La Generalitat Valenciana por boca del presidente Ximo Puig se ha sacado de la chistera sin presupuesto ni anteproyecto conocido, un proyecto de TRAM (tranvía) para conectar el aeropuerto con Torrevieja y Orihuela a ocho meses de las elecciones autonómicas. Rápido de reflejos el PP, a través del diputado provincial y alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, ha salido al paso de la propuesta para recordar que los populares ya vendieron públicamente su iniciativa para la mejora de la movilidad de la comarca con un TRAM, aunque en este caso más local, de la ansiada conexión de Orihuela y el interior de la comarca con Torrevieja que iba a discurrir en paralelo a la CV-95. Una inversión multimillonaria cifrada en más de doscientos millones de euros cuyo anteproyecto fue encargado a la Universidad de Alicante, y del que nada más se supo.

El gobierno del Botànic no hizo demasiado caso a la propuesta que tiene, como cualquier gran infraestructura, muchos condicionantes ambientales. La propia construcción de la autovía sobre ese mismo trazado fue tumbada por el Tribunal Superior de Justicia en 2007 por ausencia de impacto ambiental favorable cuando ya estaba adjudicada.

Hasta para vender promesas electorales hay que ser innovador y tener memoria. La amnesia selectiva siempre ha sido una cualidad política, en este caso para olvidar que en 2005 la Generalitat Valenciana gobernada por Francisco Camps planteó una vía exprés -transporte en vía reservada (TVR)- para conectar El Altet, Santa Pola, La Marina, Guardamar, Torrevieja, Orihuela Costa y Pilar de la Horadada. La Generalitat llegó a ubicar una reproducción de las que iban a ser las futuras unidades en la plaza de la Constitución de Torrevieja en la campaña electoral de abril de 2007, como bien recordará Eduardo Dolón, en aquel momento edil de Cultura. El recordado conseller José Ramón García Antón y el entonces alcalde Pedro Hernández posaron entonces para la foto en el interior de una de las modernas unidades para el transporte de pasajeros.

Aquella idea sí llegó a expresarse en un estudio de planeamiento realizado en 2009, firmado por la empresa Initec Infraestructuras, en el que se empleaba, efectivamente, la propia carretera N-332 a su paso por las salinas de Santa Pola, como plataforma reservada con 3,5 metros de ancho y en el que esta especie de TRAM llegaba incluso a tener parada en el Hospital de Torrevieja, inaugurado solo tres años antes. La crisis sepultó el proyecto que aparecía enmarcado en el Plan de Infraestructuras Estratégicas de la Comunidad Valenciana 2004-2010.

Ahora la "nueva" idea del Consell del Botànic a falta de más documentación solo puede alimentar especulaciones. ¿Pretende emplear la N-332 a su paso por el Parque Natural de las Sallinas de Santa Pola, que no está desdoblado precisamente por el enorme impacto ambiental de una obra de esas características? ¿O será mejor por el Parque Natural del Hondo? ¿Partiría del aeropuerto Miguel Hernández en un ramal para bifurcarse desde Elche, que ya cuenta con un cercanías sin modernizar?

Modernizar el Cercanías

Las opciones más realistas y viables técnicamente para mejorar de forma sustancial la movilidad en la Vega Baja siguen arrumbadas. Es el caso de la modernización de la línea de Cercanías Orihuela-Elche, un servicio que a diario emplean miles de habitantes de la comarca en Orihuela, Callosa de Segura o San Isidro-Albatera para desplazarse a Elche o a Murcia pese a ofrecer unas prestaciones que necesitan muchas mejoras para su modernización. Con la llegada del Ave se anunció la adaptación del trazado al paso del Cercanías, con el cambio a la electrificación y de los trenes. Pero el AVE se puso en marcha sin esa inversión cuando la mejora del Cercanías iba a afectar a muchos más viajeros.

Imagen del anuncio de la vía expres o plataforma reservada en la campaña electoral de 2007 en la que se trasladó uno de los futuros vehículos a la plaza de la Constitución de Torrevieja

Imagen del anuncio de la vía expres o plataforma reservada en la campaña electoral de 2007 en la que se trasladó uno de los futuros vehículos a la plaza de la Constitución de Torrevieja David Pamies

Mientras tanto el trayecto se sigue cubriendo con locomotoras diésel sin ser electrificado. Las quejas por los retrasos, las frecuencias de paso y las condiciones de los trenes son diarias pese a que es, con diferencia, la línea de Cercanías Renfe más importante de la provincia. Adif no sabe/ no responde cuando es preguntada por el proyecto para adaptar la línea mientras mantiene cerrada y sin uso desde 2015 - con un gasto considerable en seguridad- la flamante estación de Callosa de Segura junto al espectacular túnel que atraviesa la sierra. El trazado actual, además, parte en dos el casco urbano de Callosa de Segura.

¿Qué te parece la idea de un TRAM para conectar Orihuela - Torrevieja y el aeropuerto?

¿Qué te parece la idea de un TRAM para conectar Orihuela - Torrevieja y el aeropuerto? Tony Sevilla

Recuperar el tren San Isidro Torrevieja

Otra opción para mejorar esa movilidad es la recuperación del trazado del tren entre San Isidro y Torrevieja sin necesidad de plantear nuevas infraestructuras megalómanas. La línea que unía la ciudad costera con el interior dejó de emplearse en 1984 tras un siglo en funcionamiento para el transporte de viajeros y carga de sal. Los terrenos por los que discurría entre San Isidro y Torrevieja siguen siendo propiedad de Adif y el trazado entre Torrevieja y Los Montesinos se convirtió hace más de 20 años vía verde.

El Ministerio de Transporte inició en 2013 un estudio de viabilidad para recuperar la línea, que fue anunciado como un gran logro hacia la recuperación del tren, avalada por una intensa campaña de recogida de firmas, durante el primer mandato de Eduardo Dolón. En el periodo 2015-2019 el Ministerio incluso llegó a realizar un anteproyecto en el que ubicaba la estación término de Torrevieja en emplazamientos imposibles -estaban urbanizados-. Con José Manuel Dolón en la Alcaldía incluso se llegó a proponer en firme la cesión de suelo municipal para la futura estación en las inmediaciones de la rotonda que conecta la CV-905 con la carretera de Los Montesinos. La última noticia sobre el proyecto se remonta a finales del actual mandato cuando el Ministerio prorrogó el plazo del estudio de viabilidad del proyecto.

Incomprensiblemente, sin que se sepa cuál ha sido el resultado del estudio de viabilidad económica de ese proyecto y si se ha descartado por parte del Ministerio, la Generalitat anunció, en una comparecencia de su entonces conseller de Territorio, Arcadi España, hace aproximadamente un año que quiere convertir ese trazado en una nueva vía verde para peatones y bicicletas que atraviese la comarca de este a oeste. Un proyecto que descartaría para siempre la recuperación de la conexión ferroviaria.