La limpieza del hogar despierta muchas dudas. Y es que, aunque se trata de una tarea cotidiana, muchos dudan sobre qué productos usar o no para limpiar ciertas superficies en las que se nota mucho el paso del tiempo. Esto ocurre, por ejemplo, con muebles como mesitas y también con las ventanas y espejos. Es por ello que, a continuación, te presentamos un truco ecológico, sencillo y económico sobre cómo limpiar los cristales.

El proceso es muy sencillo, solo necesitamos algo tan básico como vinagre blanco, agua tibia y un bote que difumine el líquido, un recipiente que vaporice, tipo spray. Hay que rellenar unos dos o tres dedos del recipiente con el vinagre blanco y después el resto con agua tibia.

Una vez tengamos los dos líquidos juntos tenemos que agitar un poco para que se mezclen bien el vinagre y el agua, después pulverizaremos todo el espejo sin miedo de manera generosa. Con la ayuda de dos bayetas de microfibra lograremos nuestro propósito de tener limpio y como nunca el espejo de nuestro baño, nuestra entrada de casa o nuestra habitación. Una de estas bayetas nos ayudará a esparcir toda nuestra mezcla por la superficie total del espejo, la otra de ellas será, como ya habrás imaginado para secarlo.

Seguro que muchas veces te has preguntado si la bayeta que estás usando es la adecuada para limpiar los cristales. Pues tenemos una solución. Para mejorar el resultado de las ventanas lo mejor que puedes usar es papel de periódico. Una vez que tengas toda la ventana limpia lo pasas por encima. Si no tienes también podrás apañarte con un poco de papel de cocina. Seguro que los resultados te van a sorprender.

Trucos de limpieza

Te puede interesar:

Recuerda que de forma periódica puedes encontrar en nuestra sección de Decoración trucos de limpieza, especialmente para limpiar el hogar, que pretenden mejorar tu calidad de vida. No tienes que pasar mucho tiempo con la bayeta en la mano ni tienes que gastarte mucho dinero. Más bien al contrario, hay soluciones caseras que dan mejores resultados. Si sabes cómo limpiar todo va a ser más fácil. Ahorrarás mucho dinero y vas a conseguir también tener más tiempo libre, que todo importa y todo suma.

Por ejemplo, en esta última semana te hemos contado los productos de limpieza que no debes mezclar. De igual forma, te hemos ofrecido el truco casero para limpiar la mampara de la ducha sin mucho esfuerzo.