Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela desatasca 574 licencias urbanísticas en un mes y medio

Urbanismo da luz verde a solicitudes de constructoras de vivienda turística en la costa, algunas de ellas paralizadas desde 2019 - José Aix señala "el bloqueo sistemático y arbitrario" del anterior alcalde - El sector achaca la "agilidad, fluidez y transparencia" al cambio de gobierno

José Aix, vicealcalde y concejal de Urbanismo, se reúne con representantes de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Alicante

El Ayuntamiento de Orihuela ha tramitado en apenas un mes y medio, del 27 de abril al 17 de junio, 574 licencias urbanísticas. Un alto porcentaje corresponde a resoluciones de solicitudes de obra mayor por parte de constructoras y urbanizadoras de vivienda turística, el principal motor económico del municipio. En su mayoría residenciales en la costa cuyos expedientes llevaban encallados desde hacía incluso tres años. Casi toda la actividad estaba paralizada desde noviembre, cuando el sector advirtió de un colapso en la gestión.

El vicealcalde y concejal de Urbanismo, José Aix, manifiesta a este periódico que en los últimos meses muchas licencias llegaban a junta de gobierno con los informes favorables, pero "había un bloqueo sistemático, caprichoso y arbitrario que seguía las directrices del anterior alcalde [Emilio Bascuñana]". Hay que recordar que el PP tuvo que ceder Urbanismo en el pacto de gobierno que alcanzó con Ciudadanos, un área vital en cuanto a lo que supone en empleo y, por tanto, en votos. Sin olvidar, continúa, que las licencias se traducen en "puestos de trabajo, riqueza, ingresos para las arcas municipales y reactivación económica en el turismo, el comercio y la hostelería".

Precisamente, Aix agrega que no había más motivo que "dejar en mal lugar" a la formación naranja, e insiste en "un manoseo continuo" y "robo de competencias". En las semanas previas a la moción de censura que desbancó del poder al PP, el pasado 25 de abril, con el acuerdo de PSOE y Ciudadanos y el apoyo de Cambiemos, Aix denunció que sufría por parte de sus socios de gobierno "injerencias, boicot, ninguneo". Incluso, afirmó que "han habido licencias urbanísticas que se han tramitado a espaldas de este concejal", y habló de que se había dinamitado el pacto.

Según el edil, estos datos responden a la gestión del nuevo equipo y la reorganización del funcionamiento de las áreas y avalan el principal argumento que se dio para justificar un cambio de gobierno, que se basó en "la parálisis de Orihuela".

Por su parte, Bascuñana recuerda que la responsabilidad recae en Aix, que es concejal de Urbanismo desde agosto de 2019. Incluso, añade que en marzo la junta de gobierno aprobó -con el voto en contra de Ciudadanos- otorgarle las competencias para tramitar, conceder, denegar y revocar las licencias, así como la resolución de expedientes de protección de la legalidad urbanística. "Alcaldía considera preciso efectuar nuevas delegaciones, a la vista de la necesidad de aumentar la eficacia y la agilidad en la tramitación de los procedimientos administrativos", argumentaba la propuesta. Sin embargo, Aix lo rechazó al día siguiente.

Bascuñana sostiene que se trata de "una maniobra para desprestigiarlo y desgastarlo". En este sentido, insiste en que era el concejal el que bloqueaba las licencias. Prueba de ello, añade, es que en los 15 días que gobernaron en solitario, desde que se presentó la moción de censura hasta que se aprobó, "desbloqueamos casi 200 licencias".

El sector de la construcción ha criticado en reiteradas ocasiones que Orihuela es uno de los ayuntamientos que más tardan en otorgar las licencias. Por ello, Aix mantuvo el pasado lunes una reunión con representantes de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Alicante (Provia), a la que acudió una docena de empresas líderes en el turismo residencial de la Vega Baja, como TM, Grupo Marjal y Patrimi.

El secretario general de Provia, Jesualdo Ros, indica a este diario que "históricamente el Ayuntamiento de Orihuela ha sido un verdadero caos en la tramitación de licencias". Más aún, era "un ejemplo de lo que no se debe hacer", con "un atasco impresionante que no se daba en ningún otro municipio no ya de España, sino de Europa". En este sentido, explica que la ley determina que las solicitudes deben resolverse en unos dos meses, mientras que "en Orihuela teníamos pendientes un amplio listado de expedientes desde 2019 y 2020".

Sin embargo, ahora, con estas resoluciones, "estamos esperanzados; vemos la luz al final del túnel", añade Ros, que también habla de "un cambio de talante y actitud" al mismo tiempo que describe "fluidez y transparencia". Así, insiste en que con el nuevo equipo de gobierno "se refleja una mejoría importante en cuanto a agilidad y contacto directo con el funcionariado para resolver problemas".

Con todo, asegura que "aún es insuficiente", porque "este ritmo no se va a poder mantener". Siendo más gráfico: "Es como destapar el tapón de una bañera y el agua empieza a salir a borbotones", prosigue Ros. No obstante, hay un compromiso por ambas partes para seguir manteniendo reuniones con el objetivo de mejorar y agilizar los trámites administrativos para impulsar la construcción y la compraventa de viviendas, así como abordar los problemas y oportunidades del sector y planificar acciones estratégicas.

Luz verde a residenciales en la costa

Muchas de las 574 solicitudes que ha aprobado Urbanismo corresponden a licencias de obra mayor del sector turístico residencial, en su mayoría en Orihuela Costa:

- 106 viviendas en planta baja y primer piso más piscinas, en el sector PAU-27.

- Tres bloques de 52 apartamentos y piscina de uso comunitario en el sector Asomada Sur.

- 36 viviendas, garajes, trasteros y una piscina en Playa Flamenca (se trata de la primera fase de un proyecto de 5 bloques de 173 viviendas, de planta baja y primer piso, y tres piscinas).

- Fases III, IV y V para edificios de 69+46+47 viviendas, zona comunitaria, garaje y trasteros en las calles Ofelia Sequeros y Miguel de Unamuno en Dehesa de Campoamor.

- 24 viviendas con zonas comunes con piscina y aparcamientos en las calles Bidasoa y Guadiana (PAU-26).

- 19 viviendas con piscinas en las calles Miño y Ulloa (PAU-26).

- 8 viviendas adosadas con zonas comunes y urbanización interior en la calle Lago de Sanabria, en el sector El Garbanzuelo. Se trata de la primera fase de cuatro con un total de 48 viviendas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats