TORREVIEJA

"Oscuridad y Libertad" mantiene viva la llama de las fiestas de hogueras en Torrevieja

El barrio Molinos del Calvario planta un monumento con crítica a la homofobia en las cuatro esquinas de las calles Joaquín Chapaprieta con San José

Así es la Hoguera Barrio Molinos del Calvario de Torrevieja

D. Pamies

D. Pamies

D. Pamies

Un año más, la hoguera del Barrio Molinos del Calvario ha logrado plantarse en las cuatro esquinas de las calles Joaquín Chapaprieta y San José de Torrevieja.

Una hoguera sencilla en presupuesto y medios, pero con mucha vocación de salir adelante. Tanto, que ya lleva muchos años siendo el último testigo de una fiesta que llegaba en la década de los 90 a la mayor parte de los barrios de Torrevieja.

Homofobia

En 2024 lo hace bajo el lema "de un tema serio", señalaba el presidente de comisión Alfredo Guillén, "Oscuridad y Libertad". Una crítica a la homofobia, sin que falte una mención especial a Vox, que se expresa a través del monumento realizado por el artista de la Vega Baja, Antonio Benavente.

También hay espacio en plena calle para la hoguera infantil centrada en temas locales, como los grandes conciertos y el aniversario de la Coral Francisco Vallejos.

Esta fiesta, que tiene como escenario uno de esos pocos rincones donde los vecinos de Torrevieja siguen encontrándose a tomar el fresco en la calle cuando llega el verano, tiene todos los elementos de las hogueras, con su barraca, comisionados y cargos, además de la mascletà.

Racó

También con la imprescindible ayuda del Ayuntamiento, por supuesto, que Guillén pide para que la hoguera pueda contar con su propio Racó, donde poder exhibir los ninots preservados de las llamas durante tres décadas y desarrollar la intensa labor necesaria para una fiesta que entronca con una tradición antigua en la ciudad.

El momento más esperado es el que arderá la hoguera este lunes, en realidad ya bien entrada la madrugada del martes, con bañá incluida patrocinada por los bomberos de Torrevieja.

Recuerdo

De la programación desplegada a lo largo de una semana será la cremà el punto culminante. Guillén, que además de maestro foguerer es restaurador -trabaja en la recuperación de imágenes y el patrimonio religioso de la Diócesis Orihuela-Alicante-, espera que el empeño del barrio pueda contagiar algún día al resto de barrios torrevejenses, como sucedió en los años 90, para afianzar esta fiesta del solsticio.

Recuperando un poco de historia, las hogueras tuvieron al torrevejense Tomás Valcárcel, protagonista de la hoguera del año pasado y del cartel de este 2024, como uno de sus principales impulsores en la ciudad de Alicante.