Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local de Orihuela retira más de 100 patinetes en la costa en solo una semana

Los agentes actúan ante las quejas vecinales por quedar mal aparcados obstaculizando el paso y generando problemas de seguridad vial - Dos empresas prestan el servicio aunque la actividad no está regulada, algo que el Ayuntamiento prevé que se resuelva en los próximos días

El uso de los patinetes eléctricos de alquiler se extiende en Orihuela Costa, generando quejas vecinales TONY SEVILLA

Los patinetes eléctricos campan a sus anchas en Orihuela Costa. Con la llegada del verano, se ha ido acentuando su proliferación, sobre todo de los que se alquilan a través de una aplicación en el móvil. Así, es fácil verlos tirados en el suelo, en medio de las aceras, delante de las puertas de salida de las urbanizaciones, en pasos de peatones y en otros lugares que originan problemas de circulación y dificultan el paso de los peatones. Pero no solo por el lugar donde se abandonan tras su uso, sino también por su empleo: circulación por aceras, dos o más personas en un único aparato, exceso de velocidad, etcétera.

Ante las quejas vecinales y el malestar generalizado por inseguridad vial, la Policía Local ha actuado aumentando el control y vigilancia hasta el punto de que los agentes han retirado más de 100 patinetes -tan solo en la última semana- que estaban mal aparcados, según ha manifestado a este periódico el concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Sánchez, que también ha reconocido que "en las últimas semanas la situación es insostenible", pese a que en mayo sostuvo que la trama urbana del litoral oriolano, con amplias avenidas y edificaciones bajas, permite estacionar los patinetes sin que suponga un problema de ocupación importante para los transeúntes. Ahora, el Ayuntamiento se ha planteado medidas para minimizar la ocupación de la vía pública -como se hace en el caso de terrazas, expositores de comercios, venta ambulante en mercadillos, cierre de calles por obras, entre otras-, al mismo tiempo que se pretende ordenar su uso.

Y es que este servicio no cuenta con la licencia municipal correspondiente. En este sentido, Sánchez ha indicado que se están acelerando las conversaciones con las dos empresas que prestan el servicio para regularizar la actividad, después de que las corporaciones hayan presentado una declaración responsable, el paso previo a la licencia. Fuentes de una de las mercantiles han afirmado que han decidido cancelar el servicio hasta nueva orden, por lo menos hasta que se resuelva el permiso de ocupación de vía pública, que solicitaron en febrero. Sánchez, por su parte, ha añadido que espera que todo se regularice la próxima semana, teniendo en cuenta los problemas de circulación y convivencia que generan los patinetes en plena temporada alta.

El edil también ha señalado que este servicio es beneficioso en una zona como el litoral, que presenta carencia de servicios de transporte como taxis y autobuses. Ahora bien, muchos de esos problemas, como conducción temeraria o su abandono en cualquier punto de la vía pública, "dependen de la buena voluntad del usuario", ha agregado, por lo que ha apelado a la responsabilidad ciudadana y a su actitud cívica, además de subrayar que las propias empresas están tomando medidas para sancionar a quienes los dejan mal aparcados.

La ordenanza de movilidad, que salió adelante en el pleno municipal de noviembre, aunque por el momento aguarda en un cajón a su aprobación definitiva, se regula el uso del patinete. Fue, además, uno de los argumentos que esgrimió el equipo de gobierno, sobre todo por parte de Ciudadanos, para justificar la necesidad de actualizar el texto. Al mismo tiempo, Sánchez ha defendido la realización de un estudio de movilidad del municipio para establecer lugares de estacionamiento, sobre todo, ha insistido Sánchez, en el centro de la ciudad, donde predominan las calles estrechas.

La Asociación de Vecinos Cabo Roig y Lomas ha resaltado que se trata de un medio de transporte de futuro, por ser sostenible, económico y práctico. Por ello, precisamente, "es necesario que el Ayuntamiento legalice esta actividad urgentemente", ha agregado la organización. De esta forma, se podrá exigir a las empresas que ejerzan esta actividad el necesario seguro de responsabilidad civil que cubra daños materiales y personales en caso de accidente. A su vez, las mercantiles deberán identificar a los usuarios e incluso obligarles a depositar una fianza para responder de las posibles sanciones por incumplimiento de las normas de tráfico.

Así, "se facilitará la toma de acciones legales en el caso de que se vean envueltos en algún accidente y se evitará que los patinetes aparezcan tirados en cualquier sitio", ha concluido, al mismo tiempo que ha incidido en que "la Policía Local debería controlar la circulación de estos vehículos por las vías públicas de la costa antes de que ocurra un accidente irremediable, imponiendo las sanciones correspondientes para evitar la situación actual".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats