Describir la situación en la que vive Josephine, una británica de 82 años, es hacer visible una realidad que no siempre encaja en la ciudad turística de ocio y diversión que es Torrevieja. El patrón se repite: persona sola, de edad, sin apoyo familiar y con historias que no se cuentan pero terminan en lo que conocemos como Síndrome de Diógenes. Los vecinos reclaman desde 2015 una solución urgente por seguridad.  

Los vecinos del residencial Keeper, una tranquila urbanización con viales y zonas privadas frente a las calas de Torrevieja temen lo peor: Que un día la casa de Josephine, una vecina británica de 82 años con síndrome de Diógenes, sea pasto de las llamas. Acumula toneladas de enseres y residuos en su adosado. En la terraza, en las habitaciones y en el patio interior.

Síndrome de Diógenes: una realidad incómoda en Torrevieja

Síndrome de Diógenes: una realidad incómoda en Torrevieja Tony Sevilla

Desde 2015, la mancomunidad de propietarios ha remitido, al menos, una docena de escritos para reclamar al Ayuntamiento que actúe de urgencia, ante la «grave situación higiénico-sanitaria» que presenta la parcela, la enorme acumulación de residuos y el olor que desprende la casa por los cuatro costados, intensificado con las altas temperaturas. Pero sobre todo ante el peligro de incendio y la necesidad de que se atienda a una persona de avanzada edad, que apenas es autónoma para desenvolverse en el día a día. Ahora duerme en la terraza, en pañales, protegida por una sombrilla, mientras fuma, al tiempo que merodean por la casa varios gatos, a los que alimenta.

Una realidad incómoda

La concejala de Sanidad, Diana Box, ha reiterado a INFORMACIÓN que el caso de Josephine ha recibido atención continuada «al menos» desde el inicio del actual mandato municipal, pero reconoce que es un caso «muy difícil» porque todo depende de la voluntad de la persona afectada a la hora de recibir ayuda, que además es propietaria de la vivienda, está normalmente orientada y no presenta más problemas médicos que el síndrome de Diógenes. «Ha estado en hostales y en una residencia, la última vez en diciembre del año pasado, para que se pudiera actuar en la vivienda», explica la concejala. El área que dirige Box, en coordinación con la Concejalía de Servicios Sociales, realizan el seguimiento de otros 13 casos graves de Síndrome de Diógenes en Torrevieja. Lo que da cuenta de que en la ciudad es un problema de entidad, centrado en personas de edad avanzada y con situaciones personales que no dan mucho margen para actuar. Están solos, sin una red de apoyo familiar, «muchas veces rechazan la ayuda, y no podemos pasar de la puerta», asegura la edil.

Los vecinos creen sin embargo que el Ayuntamiento no hace lo suficiente y no recuerdan la presencia de personal municipal que haya atendido a la mujer. También inciden en que el escenario que presenta la casa afecta a todas las viviendas del entorno y a unos residentes que ya no saben qué hacer. En Torrevieja al menos dos casos de síndrome de Diógenes han terminado en incendios graves en los últimos años. El Ayuntamiento ha tenido que tramitar un contrato específico para llevar a cabo limpiezas especiales en estos casos, ya que su frecuencia ha hecho que ya no sea operativo realizar contratos aislados. Ahora es necesario un servicio continuo a lo largo de todo el años «y hay muy pocas empresas que se dediquen a este tipo de trabajo», señala Box, que reitera que para «entrar necesitamos su permiso firmado o una orden judicial y ninguna de las dos cosas es fácil». De hecho, los propios vecinos también lo han intentado a través de una denuncia en el juzgado, y la concejala de Extranjería, Gitte Lund ha ejercido como traductora en más de una ocasión.

Los vecinos afectados consideran paradójico que el grupo de voluntarios que se ocupan de las colonias de gatos se estén empleando a fondo con las mascotas de esta residente, para que no les falte alimento y el Ayuntamiento no pueda entrar directamente a ayudar a la vecina. Hoy mismo, asegura la concejala, está prevista una visita de trabajadoras sociales para tratar de ayudar a Josephine.

¿Qué es es Síndrome de Diógenes?

El Síndrome de Diógenes, también llamado trastorno de acumulación compulsiva, es definido como un trastorno del comportamiento que habitualmente afecta a personas de edad avanzada que viven solas. Se caracteriza por una necesidad de acumular cosas u objetos de forma excesiva. Quien se ve afectado tiene la creencia de que esas pertenencias le servirán en el futuro. Este síndrome conlleva además un extremo abandono del autocuidado -tanto en la higiene como en la alimentación y en la salud- y un aislamiento en el domicilio perdiendo el contacto con el entorno