La Conselleria de Educación y la empresa adjudicataria de las obras del nuevo Colegio Inmaculada tienen previsto firmar el acta de replanteo del inicio de la infraestructura este jueves. Culmina así una tramitación que comenzó con la exigencia del Ayuntamiento de Torrevieja en 2018 de tramitar de urgencia la construcción del nuevo centro tras el apuntalamiento de uno de sus aularios que obligó a docentes y alumnado a adaptar nuevos espacios como aulas.

Descripción por usos e la planta del nuevo colegio Inmaculada

Firma

El director general de Infraestructuras Educativas y los responsables de la empresa murciana Orthem tienen previsto, según confirmó el concejal de Educación, Ricardo Recuero, realizar esa firma que supone el inicio oficial de las obras y que comienza el plazo de ejecución: 15 meses. Todos los alumnos del Colegio Inmaculada están realojados en módulos provisionales desde principios de enero pasado. 

Las instalaciones del antiguo Colegio Inmaculada, con algunas dependencias levantadas en 1962, tienen los días contados Tony Sevilla

7,2 millones de euros

El centro contará con una superficie total construida de 4.595 metros cuadrados, sobre una parcela de algo más de 6.000 y un presupuesto de licitación de 7,2 millones de euros (IVA incluido), que incluye la demolición del actual colegio cuyas primeras instalaciones datan de 1962. Son en torno a 400.000 euros menos que el precio de licitación inicial.

Reivindicación

Se optó por demoler todo el colegio y construir uno de nueva planta por la reivindicación de los padres y madres de alumnos para evitar que se ubicara fuera del casco urbano. Una localización en la periferia que sufre a diario la mayor parte de la población escolar de Torrevieja, que no puede llegar a pie a su centro, al dilapidar el Ayuntamiento los suelos dotacionales en el casco urbano para otros usos en los años 90 y 2000.

17

Así son las aulas prefabricadas que acogen 520 alumnos del Colegio Inmaculada y el nuevo Colegio Número 14 JOAQUÍN CARRIÓN

Dotaciones

Las instalaciones contarán con seis unidades de Educación Infantil, doce de Primaria y un comedor para 400 comensales en dos turnos y gimnasio. Es un centro de dos líneas -dos aulas por curso-. 

Uno de los aularios del Colegio Inmaculada tuvo que ser apuntalado en 2018 y los alumnos redistribuidos en otros espacios del centro

Energía solar

El nuevo colegio será totalmente accesible porque contará con ascensor y con consumo energético casi nulo ya que se ha proyectado una instalación de energía solar fotovoltaica que suministre las necesidades de energía eléctrica para los consumos del edificio.

Las instalaciones contarán con de 3.014 metros cuadrados de cubierta. Su orientación y a la ausencia de sombras sobre los paneles permitirá llevar a cabo un campo de colectores «de gran rendimiento compuesto por 124 paneles de 405 Wp orientados a sur con una inclinación de 40º y separados entre sí 2,75 metros que proporcionará una potencia pico de 50 kWh».  

Estado de las obras del Colegio Amanecer a principios de este año

Visita

Tras esta firma los responsables de la Generalitat tienen previsto visitar el Colegio Amanecer. Todo parece indicar que la previsión de que los alumnos de este colegio pudieran estrenarlo tras la Semana Santa no se cumplirá. Ni el grueso de las obras adjudicadas por la Generalitat a Acciona, ni la urbanización del terreno -que debe realizar el Ayuntamiento- están preparados.

Los nuevos colegios Inmaculada y Amanecer son proyectos exclusivamente de tramitación autonómica por su urgencia aunque el municipio se atribuye, como ocurre en otras administraciones locales, buena parte del mérito, pese a limitarse a ceder los terrenos.

Amanecer

En el caso del Colegio Amanecer se va a dotar de infraestructuras educativas a un centro que lleva en barracones 17 años y que la Generalitat prometió como construcción inminente prácticamente desde que se levantó exclusivamente en aulas prefabricadas en 2004 sobre una zona verde de Mar Azul. Su ubicación se modificó en dos ocasiones con su correspondiente tramitación de cesión municipal y la última, junto a la CV-95 y Las Torretas exigió una modificación del PGOU. 

Lo que sí tramitó el Ayuntamiento de Torrevieja fue la adecuación del solar para que las prefabricadas para los alumnos del Colegio Inmaculada estuvieran a tiempo.