El Ayuntamiento de Torrevieja ha tenido que retirar el principal cartel turístico de bienvenida a la ciudad instalado en la CV-95, en el acceso a Los Balcones. Lo ha hecho tras una denuncia de la Conselleria de Obras Públicas en la que amenazaba al municipio con imponerle una multa de hasta 15.000 euros por una infracción grave de la ley de Carreteras de la Comunidad Valenciana.

Reproducción de la denuncia de la Conselleria de Obras Públicas

Reproducción de la denuncia de la Conselleria de Obras Públicas David Pamies

El cartel estaba ubicado sin ningún tipo de autorización sobre zona de dominio público, según el acta de denuncia fechada el 14 de marzo, pero enviada al Ayuntamiento el pasado 13 de julio. Lo que dice la legislación es que la ubicación de una señal ajena a las que ubica la administración competente sobre la conservación de la carretera, la Generalitat en este caso, puede comprometer la seguridad vial.

Aunque la administración autonómica dejaba la posibilidad al Ayuntamiento de pedir la autorización para mantener el cartel de grandes dimensiones -que estaba medio tapado por la vegetación de un barranco-el municipio ha optado directamente por retirarlo sin más debate.

Este vial es uno de los principales accesos a Torrevieja, con un aforo de más de 20.000 vehículos diarios. Se emplea como conexión entre la ciudad y el interior de la Vega Baja y Orihuela, acceso al Hopspital de Torrevieja y también como salida norte de la autopista Alicante-Cartagena. Esa competencia incluye los tramos urbanos, como el que atraviesa a lo largo de más de un kilómetro la urbanización Los Balcones.