¿Eres una de esas personas que dicen “siempre se me mueren las plantas”? En ocasiones la solución pasa por saber cómo cuidarlas, regarlas, qué ubicación (si son de interior o de exterior) elegir para ellas o si necesitas abonarlas de algún modo. Sin embargo, en ocasiones el truco para tener las plantas en el mejor estado posible pasa por soluciones tan sencillas que quizás no habrías podido imaginar. Hay que tener en cuenta que las plantas son seres especialmente sensibles al entorno y que necesitan, por lo general, pocos cuidados, aunque estos deben ser muy específicos.

Cambiarlas de lugar

Si tu planta está pocha y sigues un adecuado seguimiento de riego y cuidados, quizá te esté mandado una señal: No está a gusto en el sitio que has elegido para ella en casa. Así es, las plantas son muy sensibles a las temperaturas, luz, aire y ambiente en general de los lugares que habitan y pueden morir si su lugar de “residencia” no les gusta. Prueba a cambiarla de ubicación en el caso de que la tierra no esté demasiado húmeda, seca, o compruebes que sus hojas y flores están libres de hongos y otros parásitos.

¬ŅSiempre se te mueren las plantas? Cu√≠dalas con estos sencillos trucos

Que tus plantas no estén solas

Algo que quizá te sorprenda si no sabes por qué siempre se secan tus plantas es que no les gusta estar solas. Si tienes una planta que empieza a ponerse pocha, se seca o no crece al ritmo que debería la solución pueda estar en ponerla al lado de otras plantas para evitar que estén solas. En muchísimas ocasiones este sencillo gesto hará que vuelvan a “revivir”. 

Exceso de agua

En ocasiones pensamos que es necesario regar todas las plantas todos los días, un error común que hará que "ahogues" muchas especies que no requieren demasiada humedad para sobrevivir. Infórmate antes de empezar a cuidar una planta sobre el tipo de agua que necesita y ten en cuenta el calor de la zona donde vas a ubicarla para evitar que esta se evapore.

¬ŅSiempre se te mueren las plantas? Cu√≠dalas con estos sencillos trucos

Cómo regar tus plantas

En ocasiones dejar agua estancada debajo del plato no es lo más indicado para que nuestra planta "beba". Dependiendo del tipo de raíz y especie, quizá sea más conveniente regar por encima, humedeciendo la tierra directamente por debajo del tronco.

Cambiar la tierra

La tierra es algo esencial para las plantas, de ella depende su vida y no solemos hacerle el caso que deberíamos. Quizá tu planta te esté pidiendo a gritos un cambio de tierra, ya sea porque ha crecido y no le caben las raíces en la maceta (que deberás cambiar a una más grande) o porque necesita tierra oxigenada con más nutrientes.

Te puede interesar:

Regar sin cal

El agua en toda la zona de Alicante es "gorda", o, lo que es lo mismo, tiene una gran cantidad de cal. Intenta regar con agua con la menor cal posible. Ten en cuenta que muchas plantas no provienen de la zona del Mediterráneo, por lo que pueden estar "esperando" ser regadas con un agua mucho más fina.