Las tareas de limpieza de la casa son arduas y, sinceramente, no son lo que más nos apetece hacer cuando tenemos algo de tiempo libre. Pero si te contamos que con un solo producto podrás dejar tu casa como los chorros del oro, quizá el asunto empiece a mejorar y puedas incluirlo entre tus trucos de limpieza.

Se trata de un producto de toda la vida, que seguro que tienes en casa, y que puedes utilizar para limpiar casi cualquier superficie. Además es barato: el bicarbonato de sodio. Lo puedes encontrar en cualquier supermercado y el bote de 300 gramos ronda los 50 céntimos. Así que ya no tienes excusa.

Usos del bicarbonato de sodio en la cocina

  • En el lavavajillas. Puedes usarlo para eliminar los olores espolvoreando unas cucharadas en en la parte interior y poniendo un ciclo de lavado habitual.
  • En la lavadora. Un vasito de bicarbonato en el cajetín del detergente y otro vasito de vinagre. Cierra la tapa y pon un programa corto o si tu lavadora cuenta con un programa propio de limpieza usa ese.
  • En la vitrocerámica. También lo podrás usar como aliado del vinagre. Pon 2 cucharadas de bicarbonato de socio con 10 cl de agua y extiéndelo por la placa. Échale un chorro de vinagre por encima y déjalo durante 5 minutos. Retíralo con una bayeta.
  • En el microondas. Pon en un recipiente dos cucharadas de bicarbonato y medio litro de agua. Calienta la mezcla durante 5 minutos en el microondas a máxima potencia. Se generará un vapor que te ayudará a desincrustar la suciedad.
  • Para las ollas quemadas. Vuelve a mezclar vinagre y bicarbonato hasta que crees una pasta. Extiéndela por la olla y déjala durante 10-20 minutos. Frota bien con un estropajo de aluminio y verás el resultado.
  • Para el horno. La mezcla con el vinagre también sirve para el horno. Mezcla unas 10 cucharadas de bicarbonato, 4 de agua y 3 de vinagre hasta lograr una masa uniforme. Extiéndela por el horno y déjala actuar unas horas. Después la aclaramos con con agua o con un spray de agua y vinagre. La suciedad se desprende sola.

Usos del bicarbonato de sodio en el baño

El baño es otro de los espacios que más suciedad acumulan dentro de la casa. Bacterias y todo tipo de residuos se pueden acumular, sobretodo en el inodoro y en el lavabo. El bicarbonato de sodio también te puede servir aquí.

Mezcla medio litro de agua, dos cucharadas de bicarbonato y media taza de vinagre blanco. Cuidado con la efervescencia que se genera. Una vez acabe esta coge una esponja y extiende la mezcla por el inodoro, el lavabo y aquellas parte de la ducha o la bañera con la suciedad más incrustada. Aclara bien con agua y seca con un paño. Quedará todo reluciente.

Trucos limpieza: El baño es una de las zonas que más suciedad y bacterias acumula Freepik

Otros usos del bicarbonato de sodio

En Internet hay infinidad de usos del bicarbonato de sodio. Desde la limpieza de colchones que te contamos aquí pasando por tapetes, joyas, muebles, cepillos y peines, quitar óxido, limpiar ortondoncias dentales y dentaduras postizas, para eliminar cucarachas o quitar los malos olores de la ropa. Aquí también te contábamos cómo limpiar la plata con bicarbonato.