Las cinco vidas del agua en Alicante

Los recursos hídricos del Tajo que llegan a La Pedrera son capaces de abastecer el consumo urbano, regar dos veces huerta tradicional de la Vega Baja, mantener el equilibrio ambiental de El Hondo y volver a regar el Camp d’Elx

Hondo de Elche que recibe recursos hídricos del río Segura

Hondo de Elche que recibe recursos hídricos del río Segura / ANTONIO AMOROS

D. Pamies

D. Pamies

Una gota del trasvase del Tajo es capaz de abastecer una vivienda de Orihuela, tras ser tratada en una depuradora llegar al Segura, regar la huerta tradicional, mantener los recursos hídricos del parque natural del Hondo al bombearse desde el río en Guardamar y finalmente regar el Campo de Elche. Es el mejor ejemplo del uso del agua que se hace en la provincia, según remarca José Vicente Andreu (ASAJA).

Casi un tercio del territorio de España se encuentra en estos momentos en una situación crítica de reservas hídricas. Los espacios húmedos naturales más emblemáticos del país están en una situación límite. «Y sin embargo el sur de Alicante, con el mayor déficit hídrico estructural de todo el Estado, sigue aguantando a pesar de los recortes impuestos por el Gobierno del Estado», explica José Vicente Andreu, presidente de ASAJA- Alicante.

Embalse de la Pedrera, principal reserva de agua dulce de Alicante. A la derecha, la huerta tradicional, que riega el Segura, también con aportes de agua regenerada. | TONY SEVILLA

Embalse de la Pedrera, principal reserva de agua dulce de Alicante. A la derecha, la huerta tradicional, que riega el Segura, también con aportes de agua regenerada. | TONY SEVILLA / D.pAMIES

El representante de los agricultores explica que los ornitólogos informan del buen estado de los espacios húmedos naturales del sur de Alicante. Las salinas de Torrevieja vuelven a albergar por cuarto año consecutivo una colonia de flamencos y el parque natural de El Hondo acoge a las aves acuáticas migratorias que por el mal estado de Doñana, terminan en los humedales de Alicante, explica el representante del sector agrícola.

Recuerda que la Generalitat ha anunciado además un gran proyecto de reciclaje de agua denominado Vertido Cero en la Bahía de Alicante «por el que se van a recuperar 20 hectómetros cúbicos de agua potencialmente contaminante que se vertía al mar, y que con este proyecto se recuperan para el uso agrícola y ambiental, y se elimina un potencial riesgo de contaminación en el entorno urbano y playa de Alicante. El impacto de este proyecto es tal, que hasta Ecologistas en Acción lo aplaude y apoya». Andreu se pregunta qué está pasando en Alicante con el uso del agua y la conservación de los espacios naturales asociados al agua.

Las 5 vidas del agua en Alicante

Las 5 vidas del agua en Alicante / D.pAMIES

«Pues la explicación es muy sencilla. En Alicante se cuida y se mima el Agua como ningún otro sitio del Mundo». Y lo ilustra con un ejemplo la vida de una gota de agua que llegue a la provincia de Alicante desde el trasvase Tajo hasta el embalse de La Pedrera, en Torremendo (Orihuela). El reservorio de agua más importante de la provincia .

«Esa gota se potabiliza» para suministro urbano y se usará en «su primera vida» una vivienda de Orihuela». A través de la red de saneamiento terminará en la depuradora de Orihuela, en la que se trata y se regenera. Se incorporará a los recursos del río Segura y al sistema de riego de la huerta tradicional de Orihuela, en la que será su segunda vida». Pero el ciclo del agua en la Vega Baja continúa.

Después de regar los bancales a través de las acequias, y de vuelta al río a través de los azarbes de drenaje -regando más tahullas-, regresa al Segura. Y en la que será su tercera vida, subraya Andreu, vuelve por ejemplo a la huerta de Almoradí. «Pero no termina ahí su trayectoria vital».

Azarbes y acequias

Por esa red «de aguas vivas y aguas muertas», termina su recorrido en la desembocadura del río Segura en Guardamar del Segura, al Azud de San Antonio. «Y allí la mano del hombre vuelve a dar la vida a esa viajera e incansable gota de agua que nació en el alto Tajo, y que tras viajar cientos de kilómetros, saciar la sed del hombre y la tierra, sigue dando impagables servicios, ahora al medio ambiente». Y es que Riegos de Levante recoge ese agua dulce junto antes de salir al mar y la envía al Parque Natural de El Hondo.

Riegos de Levante

«Allí esos recursos hídricos -esa gota viajera- crea un espacio natural que sirve de refugio a la vida de miles de aves. Esa será la cuarta vida de esta incansable gota de agua». Pero ese no es el fin. Porque volverá a «fertilizar y dar vida a los campos de Elche mediante los regadíos de Riegos de Levante, en lo que será su quinta vida. «Y eso es lo que pasa con el uso de la escasa agua que tenemos en Alicante, que la cuidamos y le damos muchas vida al servicio los ciudadanos y de la naturaleza». Para Andreu «el problema en Alicante es que el Gobierno los quiere quitar esa primer gota de agua que nos da la vida».