El Juzgado de Aguas de Orihuela falla sus premios

El Tribunal entrega sus galardones a Antonio Gil Olcina, José Andújar y la EPSO por su defensa del regadío y su contribución al desarrollo de la agricultura en la comarca

Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela

Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela / TONY SEVILLA

Loreto Mármol

Loreto Mármol

El Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela celebra este martes la segunda entrega de los Premios del Tribunal de las Aguas. En esta ocasión, por su vinculación con el estudio del agua, la defensa del regadío tradicional y la contribución al desarrollo educativo de la agricultura en la comarca de la Vega Baja del Segura los premiados son Antonio Gil Olcina, catedrático emérito de la Universidad de Alicante; José Andújar, vicepresidente de la Federación Valenciana de Comunidades de Regantes, y la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO), de la Universidad Miguel Hernández.

Está prevista la asistencia del presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón; el presidente de la Diputación de Alicante, Toni Pérez, y otros miembros de ambos organismos al acto que se desarrollará en el auditorio municipal La Lonja de Orihuela, que comenzará a las 19.30 horas con entrada libre hasta completar el aforo permitido.

Estudio e investigación

Gil Olcina ha desarrollado diferentes estudios sobre el agua. En marzo del año pasado, presentó el libro "Concausas y tipos de inundaciones en la Vega Baja del Segura" junto a Gregorio Canales Martínez tras años de intenso trabajo. A través de seis capítulos -en total unas 500 páginas- analizan, desde el año 1577 a 2019, este problema que no da tregua a la comarca ni tranquilidad sobre un riesgo latente pronto a transformarse en peligro.

Antonio Gil Olcina

Antonio Gil Olcina / Héctor Fuentes

Porque para lograr una solución adecuada, resulta indispensable conocerlo en su integridad, tratando de mostrar que estos episodios no responden a un solo patrón ni tienen por único protagonista ni causante al Segura. En suma, "hemos pretendido contribuir a un mejor conocimiento de las inundaciones, un problema complejo, múltiple y diverso", explicaba Gil Olcina, que añadía que "es la única forma de evitar propuestas erróneas o parciales".

Defensa del regadío

Por su parte, Andújar lleva toda una vida luchando por el bien más preciado. Para él, agua es sinónimo de riqueza para el territorio. Así, defiende un agua de calidad y a buen precio para la provincia, a la vez que ha liderado la batalla contra el cierre del trasvase Tajo-Segura, que, a su juicio, ha permitido transformar en riqueza lo que era secano.

José Andújar

José Andújar / Información

El veterano agricultor, con más de 80 años, está en la brecha desde los 17 años, en la finca de su padre, siendo testigo de la lucha de poder por el agua. También fue alcalde de Almoradí en los años 90, etapa en la que luchó por los intereses de toda la Vega Baja.

"Mi vida está marcada por la defensa del bien más preciado, el que necesitamos para beber y regar. Si el trasvase no hubiera dotado al Taibilla de recursos, no habríamos tenido turismo, ni progreso. Lo contrario es volver a la pobreza", dijo cuando obtuvo el premio "Importantes", de INFORMACIÓN, en su 37 edición dedicada al reconocimiento del mérito de una sociedad luchadora a través de un abanico de representantes que investigan, crean, triunfan y ayudan a los demás en el complejo panorama actual.

Desarrollo de la agricultura en la comarca

La EPSO, que también logró un "Importantes" en la 38 edición, ha cumplido más de 50 años en el campus de Desamparados siendo sinónimo de respeto con el medio ambiente y excelencia en formación, investigación y transferencia al sector agroalimentario y agroambiental. Los más de 7.000 profesionales que se han formado en sus aulas han contribuido al desarrollo socioeconómico de la comarca. Entre sus investigaciones más recientes está la relacionada con los usos tecnológicos en los cultivos para implementar la transformación digital por la que pasa el futuro del sector para una agricultura inteligente.

Campus de Desamparados de la EPSO

Campus de Desamparados de la EPSO / TONY SEVILLA