Los trabajadores de Clequali avanzan protestas pese al pago de las facturas pendientes

El Ayuntamiento de Orihuela ordena el abono de más de un millón de euros a la adjudicataria de las instalaciones deportivas, pero el colapso financiero de la empresa hace que los empleados inicien movilizaciones para cobrar sus nóminas

Piscinas municipales de Orihuela, en el Palacio del Agua

Piscinas municipales de Orihuela, en el Palacio del Agua / TONY SEVILLA

Loreto Mármol

Loreto Mármol

Con tensión, ansiedad y crispación viven estos días los más de 130 trabajadores de Clequali, la empresa adjudicataria que gestiona el servicio -tanto de mantenimiento como de personal- de todas las instalaciones deportivas de Orihuela. Un panorama que tachan de insostenible y que se arrastra desde principios de junio, cuando salió a relucir en Salamanca la difícil situación económica que atraviesa la mercantil, con embargo por parte de Hacienda incluido, tanto que en otros municipios donde tiene concesión se habría visto obligada a ceder el contrato de forma inmediata.

En Orihuela, además, lleva prestando el servicio sin contrato desde que caducó hace más de un año, lo que solo permite pagar las facturas a través de la omisión de la función interventora y previo informe del Consejo Jurídico Consultivo.

Así, el Ayuntamiento, que debe a Clequali más de un millón de euros, ha ordenado este martes el abono de enero y febrero, al mismo tiempo que ha iniciado los trámites para pagar marzo, abril y mayo con un adelanto legal hasta que llegue el informe.

En palabras del alcalde Pepe Vegara, "una vez que se enviaron las facturas de enero y febrero al Consejo Jurídico Consultivo y vino el informe señalando que había que abonarlas con carácter inmediato, se iniciaron los procedimientos para su abono. Sin embargo, recibimos un embargo por parte de la Agencia Tributaria por 751.000 euros, lo que evidentemente impide el pago directo a la empresa Clequali. Esto nos llevó a tener que hablar con la Agencia Tributaria para explicar las circunstancias".

"El Ayuntamiento va a pagar todas las facturas. El acuerdo que tenemos con la empresa es que nosotros continuamos abonando las facturas y ellos siguen prestando el servicio y pagando las nóminas de los trabajadores", ha señalado el primer edil.

Esto se traduce en que los trabajadores, de momento, no han cobrado las nóminas de la mitad de mayo, al mismo tiempo que, a escasos días de que finalice junio, también están en el aire la nómina de este mes la paga extra.

Por ello, pese a la orden de pago, los trabajadores de Clequali han decidido en una asamblea general extraordinaria que se concentrarán cada martes de julio frente a las oficinas de la empresa en Orihuela -en la calle Monseñor Espinosa- y frente al Ayuntamiento para reivindicar el pago pendiente de sus nóminas e información sobre su futuro laboral.

Aún sin licitación

Pocos días después de que se conociera la difícil situación que atraviesa la empresa, el 7 de junio, el alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, salió en rueda de prensa, junto al concejal de Deportes, Víctor Sigüenza, para lanzar el mensaje de que "el servicio está garantizado", así como "los sueldos de los trabajadores", aseguró, al mismo tiempo que avanzaba que el nuevo contrato saldrá a licitación la próxima semana, que aún no se ha producido.

En este sentido, Vegara ha señalado este martes que ha habido "problemas burocráticos". "Desde Secretaría se habían pedido una serie de cuestiones que se han subsanado y debe pasar ahora por Intervención. En cuanto esté listo saldrá a licitación", ha añadido, que por lo plazos administrativos no será antes de finales de año.

La oposición

Pese a las explicaciones de Vegara, el 7 de junio, la oposición pidió una comisión informativa, que se ha celebrado también este martes. La portavoz del PSOE, Carolina Gracia, ha subrayado que Vegara les ha transmitido sentirse "engañado" por la empresa, a la vez que ha criticado la falta de soluciones y la actitud desafiante de Sigüenza, por lo que les ha pedido a ambos que "den la cara, salgan y expliquen que la situación no tiene plan b". 

Además, Gracia ha insistido en que el expediente para licitar el nuevo contrato de gestión de las instalaciones deportivas lo inició la exconcejala socialista Patricia Menárguez en 2022, tal y como ha reconocido el técnico de Deportes, Emilio Lidón, en la comisión. 

Cambiemos, por su parte, ha reiterado su defensa de la municipalización del servicio de escuelas deportivas después de la comparecencia del alcalde y el edil de Deportes, al igual que se ha hecho con el mantenimiento de parques y jardines en Orihuela Costa o la gestión de la ORA. De esta forma, los trabajadores serían absorbidos por alguna de las sociedades municipales existentes en el Ayuntamiento.

El grupo municipalista también ha manifestado su más "absoluta preocupación ante la inexistencia de certezas sobre el cobro de los salarios de los trabajadores".

En suma, esta situación está poniendo en riesgo no solo el pago de las nóminas a los trabajadores de la empresa, sino el servicio en Orihuela, como las piscinas municipales, en pleno verano.