El invierno se acerca y con él también llega el cambio de armario y ropa de cama. En cuanto llega el frío uno de los clásicos en muchos hogares es sacar directamente la funda nórdica del armario. Sin embargo, aquellas personas que aún no se han hecho con un nórdico pero están pensando en comprar uno pueden tener dudas y es muy normal hacerse la clásica pregunta: ¿Qué me conviene más, plumas de pato u oca o sintético para mi edredón?

Como todo, la elección de la funda nórdica y su composición dependerá de varios factores a tener en cuenta además del factor económico. Como en el tema de colchones, cojines o, hasta incluso la misma ropa que nos ponemos, no a todo el mundo le funciona igual de bien cada material.

A continuación analizaremos las características de cada tipo de colchón: precio, materiales, calidad, lavado y resultados.

Edredón de plumón o pluma natural

Es importante tener en cuenta que no es lo mismo el edredón de plumón o de pluma. Además, también supondrá una diferencia si estamos hablando de las plumas o plumones de pato o de oca.

El plumón es mucho más suave y ligero que la pluma, además de transpirable y calentito. En cuanto a calidad, es mucho mejor el plumón que la pluma al ser más aislante y pesar menos (sobre todo si, además, es plumón de oca y no de pato) y su proceso de fabricación es muy laborioso, por lo que también repercutirá en el precio. Es importante que tengas en cuenta que el hecho de que sea transpirable hace que el plumón sea ideal para dormir calentito sin sudar.

¿Cómo lavar mi edredón nórdico de plumón?

Algo que debes tener en cuenta es que no se puede lavar el edredón nórdico de plumón en la lavadora, debes llevarlo a una tintorería o lugar especializado, pues de mojarlo el plumón se apelmazaría y se echaría a perder. También ten en cuenta que, al estar compuesto por un producto 100% natural, el plumón tiene una vida limitada.

Los edredones de fibra son más hipoalergénicos que los fabricados con plumón de pato u oca.

Edredón de fibra sintético

No se trata de que el edredón de fibra (sintético) sea peor que el edredón de plumón o plumas. Este tipo de material tiene otras cualidades con las que los edredones naturales no pueden competir.

La primera cualidad indiscutible es el precio: los edredones de fibra son mucho más baratos que los de plumón natural.

La segunda característica de estos edredones a tener en cuenta es que, al ser sintéticos, son también hipoalergénicos.

Además, su relleno no se apelmaza, se pueden lavar a máquina y son muy resistentes a la humedad ambiental (importante este dato en Alicante). Tienen, en definitiva, una vida mucho más larga que las de plumón natural y son más cómodos a la hora de lavar y guardar de un año para otro. Sin embargo hay que tener en cuenta que siguen siendo menos transpirables y si sudas mucho por la noche, quizá te conviene mejor optar por lo más natural.

Si bien es cierto que el plumón suele dar los mejores resultados, es importante que estudies bien tus necesidades y te decantes por aquella opción que, al fin, te sirva mejor según si eres alérgico, si sueles sudar mucho por la noche, si refieres una manta más ligera a una que pueda pesar un poco más o si te da mucha pereza tener que ir al tinte en lugar de meter el edredón directamente a la lavadora antes de guardar tu nórdico.