Tanto el horno como los cristales son difíciles de limpiar. Necesitas conocer ciertos trucos para tenerlos a punto si no quieres pasarte horas y horas con la bayeta a cuestas. Y uno de esos te lo desvelamos hoy. ¿Sabías que puedes usar el agua oxigenada para limpiar el horno, revivir viejas sartenes o dejar el espejo como nuevo? Pues no desprecies lo que puedas hacer con esta "sustancia" que tienes en casa y a la que no sueles prestar excesiva atención.

Si te han quedado manchas en ollas o sartenes haz una pasta con agua oxigenada y bicarbonato. Frota sobre la suciedad, deja reposar y luego remueve con una esponja y agua caliente.

Si usas agua oxigenada y agua del grifo a partes iguales puedes tener una mezcla que, introducida en un vaporizador, puedes usar para limpiar el horno, los espejos y los azulejos. No te dejará huella alguna ni te hará que se gaste demasiado ninguno de estos objetos. De todas maneras no todos los espejos son iguales. Prueba la mezcla (que puede ser incluso más efectiva si usas en lugar de una bayeta un papel de periódico) y comprueba tú mismo los resultados verás si te convence y si puedes seguir utilizando este truco o prefieres buscar otros.

Trucos de limpieza

Recuerda que de forma periódica puedes encontrar en nuestra sección de Decoración trucos de limpieza que pretenden mejorar tu calidad de vida. No tienes que pasar mucho tiempo con la bayeta en la mano ni tienes que gastarte mucho dinero. Más bien al contrario, hay soluciones caseras que dan mejores resultados. Si sabes cómo limpiar todo va a ser más fácil. Ahorrarás mucho dinero y vas a conseguir también tener más tiempo libre, que todo importa y todo suma.

Por ejemplo, en las últimas semanas te hemos contado el producto para el baño que arrasa en ventas y ha revolucionado la limpieza. De igual forma, te hemos explicado 10 cosas que no sabías que se podían meter en la lavadora.