Tener una bayeta limpia y completamente desinfectada es una de las cosas más importantes a tener en cuenta en nuestra cocina. Se trata de uno de los utensilios más usados y también de los más sufridos ya que se ensucian con mucha frecuencia y su correcto lavado es importante para evitar problemas como intoxicaciones alimentarias por las bacterias que se pueden acumular en los trapos.

En las bayetas se crían los "biofilms", unas colonias de bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud. También suelen aparecer con frecuencia en utensilios de madera.

Trucos de limpieza

En primer lugar, las bayetas hay que lavarlas con mucha frecuencia. Dicho esto, la mejor forma de hacerlo es en la lavadora a unos 60 grados con un detergente neutro.

Otro truco para quienes no acumulan suficientes bayetas para lavar o no quieren mezclarlas en la lavadora con el resto de la ropa es lavarlas al microondas. Basta con meterlas en un recipiente con agua y jabón neutro e introducirlo en el microondas. Hecho esto, tocaría aclararlas y escurrirlas muy bien para que se sequen lo antes posible.

La medida extrema cuando las bayetas están muy sucias es introducirlas en agua con lejía, pero esto no es del todo recomendable. De hacerlo, el trapo no puede estar en remojo más de diez minutos.

Te puede interesar:

Cinco usos del bicarbonato para limpiar tu casa

Trucos limpieza: Cinco usos del bicarbonato para limpiar tu casa