¿Cada cuánto limpias la tapicería del coche? Pues deberías hacerlo, al menos, una vez al año. Se trata de una parte fundamental del vehículo y su correcto mantenimiento te ayudará a estar más cómodo y a que dure más tiempo.

Algunos asientos llevan fundas y son fáciles de limpiar, pero cómo limpiarlos si no son desenfundables. Aquí tienes una serie de recomendaciones para que el interior de tu coche luzca como el primer día.

Cómo limpiar la tapicería

Habrá muchos sofás o sillas que no podrás desenfundar, por lo que tendrás que limpiarlos a mano. Comienza limpiando la parte más superficial del mueble con una aspiradora, llevándote con ella todo el polvo y los ácaros que estén sobre él. Si se trata de un sofá grande y no puedes llegar a todos los rincones con la aspiradora, puedes ayudarte de un cepillo.

Una vez hayas eliminado todo el polvo, comienza a limpiarlo con un poco de amoniaco diluido en agua templada. Humedece un paño en la mezcla y frota sobre toda la tapicería de arriba hacia abajo.

Cuando el mueble esté completamente seco podrás revisar si tiene alguna mancha. En ese caso, puedes utilizar un limpia manchas convencional apto para tapicerías que encontrarás en las tiendas o crear uno casero.

Cómo limpiar la tapicería de cuero del coche

Los asientos de cuero son los que más cuidados requieren, ya que no deja de ser piel y, como tal, se acaba deteriorando por los rayos UV y la deshidratación. Por ello, su limpieza y mantenimiento debe ser muy cuidadosa:

  1.  Aspira en profundidad toda la superficie.
  2.  Aplica un limpiador específico para cuero en un cepillo de cerdas naturales y aplícalo por toda la superficie, sin frotar. Ten en cuenta que los limpiadores más recomendados son los que contienen glicerina o lanolina.
  3.  Deja actuar el producto unos segundos y vuelve a pasar el cepillo impregnado en el limpiador.
  4.  Retira la suciedad con una toalla de microfibra seca o ligeramente humedecida en agua.
  5.  Aplica una pequeña cantidad de acondicionador específico para cuero en una bayeta de microfibra y extiéndela por la tapicería para hidratar y nutrir la piel.
  6.  Deja actuar el acondicionador unos minutos para que penetre en el cuero y acto seguido elimina la cantidad sobrante con una bayeta de microfibra seca.

Cómo limpiar la tapicería de polipiel del coche

Este material es el sustituto perfecto del cuero, ya que estéticamente son muy similares, pero la polipiel requiere de menos cuidados y su limpieza es bastante más sencilla. Para mantener el cuero sintético de tus asientos en perfectas condiciones sigue estos pasos:

  1.  Aspira en profundidad toda la superficie.
  2.  Frota la superficie con un trapo humedecido en agua y jabón neutro.
  3.  Enjuaga toda la superficie con la ayuda de un trapo humedecido en agua.
  4.  Seca la superficie con una toalla.

Trucos limpieza coche | Cómo limpiar tu coche este remedio casero Freepik

Cómo limpiar la tapicería de alcántara

La alcántara es un material sintético versátil parecido al Ante que se emplea en el tapizado de coches con cierto grado de lujo. Además de tener que aspirar el polvo de los asientos regularmente, debes seguir estos pasos para su mantenimiento:

  1.  Aspira en profundidad toda la superficie.
  2.  Humedece un paño de algodón en agua y pásalo suavemente por toda la superficie mediante movimientos circulares.
  3.  Una vez al año es recomendable que desenfundes los asientos e introduzcas la tela en la lavadora. Es recomendable encender un programa de lavado corto, a no más de 30 grados, sin centrifugado ni secadora. Emplea un detergente neutro y no eches suavizante. En caso de tener que plancharlo, acuérdate de poner siempre un paño entre la plancha y la tapicería.
  4.  Si no puedes desenfundar el asiento, límpialo con la ayuda de una esponja humedecida en agua y déjalo secar de forma natural durante varias hora.

¿Cómo preparar un limpiador de tapicerías casero?

Para eliminar manchas difíciles de sofás, sillas o tapicerías de coche puedes utilizar percarbonato de sodio. Disuelve 2 o 3 cucharadas de este potente quitamanchas natural en un litro de agua caliente y aplica la solución sobre las manchas. Déjalo actuar entre 5 y 10 minutos, frótalo con un cepillo, acláralo con abundante agua y déjalo secar para comprobar su efecto.

Lo mejor es que antes de utilizar este truco casero para limpiar tapicerías pruebes en una pequeña parte del tejido poco visible para asegurarte de que no lo decolorará.

Otros trucos para limpiar la tapicería

Existen otra serie de trucos caseros que te ayudarán a deshacerte de las manchas de los muebles tapizados. La sal es un blanqueador natural que te ayudará a eliminar las manchas de grasa. Mezcla un poco de sal con un poco de zumo de limón y frótala sobre la mancha para eliminarla sin alterar la composición del tejido.