LOS MONTESINOS

El Ayuntamiento de Los Montesinos aprueba ceder gratis el suelo de la primera planta comarcal de biorresidudos

La infraestructura proyectada sobre 3.500 metros cuadrados asumirá más de 4.400 toneladas de basuras orgánicas al año para reciclarlas en compost y se ubicará en la calle Bigastro del polígono industrial

Planta de tratatamiento de residuos orgánicos en Guadassuar (València) similar a la prevista en Los Montesinos, aunque de mayor capacidad

Planta de tratatamiento de residuos orgánicos en Guadassuar (València) similar a la prevista en Los Montesinos, aunque de mayor capacidad / Perales Iborra

D. Pamies

D. Pamies

Visto y no visto. Con un debate de apenas 20 minutos el Ayuntamiento de Los Montesinos ligó ayer el futuro de la primera planta de tratamiento de biorresiduos de la comarca a su término municipal. Asumirá al menos 4.400 toneladas de residuos de fracción orgánica -antes conocida como basura-.

Cesión gratuita

El pleno extraordinario y urgente aprobó la cesión gratuita de suelo de 3.585 metros cuadrados en la calle Bigastro del Polígono Levante II al Consorcio Vega Baja Sostenible. No es un vertedero. Será una instalación para recibir residuos orgánicos -restos de alimentos que se genera en el ámbito doméstico y de hostelería- y reciclarlos para convertirlos en compost.

La instalación supone para el Consorcio una inversión de 4,6 millones de euros, una parte de ellos subvencionada a través de fondos europeos. 

Votación

El equipo de gobierno dirigido por José Manuel Butrón (PSOE) no ha informado sobre la convocatoria, ni del proyecto previsto ni del resultado del pleno en sus redes sociales municipales.

El grupo municipal del PP rechazó tanto la urgencia del pleno como el acuerdo cesión, según ha indicado su portavoz Pilar Paredes. Algo que contrasta con la postura de la presidencia del Consorcio, en manos del PP, y que está presidido por el diputado y alcalde de Formentera, Francisco Cano (PP).

Mientras que el concejal de Izquierda Unida, Francisco Paredes, se abstuvo sobre el proyecto que gestionará la UTE formada por la multinacional PreZero y la empresa Ortiz. Inicialmente este diario indicó por error que había votado a favor.

El PSOE gobierna con mayoría absoluta.

El cometido de cualquier planta de biorresiduos es transformar la fracción orgánica en compost a través de un proceso natural en el que se incorporan también residuos vegetales procedentes de las podas. Este compost es empleado en el sector agrícola como fertilizante natural. La parcela se encuentra situada a un kilómetro del casco urbano y a 500 metros de la rotonda de acceso de la carretera CV-945.

Parcela municipal en la calle Bigastro donde se ubicará la planta

Parcela municipal en la calle Bigastro donde se ubicará la planta / D. Pamies

Convenio

El alcalde Butrón (PSOE), que rubrica la propuesta de convenio -no hay otras firmas electrónicas de técnicos en el documento-, señala que por la necesidad y urgencia en la instalación de una planta de biorresiduos "en el área", "ambas partes han acordado modificar el uso final de dicha parcela, destinándola a la construcción, instalación y explotación de una infraestructura de tratamiento de biorresiduos -de acuerdo con el plan de gestión del Consorcio a través del concesionario (Prezero-Ortiz)".

Tramitación

La tramitación administrativa que figura en la propuesta solo recoge una providencia del alcalde firmada el pasado lunes en la que se hace mención a la necesidad del cambio de uso. Como aval técnico el alcalde José Manuel Butrón señala que la parcela ha obtenido el certificado de compatibilidad urbanística de su propio Ayuntamiento. Un documento que se limita a indicar que el suelo es apto para ese uso sin más consideraciones porque la parcela es compatible para usos dotacionales, industriales y terciarios.

Compensaciones

Según la propuesta presentada por el municipio el periodo de cesión será de 20 años. Si el Consorcio no levanta la planta en tres años la parcela volverá a manos municipales. El mismo documento fija una serie de compensaciones directas y otras complementarias por la cesión de este suelo entre las que se encuentran tres euros por tonelada de residuos orgánicos que lleguen a la planta y un canon anual de otros 22.500 euros para "financiación de actividades medioambientales y mejora de la calidad ambiental del municipio". El documento va al detalle de la compensación económica, pero no recoge cuál es el límite de recepción de residuos anual.

Ayuntamiento de Los Montesinos

Ayuntamiento de Los Montesinos / D. Pamies

Una capacidad muy limitada

La información trasladada por el Consorcio sobre este proyecto habla de la recepción de 4.400 toneladas anuales. Sin embargo, la generación de este tipo de residuos supera las 130.000 toneladas anuales en los 27 municipios de la comarca.

Este tipo de infraestructuras están preparadas para contribuir de manera efectiva al reciclaje al objeto de reducir el volumen final de basura en las plantas de tratamiento y eliminación (vertedero).

La capacidad de tratamiento de la que ahora se propone establecer en Los Montesinos si se compara con el total de los residuos que se generan en la comarca no supera ni el 5% del volumen que produce toda la comarca.

Además, necesitan que la fracción orgánica no contenga otro tipo de residuos para que el proceso de valorización en compost sea efectivo. Lo que a su vez requiere de una separación en origen -en las viviendas y en la recogida en la calle- eficaz.

El Consorcio busca otros emplazamientos en municipios de la comarca para plantas de biorresiduos, además de la planta mayor de valorización que se instalará en Orihuela.

El Ayuntamiento de Los Montesinos por su parte se compromete a tramitar con carácter de "urgencia" las peticiones de licencias y autorizaciones de competencia municipal y a bonificar en la medida de lo posible su importe.

El alcalde José Manuel Butrón y el presidnete del Consorcio, Francisco Cano, junto a la parcela, en una imagen captada meses antes de que se hiciera público el acuerdo

El alcalde José Manuel Butrón y el presidente del Consorcio, Francisco Cano, junto a la parcela, en una imagen captada meses antes de que se hiciera público el acuerdo / Consorcio Vega Baja Sostenible

FRANCISCO CANO: "Un día crucial para el futuro del Consorcio Vega Baja Sostenible"

“Hoy es un día crucial para el futuro del Consorcio Vega Baja Sostenible y ha sido posible gracias a la implicación y esfuerzo del alcalde de Los Montesinos, José Manuel Butrón,“ ha explicado el presidente del Consorcio Francisco Cano tras la celebración del pleno. “Gracias a la cesión de terrenos aprobada hoy, podemos empezar con la construcción de la planta de biorresiduos que nos permitirá, por primera vez, tratar nuestros residuos sin salir de la Vega Baja”, ha señalado el presidente del Consorcio Vega Baja Sostenible, Francisco Cano (PP), diputado provincial y alcalde de Formentera. Lo ha hecho en unas declaraciones difundidas por el Consorcio después del pleno. Sesión en la que el Partido Popular ha votado en contra del proyecto.

El presidente Francisco Cano ha destacado que “esta nueva instalación nos permitirá reducir nuestros residuos, obteniendo un valioso recurso con innumerables aplicaciones para el campo, y nos acercará al cumplimiento de los objetivos de reducción de residuos que marca la legislación actual”.

El Consorcio señala que la planta está alejada del casco urbano y de las zonas residenciales, aunque varias naves de la calle Bigastro y Daya Nueva del polígono se dedican a negocios de servicios.

En esta instalación, los residuos orgánicos se transformarán en compost, un abono orgánico y ecológico que mejora la calidad de los suelos agrícolas. El Consorcio asegura que los residuos procederán de la fracción orgánica del contenedor marrón de los municipios. Contenedor que apenas se han implantado en siete municipios de la comarca, en algunos casos de forma muy parcial, y los principales municipios como Torrevieja, Orihuela, Almoradí, Callosa de Segura, Pilar de la Horadada o Guardamar, de momento, no lo contemplan.

La planta de biorresiduos necesita que esos residuos estén bien seleccionados en origen. Porque con porcentajes de otras fracciones como resto, envases o plástico, no se pueden reciclar.