GUARDAMAR DEL SEGURA

La captura del espectacular atún rojo: el sueño del pescador recreativo hecho realidad en Guardamar

El puerto deportivo guardamarenco acoge en los tres días de autorización de capturas el desembarco de ejemplares de más de 300 kilos

La captura del espectacular atún rojo en Guardamar

INFORMACIÓN

D. Pamies

D. Pamies

Los pescadores deportivos han estado de enhorabuena en los últimos días en las costas de Alicante. Alguno de ellos ha tenido la fortuna entre el pasado domingo y el miércoles hasta las 23.59 horas de cumplir el sueño de cualquier pescador recreativo experimentado: capturar un ejemplar de atún rojo.

Más de dos metros

Lo reflejan en las últimas horas las imágenes prueba de "la hazaña" con embarcaciones que deben ayudarse de grúas y toritos para "saltar" grandes ejemplares a tierra, de hasta de dos metros y medio y un peso aproximado de entre 300 y 350 kilos. Es lo que ha pasado en el puerto de Guardamar del Segura, que cuenta, además, con pescadores deportivos reconocidos en todo el país.

Ejemplar de atún rojo desembarcado en el puerto deportivo de Guardamar

Ejemplar de atún rojo desembarcado en el puerto deportivo de Guardamar / INFORMACIÓN

Experimentados

Esta pesca del atún rojo por embarcaciones deportivas y recreativas no es cosa para principiantes. Porque pese a no ser profesional requiere de un despliegue de medios importante. Se realiza a más de 20 millas náuticas de la costa -36 kilómetros- con profundidades que alcanzan los 150 metros.

Las embarcaciones pescan lo que llaman "a la ronsa", dejando el barco a la deriva. Utilizan cañas bastante más sofisticadas de las comunes con aparejos de fondo, que se acercan al lecho marino, pero no lo tocan. Durante los últimos días muchos vecinos y visitantes de Guardamar se han acercado a curiosear en las inmediaciones del puerto deportivo Marina Las Dunas para observar a estos espectaculares animales, apreciados en el mundo entero también por su indiscutible calidad gastronómica.

De hecho, los capturados por la flota profesional viajan durante estas semanas miles de kilómetros vía aérea para estar en los mejores mercados de Japón.

Una de las capturas más espectaculares por parte de pescadores aficonados

Una de las capturas más espectaculares por parte de pescadores aficonados / INFORMACIÓN

Nunca vistos

Los ejemplares de este año han sido de récord. Como el capturado por David Ochoa, Jorge García Martín, Manu Ginés y Esteban Grao. Uno de los de mayor envergadura de los que se han visto en este puerto deportivo situado en la desembocadura del río Segura. La evidencia tanto de las flotas profesionales como artesanales y de los pescadores aficionados es que el atún, cuya abundancia antaño permitió mantener la histórica almadraba en Tabarca hasta los años 60 del pasado siglo, se ha recuperado.

También lo dicen los datos de los científicos, pero prefieren ser más prudentes en ese entusiasmo.

A punto de desaparecer

La pesca del atún rojo está escrupulosamente regulada tanto para las flotas industriales y artesanales como para los pescadores deportivos, lo que ha permitido, pese a la continuidad de las capturas ilegales, recuperar en los últimos años su población en el Atlántico y el Mediterráneo desde la situación crítica que se arrastró hasta mediados de los años 2000.

Momento en el que Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA) tomó cartas en el asunto tras la presión social y se adoptaron las primeras medidas restrictivas y la fijación de cuotas.

Liquidado en tres días

La ventana de oportunidad para intentarlo solo abre una vez al año y solo durante dos o tres días. Los pescadores la esperan con ansiedad y no es casual que la pesca recreativa y deportiva del Mediterráneo haya agotado su cuota en apenas tres jornadas.

La Secretaría General de Pesca acordó su cierre definitivo a partir de las 23.59 horas del miércoles 19 de junio, tras constatar que se había consumido la totalidad de posibilidades de pesca existentes para este año. Había arrancado el domingo 16. Cada embarcación recreativa debe solicitar un permiso previo y luego comunicar el embarque de las capturas, solo dos en total y en jornadas distintas.

Este pescado no puede comercializarse y en Guardamar los visitantes también pudieron disfrutar de la pericia en el corte. Habrá atún rojo para dar -y no vender- en algunas casas guardamarencas durante días.

Un atún de los capturados en los últimos días en Guardamar sobre la eslora de una embarcación recreativa

Un atún de los capturados en los últimos días en Guardamar sobre la eslora de una embarcación recreativa / INFORMACIÓN

Cierre

La decisión de cerrar esta pesquería se adoptó al considerar que se habían alcanzado cifras de capturas próximas al agotamiento de la cuota, que finalmente se ha confirmado tras la comprobación de los datos disponibles, según recoge Efe.

Se había reservado una cuota de 37.832,25 kilos de atún rojo para la pesca deportiva y recreativa en el Mediterráneo para la temporada 2024, que se inició el 16 de junio. Lo que supone aproximadamente entre 150 y 200 ejemplares, considerando un peso de medio entre 200 y 300 kilos.

Sin muerte

En realidad lo que dice la legislación sobre este periodo corto de pesca autorizada para los aficionados es que se puede pescar sin muerte, es decir, liberando a los ejemplares, y que solo se pueden embarcar las capturas muertas de forma accidental. Pero este resquicio legal permite directamente llegar con capturas a tierra.

La pesquería de atún rojo en el Atlántico Oriental y Mediterráneo está regulada mediante el Real Decreto 46/2019, de 8 de febrero. Y desde este momento forma queda prohibida la pesca, tenencia a bordo y desembarque de ejemplares de atún rojo. Si se embarca accidentalmente un ejemplar a bordo hay que arrojarlo al mar aunque esté muerto.