Polvo, pelusas, pelos... No hay manera de quitarlo todo con la escoba, siempre hay algo que se "escapa". Te contamos un truco para que puedas recogerlo todo de manera fácil y sencilla y sobre todo barata. Sólo tendrás que utilizar dos cosas que tienes en casa: una escoba y una media.

Una "pareja" extraña pero que "casa" muy bien a la hora de recoger la suciedad del suelo. Es fácil y sólo te llevará medio minuto. Busca una media de nylon vieja o rota que tengas abandonada en el cajón. Envuelves las cerdas de la escoba con ella y lo tienes listo.

La media atraerá la suciedad y el polvo a la escoba y evitará que acabe en otros sitios inaccesibles. Además, te será muy fácil recogerlo todo.

Te puede interesar:

Cuando termines sólo tienes que retirar la media con cuidado y si no está muy sucia puedes quitar las pelusas y volverla a utilizar. Así que ya sabes no tires tus medias viejas y aprovéchalas para la limpieza.