 2021 obtenidas del Instituto Cartográfico Valenciano y del Catastro. También se contactó con la Conselleria de Agricultura para obtener la documentación relativa al cultivo investigado y al final comprobaron que faltaban 400 palmeras, por lo que detuvieron al dueño de los terrenos por delito de hurto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats