TURISMO

El mantenimiento de 890 lavapiés de las playas de la provincia está sin contrato

El servicio debería estar en marcha desde el 1 de junio y la Generalitat dice que el problema estará resuelto la semana que viene

Ayuntamientos están parcheando la situación con sus recursos o están inutilizados

Lavapiés en la playa de San Juan

Lavapiés en la playa de San Juan / Alex Domínguez

La reparación y mantenimiento de los lavapiés de las playas del litoral de la provincia de Alicante carece de contrato que debe gestionar la Generalitat. Son los ayuntamientos los que están asumiendo este servicio. Algunos cuentan con medios suficientes para abordarlo. Otros, ante averías de envergadura, han tenido que dejar de prestar el servicio en algunos puntos.

El problema está en que el nuevo contrato de mantenimiento y reparación de los lavapiés, que debía estar en marcha desde el pasado 1 de junio, todavía no está adjudicado para el litoral de Alicante. Una adjudicación que incluye reparación, mantenimiento y conservación de los lavapiés, la limpieza de la zona perimetral donde están -incluidas papeleras y pasarelas-, y la conservación de bombeos y canalizaciones.

Contrato

La información pública del contrato señala que están en marcha los correspondientes al litoral de las provincias de Castellón y València. Para la provincia de Alicante, sin embargo, faltan todavía por formalizarse los lotes 6,7,8 y 9 que abarcan desde Denia a Pilar de la Horadada. En total suman 890 lavapiés y duchas y 40 estaciones de bombeo de captación de agua del mar. En el litoral de Alicante solo está contratado el que permite mantener las infraestructuras lúdico-deportivas de juegos infantiles y juveniles, áreas biosaludables, zonas deportivas de vóley-playa o fútbol playa y la conservación de la cartelería de esos parques. 

Medios propios

Con la temporada turística ya avanzada los ayuntamientos no tienen otra opción desde hace casi mes y medio que movilizar medios propios o confiar en las empresas que han sido contratadas en anteriores ejercicios por la Generalitat para llevar a cabo ese servicio -y que probablemente se lo adjudiquen nuevamente-, y sufragar el coste con fondos municipales. No sin quejas por parte de los bañistas porque el servicio que se está prestando es de mínimos. Garantiza que el agua salga, no las condiciones de la instalación o que no se produzcan pérdidas y otros problemas.

Las poblaciones turísticas no han tenido ganas de hacer polémica con este asunto. Estamos en temporada alta y lo mejor es prestar el servicio, aunque sea de mínimos, al margen de la responsabilidad del Gobierno Valenciano y de que corra a cuenta de las arcas municipales. Los turistas son exigentes a la hora demandar este servicio.

Aspecto de los lavapiés  de la Playa Postiguet de Alicante

Aspecto de los lavapiés de la Playa Postiguet de Alicante / Jose Navarro

Algunos ejemplos

Algunas playas, además, cuentan con duchas y lavapiés gestionadas directamente por las administraciones locales, y que se combinan con la prestación de la Generalitat.

En la Vega Baja, los ayuntamientos de Guardamar del Segura, Torrevieja y Pilar de la Horadada están empleando medios municipales, sobre todo de fontanería, y salvo incidencias puntuales todos están en funcionamiento.

En Orihuela Costa, por el contrario, hay al menos once lavapiés que no prestan servicio y el Ayuntamiento se excusa con que no es algo de su competencia. El resto funciona sin un mantenimiento mínimo.

En una semana

Fuentes de la Conselleria de Turismo señalaron a INFORMACIÓN que la Generalitat es consciente de la preocupación de algunos ayuntamientos debido al retraso en la adjudicación de este servicio. Las mismas fuentes indicaron que se han dado problemas administrativos por lo que este año se ha retrasado «bastante» la adjudicación del servicio de mantenimiento de las infraestructuras de playas que son competencia de Turisme Comunitat Valenciana, como es el caso de los lavapiés.

3,3 millones de euros

Se trata de una contratación de 12 lotes, algunos de los cuales ya se han podido poner en marcha y funcionan con normalidad. «Esperamos que la semana que viene se haya podido completar el proceso y todos estén operativos», aseguran desde la Administración autonómica. La inversión prevista en conjunto para toda la Comunidad Valenciana en estas adjudicaciones para este verano y el de 2025 supera los 3,3 millones de euros.

El Campello y Santa Pola

En El Campello se da la circunstancia de que los lavapiés que gestiona directamente el Ayuntamiento sí que funcionan, mientras que los que son del Consell, no. En total, hay 84 aparatos, sesenta en la playa de Muchavista, 21 en la de Carrer la Mar y tres en las calas. Pues bien, de esos 84, no funcionan 51, treinta en Muchavista y 21 en Carrer la Mar. 

La empresa adjudicataria del servicio de reparación, mantenimiento y conservación en 2024 y 2025 ha explicado que está atada de pies y manos porque todavía no ha firmado el contrato. «No podemos ir a El Campello a reparar nada, sin contrato no podemos, nos han dicho que la semana que viene», ha asegurado la mercantil Boins. Mientras, los vecinos y turistas ven con perplejidad cómo en pleno verano, cuando acuden a los lavapiés a quitarse la arena antes de salir de la playa, no funcionan los aparatos. «Este no va, pero hay otro un poco más lejos que sí, se sabe porque hay cola, claro», afirma Carmen Pérez, de 75 años y que viene de Albacete a pasar quince días.

«Cuando me vuelva a casa lo mismo siguen sin funcionar, no puede ser que ocurra esto en julio», añade. Otro vecino, Carlos Juárez, de Madrid, jubilado de 72 años, pasará todo el verano en El Campello. «Para los mayores son muy cómodos los lavapiés y claro, ahora es un engorro; a veces lo que hago es que me voy paseando hasta llegar al que funciona, aunque toca esperar», sostiene.

Playa de Muchavista de El Campello donde los lavapiés no funcionan

Playa de Muchavista de El Campello donde los lavapiés no funcionan / Alex Domínguez

Es cosa de la Generalitat

El Ayuntamiento ha recordado en las últimas semanas que los lavapiés que no funcionan no son competencia municipal, sino autonómica, y que aquellos cuyo funcionamiento sí les compete están a pleno rendimiento. La zona sin servicio para el lavado de pies se extiende alrededor de un kilómetro de costa, desde la altura del carrer dels Mariners hasta el Rincón de la Zofra. 

En Santa Pola el servicio de lavapiés tampoco está funcionando en su totalidad y hay tramos en los que está inoperativo, lo que ha despertado las críticas de los bañistas. Desde el Ayuntamiento indican que están sin servicio de mantenimiento de Turisme y que el Ayuntamiento «está capeando» la situación mientras interviene la Administración autonómica.

Arena

Aunque pueda resultar algo secundario los lavapiés no solo cumplen una función higiénica de retirar la arena. También cumplen su función medioambiental para que toneladas de arena se queden en la playa todos los veranos y no en las chanclas de los bañistas, y de ahí a las calles o al alcantarillado. 

¿Agua dulce para los lavapiés?

Todavía hoy quedan lavapiés adscritos a la red de la Generalitat que reciben suministro de agua dulce. Son pocos, pero los hay porque no todos tienen técnicamente la posibilidad de conectarse a las bombeos de agua del mar.

Las instalaciones de lavapiés y duchas son más complejas de lo que podría parecer a simple vista cuando deben alimentarse de agua del mar.

Los municipios intentan que los bañistas den por hecho que todos los lavapiés y duchas funcionan con agua no potable para evitar sustracciones de agua y una imagen cuestionable de ahorro de agua.

Suscríbete para seguir leyendo